Compartir documentos

Compresión

Integración en redes Microsoft

Servicios cooperativos

VirtualPC, la última solución

Conclusión

Salvo raras excepciones, el usuario de Macintosh que trabaja en una oficina tiene que habituarse a sobrevivir en un mundo Windows, compartiendo información con estos usuarios y, en muchos casos, no sólo información ya que debe integrar su máquina en el sistema de gestión de red de la empresa.

En el mundo de las pequeñas empresas es posible encontrar compañías que basan toda su red informática en los sistemas de Apple, pero esto es bastante más difícil que suceda en grandes corporaciones. La problemática aumenta porque es posible que el mencionado usuario logre que le dejen utilizar un Macintosh (opción ya de por sí complicada) pero el departamento de informática de la empresa no querrá asumir ninguna responsabilidad sobre el mantenimiento, instalación de aplicaciones y configuración del ordenador, haciendo que el uso de Mac OS se convierta en una tarea compleja. Aunque no es imposible, ya que gracias a un excelente catálogo de productos de terceras partes, es posible integrar su ordenador Macintosh en el entorno de trabajo de su oficina.

COMPARTIR DOCUMENTOS
volver al sumario

El componente fundamental para lograr una coexistencia pacífica en la unión de ambos entornos es la compatibilidad de los documentos creados en uno y otro entorno. Esto no es posible lograrlo en un cien por cien ya que el número de formatos de documentos existentes es prácticamente ilimitado, tantos como aplicaciones distintas existen, pero centrándose en los tipos de documentos más comunes el resultado que se obtiene es mucho más positivo.

La compatibilidad con los documentos de texto de Word, hojas de cálculo Excel y presentaciones de PowerPoint está asegurada en ambos sentidos. El método más directo es utilizar el mismo paquete que Microsoft también tiene disponible para Mac OS y que bajo la denominación Office 2001 incluye estas tres aplicaciones, siendo los documentos totalmente compatibles en ambos sentidos. Es decir, estos programas pueden leer los documentos respectivos creados en PC y también es posible traspasar a PC documentos creados en la versión Macintosh, siempre que recuerde añadir al nombre del documento la extensión ".doc" para textos, ".xls" para hojas de cálculo y ".pps" para presentaciones no siendo necesario realizar ningún tipo de conversión.

La compatibilidad respeta no sólo los documentos en sí, también se traspasan de un entorno a otro las definiciones de estilo y otros elementos asociados a estos documentos, así como las definiciones de plantillas que pueden emplearse en ambos entornos. La única discrepancia observada fue con los tipos de letra, que en algunas ocasiones eran transformados en un documento al cambiarlo de entorno.

Una aplicación de Office para Windows que no está incluida en la versión de Office para Mac OS es Access, la base de datos de Microsoft. Por tanto los documentos de este tipo no pueden transferirse con la facilidad con la que se hace con los demás. Lo mismo sucede con los archivos creados con otros productos de Microsoft, como Microsoft Project, que tampoco posee un equivalente para Mac OS ni hay una aplicación que pueda leer e interpretar estos documentos.

Si bien la compatibilidad con Macintosh de estos formatos es óptima al utilizar Office para Mac OS, existen muchos usuarios que no desean emplear este conjunto de programas en Macintosh, ya sea por el coste de los programas o bien por simples gustos personales.

Las aplicaciones de ofimática alternativas más comúnmente utilizadas por los usuarios de Macintosh se centran en el paquete integrado AppleWorks. Este producto no es capaz de leer directamente los documentos de Office antes mencionados, por lo que es necesario utilizar un conversor o tener la suficiente capacidad para convencer a la empresa de que compre la versión de AppleWorks disponible para Windows, aunque la primera opción es más realista.

MacLink Plus

Apple desarrolló en tiempos un dispositivo de traducción de documentos incorporado en el sistema, Apple File Exchange, pero actualmente ya no está incluido y su funcionalidad está disponible en un producto de terceras partes: MacLink Plus Deluxe, versión 12.

Esta excelente utilidad per