Este dispositivo incorpora dos discos duros para ofrecer una capacidad de almacenamiento máxima de 146 GB, configurables como un array de discos en modo stripping en el que los dos discos se comportan como un único volumen o en modo mirroring, en cuyo caso se reduce a la mitad la cantidad de espacio utilizable dado que se reserva el segundo disco para almacenar un duplicado de la información, de forma que se pueda recuperar en el caso de que se pierdan los datos en el primer disco.

También se pueden crear usuarios y grupos, con sus correspondientes contraseñas y nivel de acceso al modo OS X (Administrador, Root, invitado), así como establecer cuotas de disco para reservar una cantidad máxima de espacio disponible para cada uno de los usuarios a los que se les haya habilitado el acceso. Desde el sistema operativo del Mac, ya sea el clásico o Mac OS X, se puede acceder al SnapServer mediante la conexión AppleTalk, indicando su dirección IP o nombre de servidor en la ventana de conexión y mediante un navegador o programa de FTP.

En nuestras pruebas el comportamiento fue muy ágil en la transferencia de archivos de gran volumen y en la lectura o escritura de múltiples archivos, pero no se podría utilizar como volumen compartido en red para volcar directamente en él vídeo capturado desde una cámara o magnetoscopio FireWire, aunque sí sería una opción considerablemente buena si se conecta el SnapServer directamente a la conexión Ethernet del Macintosh.

Por último, el coste por megabyte es bastante bajo, justificando lo que en principio parece un precio demasiado alto del dispositivo.

SnapServer 2200

-----------------------

Calificación: ****/8,5

Lo mejor:Configuración y administración. Multiplataforma. Velocidad.

Lo peor:Alimentación externa.

Fabricante:Quantum.

Distribuidor:Ingram Micro. Tel.: 93 474 90 90.

Precio:1.866,47 EUR.