El nuevo Power Mac comparte con el anterior modelo a 2,5 el mismo tipo de procesador PowerPC 970 gfx (G5), con el que se estrenó la tecnología de fabricación de 90 nm y cuyas principales ventajas son un menor consumo de energía y, por tanto, también una menor generación de calor. La única diferencia entre ambos es precisamente el aumento en la frecuencia del reloj, aspecto que proporciona una velocidad bruta adicional de 200 MHz, y que como se puede ver en la tabla de rendimiento tiene un impacto bastante notable en la realización de las tareas más exigentes, especialmente en las áreas de codificación de vídeo.

Esto significa que aún habrá que esperar, como mínimo unos cuantos meses, para que los Power Mac G5 sobrepasen la barrera de los 3 GHz que Steve Jobs pronosticara en la Conferencia Mundial de Desarrolladores.

El resto del comportamiento del procesador sigue las mismas pautas que en las anteriores generaciones Power Mac; por ejemplo la velocidad del bus frontal (que comunica cada uno de los procesadores con el resto de la arquitectura, como sucede con el acceso a la memoria) se produce a la mitad de la velocidad del procesador en este caso a 1,35 GHz. También se utilizan los mismos valores para la memoria caché y también en la gestión automática del rendimiento/energía que queda reflejado en el Panel de Preferencias Economizador.

Ventilación. Incluye un total de 9 ventiladores repartidos en cuatro zonas termales y cuyo funcionamiento está controlado por sensores térmicos. A esto se suma el uso de un sistema de refrigeración líquida, libre de mantenimiento, que sustituye a los típicos disipadores de calor situados encima del procesador.

Tarjeta gráfica. La ATI Radeon 9650 es una de las novedades más interesantes en el Power Mac a 2,7 GHz y no sólo porque añada el doble de memoria en comparación con las tarjetas gráficas utilizadas en los anteriores modelos, con excepción de la ATI Radeon 800XT. De hecho, al igual que esta última, el nuevo modelo Radeon 9650 supone una opción que permiten el soporte de serie del enorme monitor Apple Cinema HD de 30 pulgadas.

¿Para qué sirven esos 128 MB adicionales si se compara con la cantidad de memoria incluida en la anterior ATI Radeon 9600XT? Los juegos no sacarán mucho provecho como se puede ver en nuestra tabla de rendimiento, sino que se trata más bien de que sea aprovechada por los gráficos 2D y, especialmente, en el caso de que se vaya a usar el nuevo Power Mac G5 en combinación con el espectacular monitor de Apple de 30 pulgadas. En este caso, hay que tener en cuenta que quedarían otros 128 MB de memoria libre que se podría utilizar si se conectase, además, una segunda pantalla adicional.

En lo tocante al rendimiento tampoco puede decirse que se trate de la tarjeta gráfica que proporcione el mejor rendimiento a los más jugones (quienes, por otra parte, tampoco es probable que se gasten esta cantidad de dinero en un equipo “sólo para jugar”). Sin embargo, la diferencia de rendimiento a favor de la nueva tarjeta es espectacular cuando se trata de utilizar los nuevos filtros gráficos CoreGraphics que se estrenan con el OS X 10.4 y que permiten, por ejemplo, aplicar diferentes tipos de filtros gráficos sobre las fotografías prácticamente en tiempo real (como los de desenfoque, relieve, hallar bordes, halos, etc.) y que está directamente relacionado con la tecnología QuartzExtreme disponible desde la versión 10.3 del Mac OS X. Otro tipo de aplicación en el que se puede apreciar el impacto en el excelente rendimiento de esta tarjeta gráfica es con la aplicación Motion, donde los filtros aplicados sobre el texto animado se pueden previsualizar con mayor velocidad con respecto al modelo de 2,5 GHz.

Unidad óptica. Este apartado presenta otra de las novedades más destacables, pues ya se incorpora de serie una grabadora DVD de doble capa con una velocidad máxima de grabación de hasta 6x sobre soportes DVD+R o DVD-R de doble capa, cifra que se eleva hasta los 16x en el caso de escribir sobre soporte DVD-R o DVD+R de una capa. Además, en los soportes CD-R la velocidad es de 40x y de 24x sobre discos CD-RW. La mecánica utilizada es la Pioneer DVD-R 109, con opción a actualizar su Firmware en el futuro a velocidades de grabación 8x sobre soportes DVD+RW. Además, la capacidad de grabación sobre soportes DVD de doble capa está soportada directamente desde el Finder, de modo que supone una excelente opción de archivado para nuestras bibliotecas digitales (aunque hay que tener en cuenta el elevado precio de los discos vírgenes). La grabadora también está soportada por aplicaciones de producción como por ejemplo la última versión de DVD Studio Pro.

Almacenamiento. La capacidad máxima de almacenamiento admitida por el equipo es de 800 GB ocupando las dos bahías de 3,5 pulgadas con discos duros SATA. De serie se suministra con un disco Maxtor DiamondMax 10 con una capacidad de 250 GB a 7.500 rpm, 16 MB de memoria caché, un tiempo medio de búsqueda inferior a los 9 ms y una latencia de 4,15 ms.

Ampliaciones. Las principales diferencias entre los actuales modelos Power Mac reside en la cantidad de zócalos que permiten una ampliación máxima de 4 u 8 GB de RAM, el tipo de pila utilizada para guardar los ajustes de la RAM de parámetros y el número de ranuras de expansión PCI y las rápidas PCI-X.

En este modelo la ampliación máxima de memoria es de 8 GB, teniendo en cuenta que la ampliación de memoria debe realizarse por pares de la misma capacidad, lo que implica la necesidad de planificar con cuidado cuáles van a ser las necesidades en este sentido, pues se pueden utilizar memorias con capacidades comprendidas entre los 256 y 1 GB de memoria.

En este caso las conexiones AirPort, Bluetooth y módem son opcionales, algo que tiene bastante lógica si se tiene en cuenta que el entorno en el que puede utilizarse este tipo de máquinas pueden sacar mejor provecho en las comunicaciones en red mediante la tarjeta Gigabit Ethernet incorporada o bien que se puede instalar una tarjeta para transferencia de datos por Fiber Channel (como por ejemplo en estudios de edición de vídeo), además de que actualmente la conexión de módem en los equipos de sobremesa ya no tiene la misma importancia que hace unos pocos años.

Sobre el tipo de ranuras de ampliación disponibles para la instalación de tarjetas de terceras partes, como por ejemplo la comentada para añadir opciones de comunicaciones Fiber Channel o para montar sistemas de almacenamiento RAID basados en SCSI de alta velocidad, el Power Mac G5 a 2,7 GHz incluye tres ranuras PCI-X, una de ellas a 133 MHz y las otras dos a 100 MHz. Hay que tener en cuenta que si se sustituye la tarjeta gráfica incluida de serie por algún otro modelo, como por ejemplo la NVIDIA GeForce 6800 Ultra DDL, se anularía una de las ranuras de ampliación debido al tamaño de dicha tarjeta gráfica.

Puertos. No hay sorpresas en este apartado y el Power Mac G5 a 2,7 GHz prorporciona el mismo tipo y cantidad de puertos que los disponibles en las anteriores generaciones (salvo el ya comentado puerto módem que por omisión está condenado). Además de la entrada y salida de audio analógica, proporciona entrada y salida óptica TossLink, tres puertos USB 2.0 (uno de ellos en el frontal), dos puertos FireWire 400 (uno de ellos en el frontal), un puerto FireWire 800, y el conector RJ-45 del puerto Gigabit Ethernet autocon