Desde que Adobe ha reunido sus potentes aplicaciones de diseño (Photoshop, Illustrator, InDesign, GoLive y Acrobat) en un entorno de trabajo unificado denominado Creative Suite, la integración entre los diferentes productos se ha consolidado. Ofreciendo Adobe Bridge como nexo para intercambiar todo tipo de información, progresivamente se han incorporado más funciones que añaden confort en el trabajo creativo: tal es el caso de Smart Objects, incluido en la versión 2 de Creative Suite.

Para cualquier usuario avanzado de Photoshop, un paso intermedio por Illustrator (aunque sea mínimo) resulta prácticamente ineludible. Es cierto que Photoshop permite crear y manipular formas vectoriales con bastante facilidad, pero Illustrator ofrece características mucho más potentes. De este modo, es cada vez más común que en el desarrollo de un proyecto creativo, el artista procure aprovechar lo mejor de cada aplicación. En tal sentido, la función Smart Objects (Objetos Inteligentes) parece eliminar definitivamente las fronteras entre Illustrator y Photoshop.

Los Objetos Inteligentes son parientes directos de las Capas: se agrupan en la misma paleta, y pueden manipularse en forma independiente del resto de la imagen. Pero la gran ventaja de los Objetos Inteligentes consiste en que, proviniendo de un archivo previamente creado en Illustrator, conservan todas las características editables de los vectores. De tal modo que es posible escalar, rotar o aplicar cualquier transformación en el Objeto Inteligente sin destruir los datos originales del archivo, ya que ambos se encuentran enlazados.

Por ejemplo, si en una fotografía de Photoshop insertas un logotipo (que puede contener textos y formas vectoriales creadas en Illustrator), basta con hacer doble clic en el icono del Objeto Inteligente, para lanzar Illustrator y realizar todo tipo de modificaciones en el archivo original; cada vez que guardas los cambios, éstos se reflejan en forma inmediata en la imagen compuesta de Photoshop. En definitiva, un Objeto Inteligente es un archivo incrustado dentro de otro.

Los Objetos Inteligentes permiten realizar lo siguiente:

Aplicar transformaciones no destructivas. Por ejemplo, es posible ampliar un Objeto Inteligente tanto como se desee, sin perder un ápice de calidad en la imagen. Los datos originales permanecen intactos, ya que se trata de vectores.

Preservar datos que Photoshop no maneja en forma nativa. Puedes crear ilustraciones vectoriales complejas en Illustrator, y manipularlas en Photoshop sin problemas, ya que las reconocerá inmediatamente.

Actualización automática. Es posible modificar una capa, y actualizar múltiples instancias del Objeto Inteligente en forma automática.

Respetar los estilos de Photoshop. Aplicando transformaciones sobre los Objetos Inteligentes, se conservan los estilos de cada capa: variables como la opacidad y el modo de fusión se actualizan con los cambios del Objeto Inteligente.

1- Antes y después de Smart Objects

Para comenzar a entender el modo en que se comportan los Objetos Inteligentes, te proponemos que realices el siguiente ejercicio. Ejecuta Illustrator, y abre alguna imagen vectorial creada originalmente dentro de la aplicación. Haz clic y arrastra sobre la imagen, para seleccionar dicha forma vectorial. Pulsa en tu teclado Comando + C para copiar la forma al Portapapeles.

Ahora dirígete a Photoshop, y abre cualquier imagen, en lo posible una fotografía con bastante resolución. Pulsa la combinación de teclas Comando + V para pegar la imagen proveniente de Illustrator dentro del documento de Photoshop. La forma vectorial aparecerá rodeada por unos manejadores, y pulsa Enter para incorporarla al documento. Dirígete al menú Window > Layers para abrir la paleta Layers (Capas), y observa que ahora aparece una nueva capa denominada Vector Smart Object, acompañada de un pequeño icono indicando que se trata de un Objeto Inteligente. Photoshop ha reconocido la forma inmediatamente.

Situado en la capa vectorial, dirígete al menú Edit > Transform; unos manejadores rodearán el Objeto Inteligente. Pulsa las teclas Opción + Mayúsculas mientras haces clic y arrastras desde cualquier esquina del mismo, ampliando sus dimensiones, inclusive excediendo los límites del documento. Pulsa Enter cuando te apetezca, y observa que la nitidez de las curvas vectoriales es absolutamente perfecta.

Nuevamente dirígete al menú Edit > Transform, y pulsando las teclas Opción + Mayúsculas ahora reduce el tamaño del Objeto Inteligente, regresándolo a sus dimensiones originales. Ahora rasteriza la capa ejecutando Layer > Rasterize > Smart Object. De este modo eliminas sus propiedades de Objeto Inteligente, transformándolo en una capa normal.

Ejecutando Edit > Transform amplía nuevamente el contenido de la capa; pulsa Enter, y observa que la calidad de la capa se ha degradado, presentando unos bordes dentados y una resolución muy pobre. Dado que ya no se trata de un Objeto Inteligente, su cualidad vectorial ha desaparecido y no es posible escalarlo sin perder nitidez.

2- Actualización de cambios

Otra de las grandes ventajas que ofrecen los Objetos Inteligentes es la posibilidad de realizar cambios directamente en el archivo original en forma transparente, sin necesidad de copiar y pegar el contenido vectorial entre las aplicaciones, ni de guardar o exportar la imagen en diferentes formatos.

Para comprobarlo, realiza lo siguiente: después de crear una imagen vectorial en Illustrator, pégala en cualquier imagen de Photoshop para crear un Objeto Inteligente.

A continuación, puedes realizar tantos cambios como desees en la fotografía original de Photoshop, inclusive modificar la ubicación o el tamaño del Objeto Inteligente utilizando las herramientas correspondientes.

Dado que has realizado algunos cambios en la fotografía original, ahora deseas modificar ciertos parámetros (color, tamaño, etcétera) del Objeto Vectorial. Entonces abre la paleta Layers, sitúate en la capa Vector Smart Object y haz doble clic en el pequeño icono que la identifica.

Inmediatamente se abrirá el archivo original en Illustrator. Realiza las modificaciones pertinentes, y cuando hayas terminado pulsa las teclas Comando + S para guardar los cambios dentro de Illustrator.

Ahora regresa a Photoshop (puedes hacerlo pulsando Comando + Tabulador), y verás que el Objeto Inteligente se ha actualizado automáticamente, tomando los cambios aplicados en Illustrator.

3- Modificar múltiples items

Una característica tremendamente útil que ofrece Smart Objects, es la edición simultánea de múltiples ítems. ¿Qué significa esto? Muy sencillo: tú trabajas realizando cambios sobre un Objeto Inteligente en forma individual, y los mismos se ven reflejados inmediatamente en duplicados del mismo objeto. Claro está, resulta útil cuando trabajas con varios objetos exactamente iguales entre sí. El ahorro de tiempo es sustancial.

Pongamos un ejemplo; estás diseñando la interfaz gráfica de una página web, y necesitas disponer de una barra de navegación, con varios botones iguales entre sí. Lleva a cabo el siguiente procedimiento: crea un nuevo documento de Photoshop (Comando + N), y sobre el Fondo crea una nueva capa (layer). Utilizando la herramienta Rounded Rectangle Tool, crea un botón relleno de color negro.

Dirígete a la paleta Layers, y selecciona dicha capa. Haz clic para abrir el menú asociado a la paleta, y escoge la opción Group into New Smart Object. Podrás ver inmed