Si nunca ha tenido contacto con AppleScript y comprueba que está haciendo una serie de tareas repetitivas día tras día, quizá sea el momento de escribir sus primeros guiones. En este artículo le mostramos algunas ideas para tomar contacto con este lenguaje de programación y también para salir airoso de algunos de los problemas que se puedan presentar.

OSA (Open Scripting Architecture) es la arquitectura introducida por Apple en 1990 que permite a las aplicaciones comunicarse entre sí mediante una serie de mensajes denominados eventos. Apple ha proporcionado desde entonces su lenguaje de programación de scripts compatible con OSA: AppleScript.

Se trata de un lenguaje muy sencillo de aprender gracias a que utiliza una sintaxis muy similar a la del lenguaje inglés hablado, y al mismo tiempo proporciona una gran potencia al permitir realizar tareas complejas de un modo completamente desatendido, dejando que sea el guión creado el que coordine los archivos y aplicaciones involucrados en un proceso determinado: ya sea crear nuevos registros en una base de datos a partir de los archivos que se guarden en una carpeta o coger un archivo de Word para maquetarlo automáticamente en InDesign junto con unos archivos gráficos que previamente se hayan procesado en Adobe Photoshop.

El Mac OS X continúa con el soporte de AppleScript, manteniendo la compatibilidad con los guiones creados en Mac OS 9.x y ofreciendo algunas novedades interesantes, como la posibilidad de ejecutar guiones desde el Terminal.

¿Por dónde empezar?

Para dar los primeros pasos nada mejor que ejecutar el Editor de Scripts y grabar unas cuantas acciones (consulte el cuadro “Script Editor”). Esto le dará una idea de la facilidad con la que puede crear guiones sencillos que vaya a ejecutar en su equipo, en el que tiene mayor control del entorno, de cómo se llaman sus volúmenes y donde están guardados exactamente las aplicaciones y los documentos. Pero aunque este es un buen modo de tomar contacto con AppleScript, pronto se dará cuenta de que no se graban todas las acciones que usted realiza con documentos y aplicaciones, además de que los guiones generados serán bastante cerrados pues reproducen las operaciones grabadas sin admitir modificaciones durante la ejecución.

Para crear guiones de mayor calibre podrá continuar con la grabación de eventos desde el Editor como punto de partida, pero necesitará profundizar en el lenguaje de programación para saber cómo mostrar mensajes, permitir la introducción de datos, declarar rutinas, crear librerías con el objetivo de reutilizar el código utilizado en otros guiones, conocer los handlers (subrutinas) especiales de AppleScript para crear código que se ejecute cuando se hace doble clic sobre un guión que ya está abierto o código que se ejecute en los guiones guardados como Dropplets (consulte el cuadro “Applets y Dropplets”). También encontrará interesante la posibilidad de “scriptar” tecnologías específicas del sistema operativo, como el reconocimiento de voz, comunicación entre programas en redes Ethernet, obtener información de equipos remotos vía TCP/IP mediante OpenTransport, etc.

En la Red hay una buena cantidad de sitios dedicados a la programación con AppleScript en los que se publican tutoriales, trucos y se pueden descargar guiones listos para funcionar (en www.scriptweb.com encontrará una buena selección de enlaces). También puede encontrar varios libros de referencia para programar en AppleScript (AppleScript in a Nutshell es una buena inversión; www.oreilly.com. 8.000 PTA, aprox.). Pero el primer libro que puede consultar en formato electrónico se lo proporciona Apple, y es gratis.

Saque el CD de instalación del Mac OS 9.x. La carpeta CD Extras: AppleScript CD Extras contiene la carpeta Guidebooks: 6,6 MB de documentación que se puede consultar desde el Centro de Ayuda y que enseña todo lo necesario para comenzar a programar, incluyendo multitud de ejemplos listos para adaptar a sus necesidades o para copiar y pegarlos directamente en el Editor de Scripts y comprobar cómo funcionan. También incluye capítulos dedicados a la programación de diversas tecnologías del sistema operativo: Usuarios y grupos, reproducción oral y reconocimiento de voz, scripts para la red mediante OpenTransport, impresión de escritorio, el Finder, etc.

Otra buena fuente de consulta son los más de 40 scripts que se incluyen con el sistema operativo. La mayoría son guiones compilados que se pueden editar, con el código comentado y reutilizable. A medida que avance es bastante probable que se tope con ciertos problemas, ya sea al ejecutar los guiones propios o de otros usuarios (consulte el cuadro “Solución a los problemas más típicos”) o quizá le gustaría disponer de herramientas que añadan funcionalidad a la tecnología (consulte los cuadros “Script Runner y OSA Menu” y “Otras herramientas para AppleScript”).

En cualquier caso, una vez que se haya adentrado en el universo de la creación de guiones con AppleScript seguramente empezará a buscar la forma de automatizar al máximo su sistema de producción y ganar minutos al día para que su Macintosh “trabaje por usted”.

Script Runner y OSA Menu

-------------------------------------

Tanto si ya ha creado los guiones que podría calificar de “imprescindibles” como si se limita a ser un “consumidor” de guiones AppleScript, descargando de la Red los guiones desarrollados por otras personas que mejor se ajusten a sus necesidades, llegará el momento en el que deseará tenerlos siempre a mano y evitar rebuscar entre carpetas o pasarse el día haciendo doble clic. Precisamente la solución está muy cerca de su Mac.

En la carpeta AppleScript del Mac OS X (/Applications/AppleScript/) encontrará la aplicación ScriptRunner, y dentro del disco de instalación del Mac OS 9 el programa de instalación de OSA Menú (:Extras CD:AppleScript Extras).

Script Runner es una aplicación nativa que permanece abierta en la pantalla como una pequeña ventana. Al hacer clic sobre ella muestra todos los guiones de AppleScript guardados en /users/nombredelusuario/

library/scripts, de forma que sólo hay que seleccionarlos en el menú para ejecutarlo.

Para guardar nuevos guiones se puede utilizar la opción del menú que abre directamente el directorio correcto, y sólo soporta los guiones que se hayan guardado como archivos compilados. Al igual que ocurre con Script Runner, OSA menú permite ejecutar guiones compilados sin tener que abandonar la aplicación en la que se esté trabajando, además de ofrecer otras características que no están disponibles en la versión para Mac OS X. Una de ellas es que permite acceder directamente a la carpeta de scripts que instalan diversas aplicaciones (por ejemplo FileMaker Pro) cambiando en función de la aplicación que esté activa en cada momento. Otra característica permite asignar atajos de teclado a los guiones, simplificando la ejecución de los mismos y también abrir el script seleccionado en el Editor de Scripts.

Applets y Dropplets

----------------------------

Al guardar un script como applet éste se comporta como una aplicación, pero hasta cierto punto. Por ejemplo, no pasará nada si arrastra una serie de archiv