El ratón del Mac es un buen dispositivo apuntador, pero cada vez son más las aplicaciones que hacen necesario sustituir el ratón que acompaña de fábrica al Mac por otro que ofrezca capacidades añadidas, ya sea la incorporación de uno o más botones o una rueda de navegación para aquellas aplicaciones en las que deba desplazarse por la longitud de sus documentos, ya sea navegadores o aplicaciones de ofimática. En definitiva, un nuevo dispositivo que le evite desplazarse constantemente a la barra de menús o que agilice las operaciones con determinados programas.

Precisamente esta es la filosofía del controlador multimedia USB ShuttlePro del fabricante Contour (www.contourdesigns.com) que en su superficie con unas medidas de 20 cm de largo 11 cm de ancho, 3 cm altura y un diseño muy ergonómico, se puede conectar al puerto USB del teclado, y manejarlo desde Mac OS X o desde OS 9.x para hacer con mayor rapidez y comodidad diversas operaciones, aunque sin llegar a sustituir del todo al dispositivo apuntador por excelencia. Para ello, tiene distribuidos por la parte superior de su superficie 17 botones programables y un control Jog/Shuttle (anillo y disco) similar al que puede encontrar en muchos controles de transporte de los magnetoscopios, ya que el producto tiene una clara orientación para sacarle el máximo provecho con aplicaciones de edición de vídeo y de sonido.

Todo lo que se necesita para comenzar a utilizar este controlador es descargar desde la Web del fabricante los cerca de 4 MB del software en el que se incluye el controlador y el programa que permite crear ajustes independientes para cualquiera de las aplicaciones instaladas en el ordenador, de forma que las funciones asociadas a los controles del Shuttle sean específicas para cada programa. Por omisión, el software Shuttle ya incorpora tres ajustes previos correspondientes a diferentes modos de funcionamiento con FinalCut (digitalización, edición…), iMovie e Internet Explorer, y la creación de nuevos ajustes para otras programas (por ejemplo, Word, Photoshop o InDesign) es cuestión de unos pocos minutos.

En la creación de un ajuste previo sólo hay que seleccionar cada una de las más de 48 posiciones programables entre botones, diferentes grados de movimiento del anillo en ambos sentidos y del disco también en ambos sentidos, y asociar uno de las funciones básicas incluidas en el programa (desplazamiento arriba/abajo, emulación de las teclas de cursor, salto de línea o de página, etc.) o introducir la pulsación de tecla o atajo de teclado que se quiera ejecutar en un programa determinado. Lo único complicado en el caso de utilizar todas las posturas programables es recordar la función de cada una de ellas, ya que con el ShuttlePro no se incluye ninguna plantilla o unos adhesivos que se puedan colocar en las teclas para recordar la función programada; hubiese sido un buen detalle incluir por lo menos la opción que permitiese hacerlo con los controles de transporte básicos de vídeo y audio.

Respuesta. Sin duda es mucho más cómodo editar en iMovie, FinalCut Pro o AfterEffects con el Shuttle Pro que utilizando el ratón o, en algunos casos, los múltiples atajos de teclado para marcar puntos de entrada y salida, volver al comienzo de un clip o desplazarse al final del mismo, avanzar por la película, etc. Por ejemplo, cuando se utilizan los preajustes de FinalCut la respuesta es inmediata, incluyendo el rebobinado o avance rápidos con el Jog, aunque cuando se desplaza a ambos extremos y se suelta la cabeza de reproducción aún recorre unos cuantos fotogramas. No obstante siempre se pueden editar las funciones asignadas o crear nuevos preajustes personalizados para utilizar el Shuttle con esta u otras aplicaciones.

Por otra parte, el acceso al grupo principal botones y el Jog/Shuttle es muy cómodo (los 13 botones repartidos en dos filas en la parte superior) y lo único más o menos incómodo es que se debe cambiar la posición de la mano para acceder a los cuatro botones situados debajo del Jog.

Conclusión

Si se atiende sólo al precio de este producto puede que la primera impresión es que no se trata de un periférico barato, pero lo cierto es que si utiliza aplicaciones de vídeo con bastante frecuencia enseguida considerará amortizados los 159 EUR del ShuttlePro.

Por otra parte, si sólo utiliza programas de vídeo o audio esporádicamente, y busca mayor comodidad para trabajar con aplicaciones genéricas o de diseño encontrará soluciones más útiles como las tabletas gráficas, el uso de las funciones de creación de macros y automatismos de muchos programas o las soluciones de terceras partes por software para la creación de scripts.

ShuttlePro

---------------

Calificación: ****/7,5

Lo mejor:Sencillez de instalación y manejo. Cantidad de controles y posiciones programables.

Lo peor:No se incluye el software.

Fabricante:Contour. Web: www.contourdesigns.com.

Distribuidor:Gráfica directa. Albasanz, 50, 3. 28037 Madrid. Tel.: 91 754 31 51. Web: www.graficadirecta.com.

Precio:159 EUR + IVA.