iTunes ya es como de la familia, además usted está ansioso por que el servicio de descarga de música de Apple esté disponible en España y además busca una oferta para comprar un iPod. Sin embargo le encantaría escuchar música mientras trabaja o disfrutar de su videojuego favorito en el Mac con un buen sistema de sonido, más allá de los pequeños altavoces que incluye su equipo.

A lo largo de las siguientes páginas vamos a mostrarle ocho ejemplos de sistemas de altavoces 2.1 (compuestos por un subwoofer y dos satélites) compatibles con su Mac. Las unidades analizadas están al alcance de todos los bolsillos, con una franja de precio tan amplia que oscila entre los 30 EUR y los 150 EUR, pero que presentan como denominador común la misma característica: harán las delicias de sus vecinos este verano. Hemos analizado los ocho modelos dividiéndolos en dos grupos: por debajo de 100 EUR y por encima de esta barrera.

Sonido económico

De los ocho modelos analizados, cuatro de ellos tienen un precio por debajo de los 100 EUR. Son modelos con menos potencia, lógicamente, que los equipos de gama alta que se verán también en este artículo. Sin embrago pueden ser la opción ideal para el usuario que quiera mejorar el sonido de su equipo sin desembolsar una gran cantidad de dinero. También ofrecen la ventaja de un subwoofer más pequeño, a tener en cuenta si no contamos con mucho espacio.

Jazz Speakers J5901 Subwoofer System. Este sistema es el más económico de todos los analizados. Ideal para bolsillos ajustados, ofrece con un subwoofer de 6 vatios RMS y dos satélites de 3 vatios cada uno, lo que se traduce en su conjunto en 9 vatios reales RMS.

Lo primero que llama la atención de este modelo es el reducido tamaño de su subwoofer, en forma de cilindro y con un diámetro de 16 cm y una altura de 26 cm. Todas las conexiones del sistema (de los satélites al subwoofer y de éste al Mac) son fijas, por lo que si alguno de los satélites se estropea el conjunto presentará difícil arreglo.

La principal carencia de este sistema se encuentra en el propio subwoofer. Nos encontramos ante un equipo que durante las pruebas no ha dado la talla en lo que a graves se refiere, ya que el realce de estos ha sido casi inexistente. Sin embargo, el sonido general del conjunto, graves al margen, es muy limpio y equilibrado. No hay que olvidar que se trata de un conjunto que no llega a los 10 vatios de potencia total.

Junto con el detalle del cableado fijo, una de las limitaciones que presenta el sistema de Jazz Speakers se encuentra en sus controles. Estos están situados en el subwoofer, lo que obligará a tener este elemento (cuya estética no es muy agraciada) al alcance de la mano; además sólo cuenta con un control de volumen general y no aporta salida de auriculares. Los cables del equipo también son excesivamente cortos.

Un detalle curioso de este sistema es que ofrece dos años de garantía, 24 meses para un producto que tiene un precio de 25 EUR.

Creative Inspire 2.1 2.400. Este sistema ofrece un subwoofer de 12 vatios RMS y una potencia de 4,5 vatios RMS en cada satélite. Como novedad, el sistema de Creative incorpora un control remoto para el volumen general del sistema que se conecta al subwoofer y al Mac a través de conexiones mini jack.

Los satélites en forma semicúbica tienen un reducido tamaño (12,5 cm de diámetro y 8,5 cm de profundidad) y se conectan al subwoofer a través de conexiones RCA. Por su parte, el subwoofer es un perfecto cubo de 26 cm de diámetro que presenta en su parte posterior un control independiente de su volumen.

Aunque no es el sistema con más potencia de los de esta gama, sí es el que más calidad de sonido ofreció durante las pruebas, sobre todo en sus graves. A nuestro parecer, el sistema de Creative presenta el mejor subwoofer de los sistemas económicos. Fantástico manejo del volumen con el control remoto, muy cómodo. También merece destacar los dos metros de longitud de los cables de los satélites. Por el contrario no hay salida de auriculares. Sonido muy equilibrado y limpio en un volumen medio y medio alto, perfecto para acompañar a un Mac en una habitación de dimensiones medianas o un despacho.

De este sistema llama gratamente la atención la robustez del subwoofer, así como los complementos (adaptadores RCA, control remoto) que incluye la caja. Por el contrario, es una lástima que la fuente de alimentación sea externa.

Altec Lansing 221. Altec Lansing aparece en este artículo con dos sistemas 2.1. Este modelo, el 221 es el más económico. Se trata de un conjunto de altavoces de 25 vatios RMS totales.

El control de volumen se encuentra en uno de los satélites, junto con el botón de encendido y, por primera vez, una entrada mini jack para auriculares. Las conexiones de los satélites son fijas y estos se conectan a su vez al subwoofer con una conexión tipo DIN.

De los cuatro modelos económicos, la unidad evaluada de Altec Lansing es la que peor sonido ha ofrecido en términos generales. El sonido del sistema se aprecia sucio, característica que no se le puede atribuir ni siquiera al modelo de Jazz Speakers. Obviamente la potencia del subwoofer es mayor que la de aquel, sin embargo la calidad de este parece ensuciar la nitidez del conjunto. Carece de volumen independiente para el subwoofer, y el volumen general se maneja de forma incómoda.

El subwoofer ha aumentado su tamaño, aunque las dimensiones continúan siendo razonables: una altura de 24,5 cm y una profundidad de 19 cm. Aunque el cable de los satélites es de casi dos metros de longitud, éste une ambos altavoces, por lo que la distancia real a la que se podrán situar ambos elementos es de un metro; el diseño de estos también es algo tosco si se compara con el ofrecido por otros modelos.

Logitech Z-340. El sistema de Logitech es el que más potencia ofrece de entre los equipos económicos con 20 vatios para subwoofer y 6,5 vatios por cada satélite. Los satélites, los más pequeños de los analizados en este apartado, se conectan entre sí a través de cables fijos y a su vez al subwoofer con una conexión DIN. Uno de los satélites presenta el botón de encendido, un control de volumen general y una entrada de auriculares. El subwoofer presenta en su parte posterior un control de volumen de graves. El subwoofer es considerablemente más grande que el de los otros sistemas analizados. Al igual que el de Creative, Logitech apuesta por un diseño de cubo perfecto de un diámetro de 32 cm.

Durante las pruebas realizadas se apreció de forma clara la mayor potencia del equipo. El sonido del mismo fue siempre muy nítido incluso a un gran volumen, momento en el que no se apreció una alarmante distorsión del sonido. La nota negativa viene de la mano del control de volumen general, algo incómodo por su diseño, y del metro y 25 cm de longitud que ofrecen los cables de los satélites, que se pueden quedar algo cortos para ciertas necesidades. Aunque la potencia del subwoofer es indiscutible, la nitidez de los graves, aún siendo muy buena, no es tan “redonda” como la ofrecida por el equipo de Creative.

Palabras mayores

Si su presupuesto rebasa la frontera de los 100 EUR, encontrará sistemas básicamente con más potencia y un diseño más cuidado. Pueden considerarse alternativas al equipo de música, ideales para disfrutar al máximo de, por ejemplo, las emisoras de radio de iTunes o