DIEZ MOTIVOS PARA USAR UN MAC

Si no sabe cómo convencer a sus amigos, familiares... o incluso a usted mismo, le mostramos cómo hacerlo.

1. Adelantar el futuro

2. No sólo hierro

3. Los verdaderos ordenadores "compatibles"

4. También puede utilizar Windows

5. Sistema operativo moderno

6. Desarrolladores

7. La lucha del Megahertzio

8. La "mezcla" perfecta

9. ¿Es más caro un Mac?

10. Mentes inquietas

No estamos solos

Más información

En 1984 Apple anunció el Macintosh con un espectacular anuncio dirigido por Ridley Scott durante el intermedio de la Superbowl. El color de la manzana irrumpía en el mundo gris de la informática. Romper con lo establecido? En 1998 Apple inició una nueva revolución y escogió un nuevo lema: "Piensa diferente". En ambos casos se trata del mismo mensaje: no se trata sólo de rebeldía frente a lo establecido, sino de una forma distinta (y más sencilla) de entender y hacer las cosas.

Desde sus orígenes hasta la fecha Apple no ha cambiado su filosofía: crear productos que no sólo destaquen por sus características sino que estén muy bien diseñados y pensados para las personas que los van a manejar. Diseño útil y sencillez para crear. Informática, en definitiva, para no informáticos.

Lo cierto es que, para bien o para mal, pocas empresas de la industria informática levantan tantas pasiones como Apple. Muchas veces por el carisma de quienes formaron y forman parte de la compañía, por sus productos, estrategias, alianzas y resultados económicos. Otras para comparar el rendimiento de sus equipos frente a los basados en Windows. Pero en un mundo de clónicos, y no sólo de productos de informática, Apple ha conseguido algo único: proporcionar ordenadores personales y productos que en muchas ocasiones están por delante de los que utilizan el 95 por ciento del resto de usuarios.

¿Qué es lo que nos mueve a la gran minoría de usuarios Apple a seguir con los Macintosh, cuando en principio puede parecer que representa más inconvenientes que ventajas?

1. Adelantar el futuro

Desde sus orígenes Apple no sólo han destacado por la excelencia en el diseño sino también por la innovación. Los Mac fueron los primeros ordenadores en incorporar interfaz gráfica, color, sonido de calidad, y soporte PostScript, estableciéndose como la plataforma preferida para diseñadores y músicos.

En la era multimedia también dotó a sus ordenadores de unidad lectora CD-ROM e introdujo una de las tecnologías más importantes: QuickTime. Con ella el Mac mantenía su liderazgo en el terreno del diseño y facilitaba a sus usuarios la creación en los nuevos mercados multimedia y audiovisuales.

Y en la era actual, los Mac están excelentemente equipados para la edición de vídeo digital (a nivel doméstico y profesional), la autoría DVD y para el diseño Web y 3-D.

El nuevo iMac es el último representante de la innovación, el diseño útil y las prestaciones con un precio muy sugerente; ordenador personal con el que Apple da un portazo a la era de los monitores CRT.

Apple también ha sido el primer fabricante en lanzar un equipo con unidad DVD-R integrada y proporcionar un software sencillo de usar con el que realizar proyectos sin necesidad de ser expertos en la materia. Un reproductor MP3 (el iPod) que muchos representantes de la prensa especializada no han dudado en calificar como el mejor y más sencillo de utilizar, y un renovado iMac que es decididamente único en diseño y prestaciones. El primer equipo doméstico que incorpora una pantalla TFT de matriz activa, unidad DVD-R y un procesador PowerPC G4 con el que se evidencia el siguiente paso de Apple: la tan esperada, y retrasada, incorporación del PowerPC G5 en sus equipos de sobremesa de gama alta con el que seguramente se supere con creces la "mitificada" barrera del Gigahertzio.