El fabricante alemán Formac le ofrece la posibilidad de sintonizar la televisión, disponer de teletexto y capturar vídeo con su tarjeta ProTV Tuner. Se trata de una interesante solución para relajarse o también una fórmula para disponer de toda la información de televisión en la pantalla del Macintosh mientras está trabajando.

Instalación

Para utilizar la ProTV Tuner es necesario disponer de un ordenador Power Macintosh con una ranura PCI libre, sistema operativo 7.5.3 o posterior, QuickTime y un mínimo de 16 MB de RAM. La tarjeta se instala sobre cualquier ranura PCI que tenga libre en su máquina y su configuración no puede ser más sencilla. En primer lugar, deberá conectar físicamente el dispositivo. A continuación, desconectar la salida de audio de cuatro pines de su CD interno (reconocerá el cable porque va hasta la placa madre) y, finalmente, insertarlo en un conector de cuatro pines habilitado por el fabricante en la parte superior izquierda de la ProTV Tuner. La configuración del sonido es la parte más engorrosa de la instalación, ya que exige abrir tanto el Panel de Control de Sonido y configurar la nueva entrada de audio como el menú Audio Setup dentro de la aplicación ProTV. El fabricante proporciona un CD con esta aplicación junto a una carpeta en la que se encuentra el codec ProTV que deberá arrastrar a la Carpeta del Sistema que, automáticamente, colocará en la carpeta Extensiones.

Dispone también de un módulo para instalar la aplicación en la barra de controles y un manual en formato PDF en inglés. El módulo no permite lanzar la aplicación y sintonizar directamente entre los canales predefinidos, que aparecen en la persiana, haciendo que el usuario siempre haga uso de dos pasos para poder ver la televisión. En el mismo CD viene un copia de Adobe Premiere 5.1 LE con la que podrá hacer sus primeros pinitos en la edición de vídeo digital.

Ver la televisión

Antes de comenzar, deberá definir dentro de las preferencias de sintonizador (Tuner Setup) el estándar a utilizar (PAL) y el tipo de conexión (antena, cable o ambas). A continuación podrá definir automáticamente todas las cadenas de televisión, ya que el fabricante ha habilitado un rango de frecuencias que se activa cuando el usuario selecciona el país desde el que utiliza la ProTV. Se trata de un proceso muy sencillo que, sin duda, le ahorrará bastante tiempo en sintonizaciones. El software incluye también la opción de exportarlas y un sistema de precisión para captar con la mayor calidad posible la señal. Además, el usuario puede controlar el color, contraste, brillo y saturación, pero no de forma independiente para cada canal por lo que dispone de la opción de volver a los parámetros guardados por omisión.

Teletexto y “zapping”. Resulta de gran interés la posibilidad de ver el teletexto. En líneas generales, su rendimiento puede considerarse como correcto. El software ProTV también incorpora una opción llamada Zapping, la cual permite disponer de una miniatura que muestra todos los canales disponibles. En cuanto a las opciones de pantalla, puede elegir entre un tamaño pequeño (192 x 144 píxeles), mediano (384 x 288) y otro grande (768 x 586), siendo éste el tamaño máximo que permite incluso con la opción de Pantalla Completa activada. También es posible jugar con el formato de la pantalla desde un típico 4:3, a un panorámico 16:9, pasando por peculiares formatos 16:10 o 2,35:1 lo que da bastante juego cuando se quiere ver una película ya que además la tarjeta dispone de una salida de audio estéreo.

Captura de vídeo

La tercera opción que ofrece la tarjeta ProTV es usarla como capturadora de vídeo. Esta tarjeta incorpora dos conexiones para entrada de vídeo; una S-Video y otra para vídeo compuesto, junto a una conexión BNC para antena y un minijack de salida de audio.

La captura de vídeo exige que optimice su disco duro previamente para obtener un rendimiento óptimo del sistema. Durante las pruebas se han certificado ratios de 30 fotogramas por segundo (fps) a un tamaño de pantalla de 320 x 240 píxeles, referencia que bajó hasta los 15 fps a 768 x 586 píxeles. La compresión de la señal de vídeo y el número de marcos por segundo en las capturas puede definirse desde el menú Video Setup. Cualquier videocámara con salida S-Video o compuesto puede conectarse a esta tarjeta. El fabricante ha incluido un cable para sacar el audio desde la cámara de vídeo e introducirlo por la entrada de micrófono del Macintosh.

Conclusión

Es probable que pueda encontrar una televisión en cualquier centro comercial a un precio inferior a las 25.000 PTA que cuesta la tarjeta ProTV de Formac, pero probablemente disfrutará bastante menos de todas las posibilidades que puede ofrecerle esta curiosa solución. Con IX Micro fuera del mercado y esperando todavía los controladores para Europa de la MyTV USB de EskapeLabs, la ProTV Tuner es una forma económica de ver la televisión, capturar y editar vídeo, evidentemente con bastantes limitaciones en los resultados finales pero, sin ninguna duda, como una forma diferente de experimentar la fiebre de la edición de vídeo doméstica por muy poco dinero.

CALIFICACIÓN: ****/8,0 LO MEJOR: Versatilidad del software ProTV, teletexto incorporado e integración con QuickTime. LO PEOR: Instalación un poco engorrosa, delicada configuración del sonido, manual en inglés. FABRICANTE: Formac. DISTRIBUIDOR: Hipermac. Tel.: 91 320 46 93. Web: www.hipermac.com. PRECIO: 21.900 PTA + IVA. (131,74 EUR).