La QuickCam VC es una cámara que incorpora lentes de 3,6 mm . f2 . 0, esto es, capaz de ofrecer imágenes claras, en condiciones de luz ambiental bastante baja . Ofrece un campo de visión de 46 grados y su margen de enfoque se extiende desde los 3 cm hasta el infinito; una opción que permite pegarse a la cámara y obtener un enfoque correcto . El paquete proporciona una utilísima peana a modo de pirámide truncada de goma para apoyar la cámara y unos adhesivos para pegar el cable, bastante largo, por el lateral del iMac hasta el puerto USB ya que es bastante inestable si no se utiliza .

La cámara incorpora dos programas: QuickPICT y Quick Movie . Ninguno de ellos están muy depurados todavía dado que, aún siendo para USB, le preguntará a qué puerto desea conectarlo: impresora o módem . Hemos de matizar que este software está dirigido también para actualizar el soft de otras QuickCam más antiguas con conexión serie, de ahí que pregunte sobre el puerto sin alterar en absoluto su correcto funcionamiento bajo USB .

QuickPICT está destinado a hacer de la QuickCam VC USB una cámara de fotos . Con más limitaciones que virtudes, este software permite la captura de imágenes en formatos JPEG, TIFF y PICT de una forma sencilla con tamaños de imagen hasta 352 x 240 píxeles, poco menos de un cuarto de pantalla para que se hagan una idea . Es interesante destacar la opción que tiene de definir un área con el ratón y enfocar esa parte exclusivamente . Las preferencias del QuickPICT permiten controlar la imagen, de forma un poco brusca, hasta que se estabiliza con los nuevos parámetros .

Rendimiento

En las pruebas pudo comprobarse que la mejor fórmula de uso es la de los parámetros por omisión, aunque da un amplio número de opciones para definir al gusto del usuario parámetros como el brillo, la saturación, contraste, definición y determinados efectos especiales, como rotar o crear una imagen simétrica . Permite tres fórmulas para capturas las imágenes; una dejándolas en un Viewer, otra generando un archivo y la última creando una secuencia como si de un carrete fotográfico de 36 exposiciones se tratara . Es posible hacer capturas cada cierto tiempo o múltiples exposiciones acompañadas de un curioso sonido del obturador de una cámara convencional .

La otra aplicación es QuickMovie, que genera capturas de vídeo en formato AVI ( perfectamente integrado con QuickTime 3 . 0 ) . Se recomienda al usuario que disponga de espacio en disco duro si quiere hacer uso de esta opción: poco más de 20 segundos ocuparon casi 70 MB de nuestro disco . Es importante destacar que, gracias a las potentes opciones de compresión, se consiguió dejar en 2 MB el tamaño final del archivo . Esta aplicación ofrece un control exquisito en cuestión de imagen, al proporcionar unos diez formatos de compresión, compatibles con QuickTime y permitir controles de audio ( compresores ) una frecuencia de muestreo para audio de hasta 44,1 kHz a 16 bits estéreo . Según las necesidades del usuario, se puede ir jugando con las diferentes preferencias para adecuar la película a sus necesidades de publicación; todo ello en función del ancho de banda disponible ( red local, CD-ROM o Internet ) .

En la Red

Finalmente, probamos la cámara en un entorno real de videoconferencia bajo protocolo TCP/IP . Utilizamos Cu-SeeMe, para observar cómo funciona en local y como nos están viendo en el ordenador de la otra persona y obtuvimos que los ratios de transferencia, mejorados frente a otros modelos, se encontraban entre 7 y 12 fps ( fotogramas por segundo ) ; evidenciando todavía saltos suaves en la imagen . Debemos destacar que se han producido importantes mejoras frente al anterior modelo QuickCam para Mac, ofreciendo más fotogramas de captura de vídeo ( casi el doble ) gracias a la conexión USB que permite transmitir más información que los tradicionales puertos serie . Respecto al audio, sigue sin conseguirse la comunicación full-dúplex; es decir, la simultaneidad en la transmisión y la recepción del sonido, una limitación razonable, si analizamos las conexiones actuales que disponen los usuarios en su domicilio que no exceden los 28 . 800 bps reales . La imagen resultó perfectamente nítida y enfocada en todo momento, adecuándose automáticamente a las condiciones de luz y ofreciendo millones de colores ( si usted dispone de recursos en memoria de vídeo ) .

Conclusión

Presentada por Logitech como la primera videocámara digital en color dirigida a usuarios iMac, nos ofreció su primera sorpresa en la caja: todas las especificaciones y software para PC . Después de esta pequeña desilusión y viendo que se trataba de un dispositivo USB, localizamos en la Web de Logitech los controladores necesarios para usar la cámara con un iMac .

Un pequeño detalle deslució la instalación, dado que, cuando la cámara se conectaba al puerto USB del teclado, lanzaba un mensaje que advertía sobre la falta de energía para utilizar este dispositivo . Se optó por colocarla en uno de los puertos USB del iMac y todo funcionó correctamente después de reiniciar el equipo .

En definitiva, se trata de una interesante opción por un razonable precio de 17 . 100 PTA+IVA . Esta cámara exige disponer de conexión USB, Mac OS 8 . 0 o superior, 8 MB de RAM, bastante espacio en disco duro ( si desea hacer capturas de vídeo ) , y una conexión a Internet para descargar los 4 MB que ocupan los controladores QuickCam 2 . 1 . 2 desde www . logitech . com/us/support/10403 . html#2 . Dentro del embalaje no hemos encontrado documentación impresa y la ayuda en pantalla está en inglés .

CALIFICACIÓN: ****/7,5 LO MEJOR: Facilidad de conexión y uso . Potencia del software QuickPICT y QuickMovie . Control iluminación y enfoque automático . LO PEOR: Descargar de la web los controladores, inestabilidad de la peana, instrucciones en inglés, saltos en la captura de fotogramas . FABRICANTE: Logitech . DISTRIBUIDOR: Servicio de Atención al Cliente: 91 375 33 68 . www . logitech . com . PRECIO: 17 . 100 PTA + IVA, ( 102,77 EUR ) .