Audio. Aunque la mayoría de los usuarios de Macintosh consideramos que el sonido de iTunes es muy bueno, basta cambiar los auriculares que usamos para oír música por alguno profesional con mejor respuesta de frecuencias para descubrir una mejora sustancial.

Otra forma de obtener una mejora importante es mediante la extensión para iTunes OSS 3D desarrollada por SubBand y que se descarga de http://subband.com. Se trata de un sofisticado equalizador y procesador digital de audio que incluye otras tecnologías de mejora de la calidad musical, incluyendo espacialización, sensación de tres dimensiones, sonido envolvente y otras mejoras en tiempo real que se aplican al sonido reproducido a través de iTunes. La limitación es que no modifica la canción original ni se graba en un CD.

En el programa pueden elegirse configuraciones preprogramadas, incluyendo diversas salas de escucha; cuatro pequeño, teatro, etc, y otras creadas para escuchar un tipo de música especial, como puede ser el jazz, pop, rock y grabaciones antiguas.

La segunda opción consiste en elegir una configuración manual para a continuación empezar a modificar cada uno de los parámetros mencionados previamente, método más laborioso pero que puede resultar más satisfactorio.

El software es shareware con un periodo de prueba de dos semanas y tiene un coste de 25 dólares.

Vídeo

¿Quizás quieres hacer una copia de ese DVD de los Lunnis o de Toy Story para que tu hija de tres años pueda verlo ahora que se ha empeñado ella en poner el DVD sola? Si el DVD en este último caso puede reproducir DivX o MP4, la solución es convertir tus DVD a este formato, grabar el resultado en un CD-R y dárselo con la tranquilidad de que tenemos el original a buen recaudo.

Con HandBrake, una nueva aplicación gratuita creada originalmente para BeOS y ahora portada al Mac OS X, podrás hacer esta conversión de forma sencilla y rápida después de descargarla de http://handbrake.m0k.org e instalarla copiándola a la carpeta Aplicaciones.

Para usarla se arranca, se elige el DVD desde donde quieres hacer la conversión (el programa ya selecciona por omisión la unidad que tenga el disco metido) y a continuación se muestra un diálogo en castellano en el que seleccionar de forma muy sencilla los parámetros de codificación, que son el tipo de resultado (elige mp4 si lo vas a usar sólo en Mac o AVI si quieres que sea compatible con Windows) a mayor velocidad más calidad pero también más espacio en disco, el idioma a utilizar de la película original, y la velocidad de bits del audio, siendo el valor por defecto de 128 adecuado en la mayoría de las situaciones.

La única carencia que tiene es que no permite partir el resultado en segmentos para grabarlos en CD.

Texto

Los usuarios más antiguos conocerán probablemente la aplicación BBedit de BareBones, un sofisticado programa que incluye un gran número de ayudas para la edición de texto puro y gestión de múltiples archivos incluidos en proyectos. Pero si no quieres hacer una inversión económica en un editor, la misma BareBones ha convertido en gratuita la aplicación TextWrangler, versión reducida de BBEdit, que previamente distribuía de forma comercial.

Aunque no incluye todas las funciones del hermano mayor, las que tiene son más que suficientes en la mayoría de los casos, incluyendo destacado de contexto, una opción que resalta con colores los diversos componentes del archivo que se está editando. Todo ello de forma gratuita a través de la página www.barebones.com/products/textwrangler/index y si posteriormente decides comprar BBedit, obtendrás un descuento por haber usado TextWrangler.