Para entender un poco la evolución de estas dos aplicaciones hay que viajar un poco al pasado: hasta la aparición de InDesign, la inmensa mayoría de los usuarios trabajábamos con QuarkXPress. Existían otras aplicaciones, como PageMaker de Adobe, pero el rey era sin duda QuarkXPress. Al no existir competencia, Quark se empezó a “dormir en los laureles”, siendo las únicas actualizaciones las extensiones de terceras partes. Esto empezó a crear cierto malestar entre los usuarios, especialmente en la transición a Mac OS X donde InDesign fue la primera opción disponible. Adobe vio un posible negocio y en el año 1999 lanzó al mercado InDesign. La apuesta de Adobe fue bastante fuerte. Para su desarrollo invirtió bastante en medios y en investigación y las diferentes actualizaciones han ido trayendo más novedades y un uso mucho más fluido a esta aplicación.Por otra parte, la aparición de una nueva competencia obligó a Quark a espabilar y a actualizar su aplicación. Algo que muchos de sus usuarios pensaban que debía haber hecho mucho tiempo atrás. Para una inmensa mayoría, InDesign es mejor aplicación que QuarkXPress. También es cierto que lo es en pequeños detalles que hacen más fluido el trabajo pero no por ninguna gran característica en concreto. Casi todo se puede hacer con las dos. Mientras tanto, XPress continúa siendo la opción válida para muchas empresas y diseñadores que deben mantenerla instalada en sus instalaciones por cuestiones de compatibilidad con los trabajos recibidos, además de por otras consideraciones como la conservación de la inversión realizada en plug-ins o productos de terceras partes y por las políticas de actualización. A continuación analizaremos punto por punto los principales apartados de ambos productos.ImágenesEn la versión 6.5 de QuarkXPress se ha presentado como novedad el módulo QuarkVista que permite desde la misma aplicación editar una serie de niveles y filtros a las imágenes en mapa de bits. Además, estos filtros no son destructivos. Por el contrario, el uso de este módulo ralentiza bastante la aplicación. Como en versiones anteriores QuarkXPress permite la edición de las curvas, del contraste, la intensidad y el medio tono directamente desde la aplicación.Aunque es cierto que InDesign no posee estas características, trabajar de este modo no da ni mucho menos el mismo control que hacerlo en Photoshop, aplicación con la que InDesign está perfectamente integrado. Y a no ser que nos dediquemos en exclusiva a maquetar y las imágenes ya vengan tratadas de otros departamentos, seguramente sigamos necesitando utilizar Photoshop.En el momento de escribir este artículo Quark debe de estar a punto de lanzar una extensión gratuita para poder abrir y trabajar con los documentos nativos de Photoshop. Esta extensión sí que va a resultar bastante útil al permitir trabajar con capas. Por supuesto, InDesign 3 permite importar los documentos nativos de Photoshop e Illustrator con un detalle muy importante: si la imagen posee capas y el fondo es transparente al importarlo mantiene esa transparencia.TipografíaEl control tipográfico que ejerce el InDesign sobre el texto es mayor que el de QuarkXPress. InDesign permite un kerning óptico, no trata a las líneas de forma separada, como XPress, sino que, gracias a su editor multilínea, compara varias líneas de texto a la vez para componer mejor los saltos. Una de las características más importante y más practica de InDesign 3 es la de redefinir estilos de párrafo y de carácter. Su funcionamiento es muy simple y efectivo a la vez. Si hemos aplicado un estilo a un texto y modificamos cualquier característica, basta con poner el cursor dentro del texto que acabamos de cambiar y seleccionar la opción de “Redefinir estilo”. El estilo se volverá a definir automáticamente en todo el documento. Esto mismo en QuarkXPress hay que hacerlo de forma manual.Una ventaja de QuarkXPress es la capacidad de comparar estilos. Si importamos un estilo que tiene el mismo nombre que otro ya creado, QuarXPress nos avisa y nos permite comparar los estilos y elegir el que más nos convenga. Y si copiamos un texto (con su estilo) y lo pegamos en un documento en el cual ya exista un estilo con el mismo nombre en QuarkXPress, lo pega tal como lo ha copiado. InDesign, sin embargo, cambia el estilo del texto del portapapeles y lo sustituye por el del documento donde se pega el texto.Otra característica que posee InDesign 3 frente a QuarkXPress 6.5 es el uso de los estilos anidados. Esta característica nos permite dar un estilo de carácter a un fragmento de texto de forma automática. Se usa sobre todo en listados, diccionarios, etc. Además al poder conservarlo en un estilo de párrafo siempre se puede modificar.Una opción que está presente en QuarkXPress es la de la búsqueda de posibles errores en el diseño con textos. Los criterios de búsqueda son: justificación holgada, partición de palabras automática y/o manual, viudas, huérfanas y desbordamiento de los cuadros de texto. Nos realiza un recuento y nos busca dónde aparece cada uno de estos elementos en el documento. Aunque es un poco básico, también es cierto que InDesign no posee esta herramienta. Otro tema importante cuando se trabaja con documentos en otros idiomas es la cantidad de diccionarios que cada aplicación instala. En QuarkXPress se instalan 12 y en InDesign 20. Otra ventaja de InDesign sobre QuarkXPress en que la primera aplicación dispone de un editor de artículos. En él vemos, en tiempo real, el texto del documento y el estilo aplicado sin ningún adorno añadido. Nos permite editar rápidamente los textos y ver cómo están quedando.DiseñoInDesign CS permite aplicar unos efectos de mapa de bits a cualquier elemento de la maqueta (imágenes, texto u otro tipo de elementos). Estos efectos son sombras y desvanecer (es como un calado de Photoshop). QuarkXPress 6.5 no posee esta característica y si queremos conseguir el mismo resultado debemos acudir a otra aplicación e importar la imagen.Las transparencias son otra buena opción de InDesign que QuarkXPress no posee. Esta paleta nos ofrece la posibilidad de trabajar con las mismas opciones que en Photoshop. Podemos elegir el porcentaje de opacidad y el modo. Se puede aplicar a cualquier elemento del documento: desde un texto, un rectángulo, a líneas, etc.; y lo más importante, a cualquier tipo de imágenes, de mapa de bits y vectoriales.Otra característica importante es que en InDesign 3 los elementos de las páginas maestras quedan bloqueados por omisión en el mismo momento en que se aplican. Con esto nos evitamos mover o modificar por equivocación este tipo de elementos. En QuarkXPress es necesario aplicar manualmente esta protección en la página maqueta, con el inconveniente de que no afecta al contenido.InDesign 3 permite, partiendo de una página cualquiera, convertirla en página maestra directamente. Además también ofrece varias opciones a la hora de mostrar las páginas en la paleta y de trabajar con ellas, como por ejemplo seleccionar las páginas maestras que no estén usadas. Todas estas características no están presentes en XPress 6.5 con lo que nuevamente InDesign 3 sale ganando.TablasA la hora de importar elementos a la maqueta vuelve a ganar la partida InDesign 3. Por ejemplo con el texto, cuando se importa un archivo de Word compuesto de tablas y texto, InDesign respeta el contenido y va colocando las tablas en su lugar; QuarkXPress vuelca el texto sin mantener ninguna tabla. En el resto de las funciones que incorporan cada una de las aplicaciones al trabajo con tablas sobresale InDesign otra vez. InDesign 3 permite aplicar directamente encabezados y pies a las tablas, rellenos aleatorios o con algún patrón, rotar el contenido o la creación de líneas diagonales.Por otra parte, en QuarkXPress 6.5 resulta más sencillo colocar una tabla ya que InDesign obliga a realizar esta operación dentro de un cuadro de texto.WebEn este punto QuarkXPress 6.5 sí que ofrece bastantes ventajas. Permite