El fabricante ATI ha presentado los chips de las nuevas tarjetas gráficas que incorporarán los equipos de Apple de serie, relevando de esta forma a las Rage 128. Las nuevas tarjetas Radeon 256 serán compatibles con OpenGL 1.2. Las nuevas tarjetas (en versión AGP y PCI) estarán listas para incorporar a equipos Windows después de verano, y en los equipos de Apple a finales de año, aunque se desconoce sobre qué máquinas.

Según ATI, el nuevo procesador es capaz de calcular 30 millones de polígonos por segundo (cuatro veces más que el Rage 128). De momento, el fabricante no ha especificado en qué equipos de Apple se incluirán las próximas Radeon 256.

Las dos innovaciones más importantes del procesador Radeon 256 son el motor Charisma y la Arquitectura de Tapicería de Píxel, que ATI presentó en la Conferencia de Desarrolladores de Juegos. El motor Charisma es capaz de generar 30 millones de triángulos por segundo (a diferencia de un procesador Pentium III, que genera hasta 5 millones), y se encarga de acelerar los cálculos de transformación de objetos y de luz, operaciones que anteriormente realizaba la CPU.

En cuanto a la Arquitectura de Tapicería de Píxel, se ha diseñado para generar texturas más realistas y suavizadas, y mejores efectos de superficie. Una de sus características permite a los desarrolladores aplicar texturas de volumen 3-D a los objetos, en vez de simular texturas 3-D sobre superficies planas. También permite acelerar el mapeado de entornos, y aplicar efectos más realistas en superficies de cristal o metálicas.

Radeon 256 permitirá manejar 128 MB de memoria de vídeo a 200 MHz, y serán las primeras tarjetas en sobrepasar la barrera de 1 Gigatexel por segundo de velocidad de render, llegando hasta los 1,5 GT. ATI ha desarrollado este procesador gráfico especialmente para trabajar con Mac OS, siendo compatible con el espacio de color Apple y con el reproductor DVD del sistema operativo.

Otro de los aspectos que ATI ha mejorado en los chips Radeon 256 es su capacidad para trabajar sobre juegos, sobre todo en aquellos compatibles con OpenGL. Según ATI, los desarrolladores de juegos tendrán que modificar algunas partes de los mismos para que su rendimiento sea óptimo sobre las tarjetas Radeon, pero las tarjetas serán compatibles con OpenGL 1.2. Con este procesador, ATI espera competir directamente con la creciente popularidad de las tarjetas Voodoo de 3dfx.