Hacía más de un año que Metacreations no se decidía a lanzar una nueva versión de Poser, quizá porque el nivel conseguido por la versión 3 dejó tan buen sabor de boca que se permitió a los usuarios de Poser saborear bien la herramienta y que experimentaran con ella a fondo. Y lo cierto es que, aunque se trata de una herramienta que necesita algún tiempo para dominarse completamente, no hacen falta muchas horas para comenzar a obtener buenos resultados y descubrir algunos trucos. En realidad, la interfaz en sí ya lo pone muy fácil, ya que recuerda a otras aplicaciones de Metacreations. No se ha cambiado casi ningún elemento de la versión 3 en la interfaz, que mantiene su peculiar aspecto, sus virtudes y algunos de sus defectos.

3-D Realista

Poser 4 incorpora muchas mejoras, no precisamente en su aspecto externo, pero sí en sus prestaciones. Para empezar, los modelos generados en 3-D son algo más realistas que en la anterior versión (que ya supuso un importante avance en su momento). Las expresiones de las caras alcanzan rasgos más creíbles, incluso sin aplicar alguno de los numerosos efectos de pronunciación de algunos fonemas, que siguen encontrándose en las librerías. Se ha mejorado, sobre todo, en la suavidad de los rasgos y en la progresividad de los movimientos, que disimulan mejor los polígonos que componen las figuras. Las extremidades masculinas y femeninas pueden modificarse de cualquier forma, incluso adoptando posturas imposibles, y seguirán conservando su grado de realismo.

Los controles sobre el modelo son los mismos que en la versión 3, con botones de giro, posición, rotación, escala o relleno de color, pero esta versión permite mayor capacidad de personalización de los rasgos a partir de un modelo. Se deja más libertad a la hora de modificar un rasgo facial o una parte del cuerpo, cosa que antes era más difícil (se tenía que acudir a otra aplicación), y se puede hacer mediante la combinación de las herramientas de escala, posicionamiento y deformación, junto con los diales de parámetros que se controlan con el ratón.

Estos rasgos pueden ser generados por el usuario o pueden basarse en las surtidas librerías que incluye Poser 4 sobre cada elemento del modelo. La biblioteca de modelos y accesorios también ha aumentado respecto a otras versiones, y en esta se incluyen hasta setenta modelos (masculinos, femeninos, animales y otros), complementos (ropa, objetos), movimientos, posturas, expresiones, etc. También existen diferentes tipos de enfoque de cámara, aparte de los controles que ya de por sí ofrece la herramienta en cuanto a modos de mostrar el modelo en la interfaz. Combinando los mandos de rotación y los ejes de abscisas y ordenadas se puede obtener cualquier tipo de enfoque y punto de vista sobre el objeto. Estos mandos resultan un tanto complicados a primera vista, y sería recomendable simplificarlos, ya que resultan poco prácticos a la hora de compaginarlos entre sí.

A esta capacidad hay que añadir el mayor control sobre los ángulos de luz, situaciones de iluminación y propiedades de luz y el color sobre el modelo, a través del mando de control esférico de la luz y el enfoque en la parte superior izquierda de la interfaz, que resulta tan eficaz como sencillo de usar. De esta forma, es posible reproducir en un modelo casi cualquier situación de luz, posición y profundidad. Estos controles, a pesar de que no pueden manejarse cuando se reproducen películas o movimientos (ya que interrumpen la proyección), se muestran en tiempo real sobre el modelo concreto.

Poser 4 mantiene la capacidad de que todas las partes del cuerpo se vean afectadas si se modifica una de ellas, vinculándolas a la unidad del cuerpo. Esta interesante característica, que se puede desactivar desde un menú, se relaciona con la creación de cadenas automáticas, aunque pueden romperse si se desea, para que una postura no afecte al resto de la anatomía.

Ropajes móviles. Todas estas cualidades las posee también ahora, la ropa del modelo, que puede modificarse independientemente del individuo, con su propia jerarquía de movimientos vinculados. Incluso se permite la asignación de superficies o materiales a las prendas, creando sensación de relieve.

Las prioridades de cada elemento que interviene en el proceso 3-D pueden modificarse desde un panel editor de jerarquías, pero según está definido por omisión en Poser, cada miembro del cuerpo ya presenta una jerarquía lógica de movimiento que se refleja en el mapa de textura. Todo esto será muy importante a la hora de generar animaciones 3-D, una de las partes más atractivas de este programa.

Marionetas virtuales

Precisamente, la animación de modelos 3-D es una de las partes que más se han renovado en Poser 4 para facilitar su salida a la Web. Los controles de animación resultan en ocasiones poco consistentes, y pueden producir algunos pequeños fallos de visualización o ruidos, pero se ha mejorado la capacidad de incluir pistas de sonido, líneas de tiempo, cuñas y secuencias interpoladas. Estos controles permiten, por ejemplo, simular movimientos de caminar, a partir de un módulo predefinido, o generando una trayectoria propia.

La paleta de animación da acceso a los parámetros de ajuste de la línea temporal en la que se desee introducir un movimiento o acción concreta en el modelo. Ofrece controles sobre cualquier extremidad y parte de la figura, pero no resulta tan intuitiva como el resto de las herramientas. La animación se podrá exportar en formato QuickTime o MetaStream mediante todo tipo de compresores. En el caso de las animaciones en formato QuickTime, empleando un iMac a 266 MHz con 64 MB de RAM (algo escaso para los requerimientos de Poser 4) se apreciaron ligeros efectos extraños exportando las animaciones a una resolución máxima de 600 x 600 píxeles.

Sería recomendable incluir algún tipo de control adicional en la paleta de animación, como mayor control sobre la velocidad. En este sentido, también es conveniente señalar que cuanto más voluminosos sean los modelos con los que se trabaja, más lentamente se aplicará el efecto o la manipulación deseada. Los requerimientos de memoria siguen siendo muy amplios en Poser 4.

Otra opción interesante en esta versión, que ya incluía la versión 3, es la de generar las imágenes con distintos efectos. La paleta Sketch Designer permite elegir el tipo de dibujo artístico más adecuado al modelo, manteniendo su efecto 3-D, con lo que se pueden generar animaciones de tipo cómic, u otros efectos artísticos. Combinando estas capacidades con las de asignación de características a los fondos, se pueden recrear ambientes muy interesantes para el desarrollo de las acciones de los personajes. Es posible, asimismo, recrear efectos físicos con la herramienta Morph Target, para conseguir, por ejemplo, la sensación de rebote de una flecha al clavarse en un árbol. El morphing de modelos es otra de las capacidades de Poser que se mantiene intacta en esta versión, que el usuario puede perfeccionar utilizando parámetros avanzados de ajuste de extremidades. Normalmente, los pliegues y las curvas de los modelos no son perfectos, y pueden darse efectos de “marioneta”, es decir, que las extremidades no encajen entre sí totalmente. Para eso existe la opción de ajustar al máximo el ángulo de giro de cada pliegue y contracción en el mapa de