Su empresa, WidgetWorld, acaba de inventar el utensilio más interesante del mercado, y ahora es su turno para atraer a unos cuantos inversores millonarios. Ha pasado horas trabajando con PowerPoint para perfeccionar su presentación de ventas (incluyendo transiciones, títulos y la correspondiente narración) y ahora ya está preparado para enviar su ponencia a los potenciales bolsillos acaudalados. Desafortunadamente, no sabe quiénes tienen PowerPoint instalado. Por supuesto, puede guardar su trabajo como presentación para la Web, de modo que cualquiera pueda verla en su navegador, pero esto implica tener que renunciar a los llamativos efectos en movimiento y también implica que el destinatario tenga que hacer clic con el ratón para pasar de una diapositiva a la siguiente.

Pero hay otra opción. La versión de PowerPoint incluida en el conjunto de aplicaciones Office 2001 le permite guardar las presentaciones como películas QuickTime. A diferencia de las presentaciones sin dinamismo que obtendría con una presentación para la Web, las películas QuickTime pueden incluir una pista de sonido y también transiciones (fundidos, desplazamientos o implosiones). Además, las películas QuickTime se pueden reproducir tanto en ordenadores Mac como en PC, asegurándose de este modo que todos puedan ver el show. A continuación encontrará los pasos necesarios para convertir una presentación de PowerPoint en una película QuickTime.

1- Modifique la presentación. Aunque puede convertir cualquier presentación de PowerPoint en una película QuickTime, es aconsejable que diseñe su película teniendo en cuenta algunas limitaciones para obtener los mejores resultados.

PowerPoint le permite generar dos tipos de películas: basadas en sprites (incluye soporte de texto, animaciones, hipervínculos y transiciones de PowerPoint) y las basadas en fotogramas (estas sólo soportan transiciones de QuickTime). La versión que elija estará en función de sus necesidades. No obstante, nos centraremos en las películas fotograma a fotograma basadas en QuickTime, ya que el uso de sus transiciones proporcionan una reproducción más fluida. (Tenga en cuenta que si su presentación ya contiene animaciones, no tendrá que eliminarlas a la hora de crear una película basada en fotogramas, simplemente aparecerán como una imagen estática.)

Para definir las transiciones de QuickTime, seleccione una a una las diapositivas. Acceda al menú Presentación y elija Transición de diapositiva.

En la ventana de Transición de diapositiva, seleccione Transición QuickTime en el menú desplegable (A). Se abrirá una nueva ventana (B) en la que se mostrarán todas las transiciones disponibles. Haga clic en OK una vez que haya realizado la selección.

De nuevo en la ventana Transición de diapositiva, ajuste la duración de cada una de las diapositivas mediante la opción Automáticamente después de (C) e indique el número de segundos (D). Haga clic en Aplicar (E).

2- Ajuste de las opciones de la película. Ya está preparado para convertir su presentación en una película QuickTime. Los ajustes seleccionados en el cuadro de diálogo Opciones de película determinan su calidad final y características de reproducción.

Acceda al menú Archivo y seleccione Crear una película. Aparecerá un cuadro de diálogo de Guardar, en el que deberá seleccionar el botón Ajustar configuración. A continuación, haga clic en el botón Siguiente. Como resultado de esta acción se abrirá la ventana Opciones de las películas.

Seleccione en primer lugar el nivel de optimización (A). La optimización que prima la calidad resultará en una reproducción suave pero también generará un tamaño de archivo mayor. Si tiene previsto publicar su película en línea, preferirá optimizar el tamaño de la película. Puede aumentar las dimensiones de la película (B) por encima de los típicos 640 x 480 píxeles, pero el resultado puede ser una reproducción a tirones.

Como ya indicó la transición para cada una de las diapositivas en el primer paso, seleccione Seguir la configuración de la presentación con diapositivas en los ajustes de Configuración de multimedia (C). (En el caso de una película basada en sprites con hipervínculos o animaciones de texto, deberá elegir la opción Ninguna en el apartado Transiciones de diapositiva, así como activar las opciones Mostrar hipervínculos y Mostrar animaciones.) En el apartado Banda sonora de fondo (D), seleccione cualquier archivo de sonido compatible con QuickTime, por ejemplo con formato MP3, AIFF o WAV. Haga clic en el botón Créditos para incluir la información de autoría. Esta información se podrá consultar posteriormente con la opción Obtener Información del Reproductor QuickTime.

3- Generar y revisar la película. Una vez que haya elegido los ajustes de exportación, estará listo para crear su película. (En www.macworld.com/2001/01/howto/powerpoint_extra puede ver algunos ejemplos de películas ya creadas).

Cuando haga clic en el botón OK de la ventana Opciones de las películas, volverá al cuadro de diálogo para guardar el archivo. Antes de hacer clic en Guardar, asegúrese de activar la opción Anexar extensión de archivo (A). Al añadir la extensión de archivo “.mov” no sólo se asegurará de que los usuarios de Windows puedan reproducirla sino que también es una buena medida para evitar sobrescribir por error la presentación original. Haga clic en Guardar para generar la película final.

Ya puede ver la película en el Reproductor QuickTime (B) o en cualquier otra aplicación de vídeo compatible con QuickTime. Puesto que PowerPoint no permite ver la presentación como película QuickTime antes de que la haya exportado, es posible que deba volver a la aplicación para ajustar el sincronismo entre las transiciones de las diapositivas y la banda sonora. En tal caso deberá repetir el proceso de exportación.

Steve Schwartz (www.mediacity.com/~sschwartz) es coautor de la guía oficial de Office 2001, Running Microsoft Office 2001 for Macintosh (Microsoft Press, 2000).