Probamos cinco pequeños servidores NAS que, en forma de cubo, nos permiten disfrutar de capacidades de almacenamiento en red y la seguridad de un sistema RAID 5 en cualquier instalación de red Ethernet.

El almacenamiento de una pequeña empresa se puede centralizar en un NAS de reducidas dimensiones de una forma sencilla y con prestaciones como redundancia de datos y velocidad de acceso, permitiendo que cualquier dato esté siempre disponible desde cualquier equipo, ya sea dentro de la red local de la empresa, o incluso accediendo de forma remota.

Además, los pequeños NAS que evaluamos en este artículo ofrecen prestaciones adicionales, pudiendo actuar como servidores FTP, servidores multimedia, servidores de impresión o sistemas de videovigilancia. Todos los equipos que hemos probado se conectan mediante una interfaz Gigabit Ethernet, y algunos admiten una segunda conexión del mismo tipo. Además, todos pueden montarse como unidades iSCSI, lo que permite acceder a los volúmenes como si de unidades locales se tratara.

Iomega Storcenter NAS ix4-200d 4TB

En los NAS de Iomega, además de las habituales funciones de almacenar y compartir archivos en red, o hacer de servidor FTP o servidor de impresión a través de sus puertos USB, encontramos funciones como la compatibilidad con Bluetooth, la posibilidad de conectar cámaras de videovigilancia, o la compatibilidad con CoolIris para el visionado de fotografías.

El StorCenter ix4-200d que hemos evaluado dispone de cuatro discos Seagate de un terabyte cada uno y 5.900 rpm. De este modo es posible montar configuraciones RAID 10 y RAID 5 con reconstrucción de RAID automática o bien usar el modo JBOD de concatenación de volúmenes. Iomega prescinde de ofrecer una configuración RAID 0 que puede resultar insegura con los datos. Los discos pueden ser reemplazados fácilmente por el usuario en caso de problemas o para ampliar la capacidad.

Sus tres puertos USB se pueden emplear para conectar discos adicionales, y ampliar la capacidad, o bien para conectar impresoras y compartirlas en red. Además, es compatible con sistemas de alimentación ininterrumpida, que podrán gestionar su apagado mediante la conexión a uno de ellos.

Cuenta también con funciones ya habituales en este tipo de productos como servidor multimedia UPnP compatible con DLNA, servidor iTunes, acceso remoto a los archivos o cliente de descargas Torrent, pero donde presenta novedades es en la posibilidad de hacerlo compatible con Bluetooth, mediante la instalación de un adaptador que, lamentablemente, no se incluye con el NAS por defecto sino que ha de adquirirse por separado. De este modo será posible descargar contenido de forma inalámbrica a (o desde) dispositivos como teléfonos inteligentes.

Otra novedad es la posibilidad de conectarse con hasta seis cámaras de seguridad IP que otorgan funciones básicas de videovigilancia. En este caso la compatibilidad es con las cámaras Ethernet del fabricante Axis (www.axisonline.es), sin necesidad de que debamos de utilizar software de terceros.

La gestión del NAS se realiza íntegramente mediante una interfaz web muy intuitiva y completamente en español. Desde ella es posible configurar incluso la copia completa de un NAS a otro para tener redundancia de datos y aumentar la seguridad, o bien efectuar copias parciales de las carpetas más importantes. Los usuarios de PC pueden hacer sus copias mediante el software Retrospect, mientras que para los usuarios de Mac la buena noticia es que se trata de un sistema 100% compatible con la característica de copia de seguridad Time Machine disponible de serie en el sistema operativo desde Mac OS X 10.5. Además, puesto que el servidor tiene una pequeña pantalla donde nos informa de la dirección IP usada (entre otras cosas) ni siquiera es necesario instalar ningún software para buscar el NAS, y en Mac también se identifica correctamente mediante la tecnología Bonjour en cualquier aplicación o servicio compatible, como por ejemplo es el caso del propio navegador Safari.

Si necesitamos acceder en remoto al servidor, podemos hacerlo mediante los servicios de DNS dinámicos de TZO, bastando con un par de clics en el panel de configuración para activarlo.

Además este NAS dispone de dos puertos de red Gigabit Ethernet, de manera que es posible conectarlo simultáneamente a dos puertos, disponiendo de acceso al servidor por dos direcciones IP, o bien combinando ambas tarjetas. Sin embargo en nuestras pruebas no detectamos diferencias apreciables de velocidad en ninguna de sus configuraciones posibles, aunque sí se harán patentes al acceder al servidor simultáneamente desde múltiples ordenadores, especialmente si se configura cada conexión con una IP y se reparten la mitad de los ordenadores conectados en cada una de ellas. Además, puede configurarse para que una conexión haga de backup y entre en funcionamiento si falla la principal.

Lo Mejor: Bluetooth y DLNA. Soporta cámaras

Lo Peor: Sin puertos eSATA

La Cie 5 Big Storage Server

El servidor NAS de LaCie es un equipo que juega en otra división. Frente a las soluciones de software de código abierto, basadas en Linux, que utilizan la mayoría de los NAS que se comercializan, LaCie ha optado por instalar un Windows Storage Server 2008 en un equipo con cinco discos, uno más que el resto de los analizados.

Usar el sistema de Microsoft supone un concepto diferente de gestión, que va a permitir una flexibilidad muchísimo mayor que la de los sistemas cerrados con opciones limitadas, pero, a cambio, también resultará mucho más complejo de administrar y gestionar, siendo recomendable que a esta tarea se dedique un especialista, mientras que los sencillos NAS con software más intuitivo, los puede administrar prácticamente cualquier usuario. Bajo esta perspectiva, el servidor de LaCie es más adecuado para empresas que dispongan de su propio equipo técnico, mientras que para las pequeñas empresas sin personal dedicado a estas tareas puede ser más indicada otra solución.

Otra de las peculiaridades del 5 Big Storage Server es que dispone de un puerto VGA, al que podemos conectar un monitor y, junto con un teclado y un ratón USB, administrar el equipo sin necesidad de conectarnos en remoto. Naturalmente también admite la gestión remota, que en este caso se hace mediante la Conexión a Escritorio Remoto de Windows, en lugar de disponer de un acceso mediante navegador web.

A pesar de su corazón Windows, el sistema también es compatible con Mac y Linux, pudiendo utilizarse en este caso también la característica Time Machine para realizar copias de seguridad en red del grupo de trabajo (por ejemplo). El mayor inconveniente es el proceso de gestión, pues si no se utiliza plataforma Windows, será necesario conectar monitor, teclado y ratón al propio NAS para poder configurarlo y administrarlo, lo que resulta más complejo que el sencillo acceso HTTP de otros servidores.

Como decíamos, el equipo cuenta con cinco discos duros, firmados por Samsung, con una capacidad de un terabyte cada uno. Estos discos pueden extraerse en caliente en caso de fallo, sin que sea necesario desmontar nada, lo que siempre resulta una ventaja en comparación con otras opciones. Se echa en falta que su anclaje quede protegido por una llave, mejor que por el tornillo que utilizan. Hay que tener presente que el propio sistema operativo está albergado en los dos primeros discos duros (o, más exactamente, en una parte de ellos), formando un RAID 1 con una partición de u