Cine, publicidad, televisión, diseño industrial, animaciones, juegos… El 3-D está cada vez más presente en cualquier producción audiovisual, ya se trate de la integración de elementos sintéticos en entornos reales o de producciones completamente sintéticas cuyos resultados ofrecen un realismo difícil de imaginar hace tan sólo unos pocos años para los usuarios de ordenadores de sobremesa. Lo cierto, sin embargo, es que la evolución en la potencia de los actuales ordenadores permiten ejecutar en el Mac las mismas aplicaciones utilizadas por las más prestigiosas productoras de animación y efectos. En este artículo le ofrecemos la información sobre las características y posibilidades de dichas aplicaciones, ofreciéndole una serie de guías que le ayudarán a escoger la opción más adecuada para sus necesidades y que le permitan crear su personajes y mundos virtuales.

Cinema 4D 8.1

Se trata de una de las aplicaciones de modelado y animación multiplataforma más versátiles, potentes y, en la versión básica del producto, también más económica para introducirse en el mundo del 3-D con unas completas herramientas de modelado y animación, además de una buena velocidad de respuesta que se puede aumentar mediante la asignación de las tareas de iluminación a OpenGL por hardware, así como la vista previa de las texturas y otros elementos (siempre y cuando la tarjeta gráfica lo permita). Adicionalmente, también nos ha parecido el producto cuya interfaz de usuario se presenta de una forma más clara (junto con la de Maya), lo que también contribuye a agilizar en buena medida las tareas de modelado, trayectorias de animación y las operaciones de modificación y “morphing” de los objetos poligonales y basados en HyperNurbs, grupos que constituyen el punto de partida en el programa para el modelado orgánico y la edición de objetos a partir de primitivas básicas.

Cinema también permite crecer desde la versión básica hasta la más profesional mediante el uso de módulos adicionales, ya sea los proporcionados por la propia Maxon o terceras partes, o para ir ampliándola según las necesidades específicas de cada usuario que precise reforzar aquellos puntos en los que flaquea el producto básico. Por ejemplo esto lo que ocurre con el módulo de renderizado que, pese a ofrecer una excelente velocidad y calidad (incluso en los PowerPC G4 menos potentes) no está incorporada la capacidad para generar radiosidad o caústicas, así como para trabajar de serie con entornos de alta resolución (HDRI), opciones todas ellas con las que se obtiene un excelente realismo en la generación de las escenas, especialmente en lo que respecta al comportamiento de las luces distantes y difusas, y mediante las que se obtiene una proyección de las sombras más allá de la simple definición de sombras duras o suaves.

Lo que sí está disponible de serie y que no encontrará en el resto de productos es la completa traducción a nuestro idioma tanto de la interfaz de usuario como de la documentación suministrada, algo que deberían valorar especialmente los usuarios que no hayan utilizado previamente ninguna otra aplicación de modelado 3-D.

Otros apartados en los que sobresale este producto es en la inclusión de los prestigiosos shaders Smell Like Almonds (SLA) mediante los que es posible crear materiales volumétricos complejos y que añaden mayor realismo a los objetos incluso con las opciones de renderizado estándar, aunque ello implique un pequeño precio en el tiempo de renderizado.

Modelado. Destaca especialmente la posibilidad de trabajar con deformadores de fácil aplicación sobre un objeto o jerarquía de objetos, facilitando sumamente la adaptación de los modelos a una forma concreta, así como la ventana de parámetros en la que es posible modificar el número de vértices, añadir o reducir las subdivisiones para obtener resultados más realistas, así como automatizar operaciones de edición como puede ser la aplicación de biselados, relieves, tapas, eliminación de caras, etc. Tanto los objetos poligonales como los asociados a HyperNurbs se pueden convertir a “objetos editables”, especialmente interesante para editarlos posteriormente por facetas, aristas, vértices o acceder a una tabla en la que están recogidos todos los puntos que forman el objeto.

Otras herramientas especialmente interesantes, aunque no tan ágiles para facilitar la edición de modelos complejos en comparación con las disponibles en LightWave o Maya, son el completo conjunto de herramientas para trabajar con curvas bézier.

Sin embargo sí incluye otras herramientas que agilizan notablemente la creación de escenas que incluyan varios elementos repetidos y con las que se reduce la carga del procesador; este es el caso de los objetos matriz, de instancia, las operaciones booleanas o la combinación de curvas y objetos hyperNurbs para la creación de deformadores muy útiles durante la animación (algunas de ellas también disponibles en LightWave).

Texturas. El editor de materiales es uno de los más sencillos de utilizar gracias a que sigue la misma claridad del resto de la interfaz, y en el que se pueden construir materiales simples o compuestos por varias texturas, conteniendo aspectos básicos y a la vez tremendamente útiles para dotar de realismo al aspecto de un objeto sin sobrecargar el proceso de renderizado, así como el resto de parámetros más propios de la definición de un material, como la rugosidad, brillo, reflexión, refracción o iluminación; parámetros todos ellos que se pueden modificar durante la animación. Adicionalmente, en la versión XL del producto también se cuenta con la gran potencia del módulo BodyPaint para el “pintado” en 3-D directamente sobre los objetos, similar en potencia aunque no tan sencillo como las brochas animadas o estáticas disponibles en Maya.

Dinámicas. En este apartado se encuentran disponibles tanto los emisores de partículas como la creación de objetos, planos (gravedad) y fuerzas de dirección (viento, velocidad) que pueden interactuar con los objetos de la escena, a los que se pueden asignar diferentes pesos, para crear animaciones con un comportamiento físicamente creíble y bastante automatizado (opción que se puede potenciar mediante la creación de Xpressions). Las opciones disponibles para trabajar con partículas incluyen: atractores, deflectores, destructores, fricción, gravedad, turbulencia, rotación y viento.

Animación. Lo único criticable en este apartado es lo poco intuitiva que resulta la navegación en la línea de tiempo, con la necesidad de reasignar constantemente la cantidad de fotogramas visualizados a los realmente editados. Dentro de las opciones estándar se encuentran las que permiten grabar automáticamente la posición de todos los elementos modificados en la escena de un fotograma determinado (o los valores de texturas, materiales o los propios objetos en las respectivas ventanas de parámetros).

Por otra parte, también se puede acudir a herramientas más avanzadas, como el editor gráfico, para controlar más intuitivamente aspectos como la velocidad de entrada y salida.

En cuanto a la cinemática y cinemática inversa, son características disponibles de serie incluso en la versión básica del producto