Una pregunta que se ve mucho por esos foros de Dios es aquella de ¿es buen momento para comprarme un (modelo de Mac deseado) o mejor me espero a que salga la siguiente versión? No es fácil responder, hay que tener en cuenta multitud de factores. Incluso la posibilidad de enriquecerse esperando, como sugería un chiste que leí hace ya años (me disculparás que no te lo cuente porque tengo muy poca gracia para esas cosas, pero tenia que ver con eso de que el equipo que cuesta x euros hoy, costará la mitad dentro de un año y tacita a tacita…).

Y eso suponiendo que tengamos claro qué modelo y prestaciones queremos. La gama está bastante bien estructurada, pero siempre están los “isis”: “¿Y si necesito cambiar la gráfica?”, “¿Y si más adelante le pongo otro disco duro?”…

El ciclo vital

Una de las cosas que hay que aprenderse es el ciclo vital y etapas de desarrollo de los productos Apple y que viene siendo el que a continuación se detalla:

Fase rumorológica: tiene una duración variable que oscila entre un par de meses y varios años (como el PDA Apple). En ella los sitios de rumores generan expectativas de prestaciones que sirven a Apple para refinar su diseño: el nuevo equipo llevará 8 procesadores, preparará café, te traerá las zapatillas y te convertirá en un irresistible icono sexual.

Fase de anuncio o “keynote”: dura unas dos horas y suele coincidir con la conferencia inaugural de un importante evento, a saber: Macworld Expo de San Francisco (a principios de enero), Worlwide Depelopers Conference (mediados de junio), AppleExpo (finales de septiembre, en París). Acostumbra a ser decepcionante como resultado de la fase anterior.

Fase pre-disponibilidad: un período que suele abarcar entre dos semanas y tres meses en el que el producto anunciado no está disponible por una combinación de estas dos razones: la demanda supera la capacidad de distribución, o bien el fabricante de procesadores no consigue tener suficientes a tiempo.

Fase “a Apple le quedan dos telediarios”: entre el incumplimiento de expectativas sin fundamento de la primera fase y los nervios de los compradores compulsivos (también conocidos como “early adopters”, o bien “temerarios adinerados”), los analistas de la industria anuncian la inminente debacle de la compañía de Cupertino. También se la conoce como “fase Dvorak”.

Fase “rev B”: unos seis meses después de que las primeras unidades del producto hayan llegado a sus compradores y estos las hayan desguazado en la primera noche encontrando todo tipo de problemas y fallos, Apple suele publicar una revisión con alguna mejora poco significativa de prestaciones: tal vez la gráfica, un acelerón de procesador, más de algo… Suele recomendarse esperar a esta fase para adquirir el producto deseado, libre de los defectos de diseño originales y con más valor por el mismo dinero, y a veces por menos. La parte mala es que, a veces, se repite la fase de pre-disponibilidad y eso que el anuncio se hace de manera bastante discreta.

Fase “yatarda”: a partir de los 9 meses de vida de un producto comienza esta etapa caracterizada por comentarios del tipo “ya tarda en aparecer la nueva versión de…”. Lo habitual es que a medida que se aproxime un evento Apple se ponga en marcha una fase rumorológica, pero si ésta también se retrasa es habitual que se dispare la de “los dos telediarios”.

Fase “bajada de precios”: cuando la fase anterior se encuentra en su punto álgido puede ocurrir que Apple decida vaciar sus almacenes rebajando el precio de productos que van a ser sustituidos. Sería un momento recomendable para comprar si no fuese por que cuando uno finalmente decide que es su oportunidad y acude a la tienda, ya no quedan unidades.

Aunque este proceso es relativamente fluido, se producen algunas singularidades temporales como el efecto “Apple Store cerrada” que si Jobs no lo remedia acabará por provocar más de un infarto. Pues aunque es cierto que un anuncio de Apple suele conllevar el cierre de la tienda virtual para actualizar el catálogo, lo inverso no tiene por qué ser cierto.

Pero ¿cuándo comprar?

Hay unas pocas reglas prácticas:

1.- Compra un Mac cuando lo necesites y tengas con qué pagarlo.

2.- Si estás en las inmediaciones de un evento importante, consulta precios, por si abaratan productos salientes, o simplemente espera a ver lo que sale (y ten en cuenta la disponibilidad y el punto anterior).

3.- No compres un Mac antes del martes: los anuncios suelen ser ese día de la semana (lo sé, es una estupidez, pero tenía gracia y además es cierto).

4.- No hagas caso de los columnistas que te aconsejan sobre el momento adecuado de comprar tu Mac.