En el pasado número comentamos en esta misma sección el excelente programa WireTap Pro mediante el que se puede grabar como archivo de audio cualquier sonido reproducido a través del Macintosh, incluyendo por supuesto la reproducción correspondiente a los streams de las emisoras de Internet. No obstante, si lo que se desea es escuchar la radio a través del Mac existen otras soluciones que, además, pueden resultar más interesantes, pues en principio no todas las emisoras de radio emiten aún por Internet. Entre dichas soluciones se encuentra la que evaluamos en este primer contacto y que supone, desde nuestro punto de vista, la mejor opción para aquellos que deseen añadir a su hub digital la capacidad de sintonizar las emisoras más frecuentes en las bandas de frecuencia AM y FM.

Nada más ver el producto se adivina de dónde ha sacado el fabricante la idea del nombre, pues su diseño recuerda claramente la aleta dorsal de un Tiburón, con una pequeña base que resulta suficiente para mantener sin problemas el equilibrio teniendo en cuenta el peso del producto, y del que sale un cable USB con la longitud suficiente para situarlo a más de 1 metro del ordenador, distancia que además se puede ampliar si se utiliza el alargador suministrado con el producto.

Gracias a la luz que se puede ver por ambos laterales del producto se puede ver en todo momento cuál es el estado de funcionamiento: azul cuando está encendido y rojo cuando está en modo de grabación de audio.

Para completar la instalación, el fabricante suministra un CD con el software que supone el otro 50% del producto, ya que es el encargado de sintonizar y memorizar las emisoras, además de ofrecer otra serie de características adicionales como puede ser el uso de diferentes modos de ecualización (con 10 cortes de frecuencia y personalizable por el usuario), o bien la creación de una lista de grabación desatendida en la que se puede indicar la hora de inicio, duración y emisora a grabar así como la periodicidad, lo que resulta muy interesante en el caso de que queramos grabar un programa que se emita a diario a la misma hora.

Funcionamiento. Como en cualquier otro producto en el que se utilice una antena de recepción, la calidad de sonido que se puede obtener con la RadioShark dependerá en gran medida del nivel de interferencias que puedan producir los aparatos que le rodean. Así, por ejemplo, en un ambiente típico como es el de cualquier hogar la calidad de sonido será limpia y cristalina para la mayoría de las emisoras, mientras que si se coloca el producto en una oficina o estudio, rodeado por monitores y ordenadores, donde además coexista con otros productos inalámbricos como estaciones base 802.11 o teléfonos inalámbricos, entonces el funcionamiento del producto tenderá a ser más deficiente con mucho ruido de fondo. Incluso en este caso se puede llegar a limpiar en buena medida mediante el ecualizador, donde el preajuste Old Radio supone un buen punto de partida.

Para sintonizar las emisoras se puede arrastrar directamente el manejador situado en la ventana principal o bien automáticamente, aunque no se trata de un proceso donde el programa vaya recorriendo todas las frecuencias de cada una de las dos bandas en las que memorice automáticamente las detectadas con una recepción buena, sino que en el caso de la banda FM se salta a la siguiente frecuencia par o impar, según lo definido en las preferencias, mientras que en la AM lo hará en saltos de 10 hertzios, valor que también se puede modificar en las preferencias del programa.

Ajustes de preferencias. Precisamente en las preferencias del programa es donde también se puede modificar otras opciones interesantes en el funcionamiento del producto. Aparte de las meramente estéticas que atañen a la interfaz del programa, se puede indicar si deseamos grabar los archivos de sonido con formato AIFF o AAC, así como que se encargue de añadirlos automáticamente a la lista de reproducción de iTunes que definamos.

Otra opción que resulta muy práctica es la que nos permite definir un buffer o memoria temporal que pueda utilizar RadioShark para ir grabando la emisora sintonizada en ese momento. El resultado es una especie de directo con retardo que nos permitirá “rebobinar” la emisión para escuchar de nuevo algún pasaje.

Conclusión

Se trata de una excelente opción que nos permite escuchar y grabar a través del Mac cualquiera de las emisoras, aunque la calidad de recepción depende en gran medida de dónde pongamos el dispositivo. Por lo demás, quizá el precio sea algo elevado.

RadioShark

----------------

Calificación: ****/8,5

Lo mejor: Calidad. Sencillez de manejo. Posibilidad de definir un buffer. Grabaciones programadas.

Lo peor: No sintoniza automáticamente las emisoras. No incluye función de encendido/apagado automáticos.

Fabricante: Griffin. Web: www.griffintechnologies.com.

Distribuidor: Tesa. Aragón 359. 08009 Barcelona. Tel: 902 21 00 57. Web: www.tesa.net.

Precio: 72 EUR + IVA.