Sacrifice es un complejo y original título que combina elementos de juegos de acción 3-D en tercera persona, estrategia en tiempo real y rol. La acción en tercera persona nos la ofrece la perspectiva del juego y los combates a lo largo de la aventura; los elementos de juegos de estrategia en tiempo real se encuentran en todo lo relativo a la gestión y creación de ejércitos y de edificios. Por último, Sacrifice es también un juego de rol, ya que el protagonista irá aumentando su experiencia a lo largo de la historia aprendiendo nuevos hechizos y artes.

Sobre estos elementos, Sacrifice sitúa al jugador en el papel de un mago que, huyendo de su mundo, tiene que servir a uno de los cinco dioses de la nueva dimensión en la que se encuentra.

Al comienzo del juego, y tras haber superado tres útiles fases de entrenamiento y seleccionado qué hechicero manejar (entre un total de 14), el usuario podrá elegir entre dos modalidades de partida en modo jugador simple. En la primera de estas modalidades el jugador se encuentra ante los cinco dioses que tratarán de convencerle para que se alíe a alguno de ellos. Tras la elección, totalmente libre y en manos del jugador, éste tendrá que realizar la misión encomendada por su dios, ganándose el favor de éste y el odio de sus enemigos. El objetivo de estas misiones es, básicamente, profanar el altar del dios enemigo, o lo que es lo mismo, destruir la base enemiga. Esta es la modalidad de juego de campaña.

La otra opción de jugador simple es el escenario. En esta opción, el jugador elige un escenario donde tendrá que realizar una misión específica como destruir un templo o rescatar a un personaje.

Por último, Sacrifice también ofrece el modo multijugador, que permite jugar a un total de cuatro usuarios sobre una red local o a través de los servidores de GameRanger.com. Para disfrutar de esta opción es necesario descargarse un parche desde la web de MacPlay (www.macplay.com/support).

Gráficos y audio

Uno de los puntos fuertes del título de MacPlay son los gráficos y la ambientación sonora. Ésta última es francamente buena, con una banda sonora envolvente y unos efectos de primera, entre los que destacan todos los relativos a los conjuros y hechizos.

Los gráficos de Sacrifice están muy cuidados, con muchos detalles y con unos escenarios muy amplios que harán las delicias de los exploradores. Aquí merece un sobresaliente la recreación del cielo, unas nubes dinámicas y cambiantes dependiendo de la climatología. Todo lo relativo a las luces y destellos también merece un diez.

En este apartado también destaca la flexibilidad otorgada por la cámara del juego, que ofrece un punto de vista en tercera persona con la posibilidad de acercar o alejar la imagen con un potente zoom. También es posible girar la visión en torno al protagonista hasta 360 grados, con lo que se logra un número casi ilimitado de ángulos de visión.

Requerimientos

Sacrifice funciona tanto en entorno Classic (Mac OS 9.2) como sobre Mac OS X. El juego requiere un procesador PowerPC G3 o posterior con al menos 350 MHz de velocidad y 128 MB de memoria RAM. Aunque el juego funciona de un modo correcto sobre un sistema gráfico ATI Rage 128 con 8 MB de vídeo, para lograr una fluidez óptima será necesario contar con un sistema gráfico más potente.

Conclusión

Sacrifice es un juego muy interesante que cuenta con un original guión que mezcla con acierto muchos elementos (estrategia, acción, rol). Sin embargo, no hay que olvidar que es un juego complicado de manejar y denso, que requiere un aprendizaje donde el hecho de que esté totalmente en inglés no facilita mucho las cosas cuando lo que se pretende es pasar el rato y entretenerse.

A su favor se pueden citar muchos elementos como los cinco mundos diferentes (uno para cada dios) que componen la aventura y que permiten que los escenarios no se repitan. Imprescindible prestar atención al altísimo nivel gráfico y sonoro del juego.

Un juego de estrategia

Y muchas dósis de rol y acción

-------------------------------------------

A lo largo de cada aventura, el jugador podrá crear criaturas para su ejército y levantar edificaciones. Para ello, el juego ofrece cerca de 50 criaturas diferentes (10 por cada dios) como zombies, dragones y otros personajes difícilmente descriptibles.

Al igual que en todos los juegos de estrategia, el usuario precisará de recursos para crear a sus criaturas. En Sacrifice los recursos serán dos: maná y las almas. El maná se conseguirá levantando templos, mientras que las almas se consiguen de las criaturas muertas en el campo de batalla.

Sacrifice es un juego con un manejo complejo, que requiere un entrenamiento y tiempo para hacerse con los controles. En este sentido, que el juego esté totalmente en inglés no facilita mucho la tarea, ya que a lo largo de la aventura el usuario se enfrentará continuamente a diálogos y propuestas.

Calificación: ****/7,9

Título: Sacrifice.

Lo mejor: Ambientación gráfica y sonora. La flexibilidad de las cámaras.

Lo peor: Manejo complejo. Fabricante: MacPLay. Distribuidor: Hipermac. Tel: 902 120 407. Web: www.hipermac.com.

Precio: 50,50 EUR + IVA.