Pixels Animation Studios acaBA de presentar la nueva versión de su paquete de modelado, animación y render 3-D Pixels:3D 3.5. Ya el año pasado esta misma empresa había lanzado la versión 3 con una posterior actualización a la versión 3.2.

Este paquete es conocido únicamente entre los usuarios de la plataforma Macintosh, puesto que es una de las herramientas que sólo existen para Mac OS, un hecho bastante diferenciador para el mercado en el que se encuentra, pero que en modo alguno influye de forma negativa en su potencia; más aún si tenemos en cuenta que los requerimientos de este paquete son los mismos que para la versión anterior, aunque en este caso se deba usar la versión 8.5.1 o superior de Mac OS.

El origen de esta aplicación de generación tridimensional está en la necesidad que se planteó hace unos años la firma californiana Pixels de encontrar alguna herramienta en el mercado que supliese las carencias de otros paquetes 3-D. Al no dar con una aplicación que les convenciese, decidieron crearla ellos mismos. Y así nació Pixels: 3D.

La Aplicación

Básicamente, Pixels:3D es un modelador de NURBS con bastantes posibilidades debido, esencialmente, a la gran cantidad de splines que se pueden utilizar (de hecho el abanico de tipos de splines o curvas es de los más amplios del mercado) aunque también pueden usarse las primitivas que el programa genera y que resultan igualmente editables. A partir de ahí, también incluye las típicas herramientas que se encuentran en todas las aplicaciones del sector: revolución, extrusión, recubrimiento de piel… además de las consabidas funciones booleanas.

Sin embargo no son éstas las herramientas más destacables del producto, sino aquellas que permiten moldear y deformar cualquier objeto complejo en pantalla. Entre éstas últimas cabe destacar las de push/pull, join, sculpt, herramientas que permiten generar deformaciones en zonas muy precisas y de manera muy sencilla, e inclusive la introducción de cualquier mapa de bits como base para la generación de una superficie. Entre todas ellas destacan dos herramientas: Fusion y Collide, la segunda genera objetos NURBS nuevos a partir de la interacción de dos objetos editados, mientras que la primera ofrece la posibilidad de crear un objeto totalmente nuevo a partir de la “mezcla” de varias geometrías y de las texturas aplicadas, permitiendo, de este modo, el paso de una textura a otra de forma fluida y gradual.

Resulta evidente que el principal objetivo de este programa es dirigirse a los modeladores. Así encontramos funciones que sólo aparecen en aquellos programas dirigidos a los profesionales de sistemas de altas prestaciones como EIAS, SoftImage o FormZ. Hay ciertas características que son destacables: por ejemplo, la posibilidad de crear objetos complejos a través de capas, cada una de ellas modificable y exportable. La utilización del MorphMaker, un editor con el que generar rápidamente distintos gestos del objeto para realizar posteriormente transiciones entre ellas, permite desarrollar expresiones con gran facilidad. Desde luego se trata de una herramienta de gran potencial para la animación de personajes digitales y que resulta difícil encontrar en otros paquetes de diseño 3-D, incluso de precios mucho más altos.

En cuanto a la aportación en el aspecto de la animación, Pixels:3D ofrece la utilización de huesos con edición de vértices; es decir, cada hueso lleva asignado una serie de vértices del objeto, para que sólo influya sobre estos y no sobre otros adyacentes, de manera que resulta muy simple realizar la animación de las partes sin temor a que se produzcan los tan indeseables efectos de desgarre en la malla de le objeto. Además, y complementando esta magnífica función, la aplicación utiliza de forma sobresaliente la Cinemática inversa (CI), lo cual permite dotar de movimientos muy fluidos y reales a los personajes creados con ella.

Sin embargo, una de las áreas con más potencia de Pixels:3D, y al mismo tiempo menos utilizada por los usuarios, es su arquitectura abierta y sus propiedades de generación de scripts. Esto último permite controlar virtualmente cualquier aspecto del modelado, render y animación de los personajes, cualquier elemento del proceso y su visualización en el History, un historial similar al de Photoshop que traduce en guiones cualquier paso realizado en el programa, lo cual otorga la posibilidad al usuario de guardar cada proceso o lote de procesos en este formato y su posterior uso en cualquier objeto o escena.

Importación y exportación

Este programa sigue la tendencia actual de permitir la importación de la mayor cantidad de formatos 3-D, como por ejemplo DXF, 3DMF, Illustrator, PixelPutty, Biovisión .bva, OBJ, MagPie, además de otras geometrías, materiales y scripts. También se ha hecho hincapié en las posibilidades de exportación, y entre los formatos que se encuentran resaltan 3DMF, RIB, MultipleRIB, Tag Map, 3DGF y DXF.

En cuanto a los formatos de exportación de los resultados, la aplicación sólo recoge un único formato que es PICT, con lo cual el usuario se verá obligado a realizar una secuencia de imágenes cada vez que quiera generar una animación (aspecto que no resulta nada común entre los profesionales del diseño 3-D), lo que resulta bastante engorroso por la necesidad de contar con una segunda aplicación que se dedique a estos menesteres. Bien es cierto que con tener la versión PRO de QuickTime podrá solventar este problema.

Buscar la textura perfecta

Después de todo lo expuesto, todavía queda una herramienta que sobresale del resto de las funciones ofrecidas por el programa. Se trata del impresionante gestor de materiales o shaders gracias, sobre todo, a que está basado en el mismo lenguaje de descripción de superficies y renderizado que PRenderman, el generador de texturas y render de la firma Pixar, la “otra” empresa de Steve Jobs. Este editor es compatible incluso con los materiales creados en el programa de Pixar, permitiendo exportar e importar cualquier archivo de textura en formato RIB o multipleRIB. De hecho en el propio CD que acompaña al instalador de la aplicación se encuentra una carpeta con algunas muestras de materiales creados por este editor (ShaderMaker) y por Prenderman. Para que se hagan una idea de la calidad de los materiales que pueden crearse con PRenderMan y, por consiguiente, utilizarse en el generador de Pixels:3D, sólo es necesario que echen un vistazo a cualquiera de las últimas películas que este estudio de animación tiene en el mercado.

El render

Entre las herramientas que se pueden encontrar en el módulo de render cabe destacar la personalización del número de fotogramas por segundo, la posibilidad de asignar la profundidad de campo, desenfoque por movimiento, niebla, el suavizado de contornos (antialiasing) y generación de campos pares e impares para la salida en formato NTSC. Por supuesto, cada uno de estos parámetros es editable, con lo cual se pueden buscar aquellas preferencias que conlleven una mejor relación tiempo/calidad del render final de cada escena.

La calidad del render es bastante aceptable, aunque algunos elementos deberían tener mayores cotas de personalización para ahondar más en la calidad final de la imagen. Por el contrario, la velocidad del render de pantalla, así como del render final, se han multiplicado considerablemente, facilitando la tarea de