No se trata de uno de los monitores CRT más recientes de Sony, pero la combinación del monitor con el espectrofotómetro Eye-One de Gretag-Macbeth tras el acuerdo al que llegó Sony con esta compañía supone una interesante combinación que permite tener caracterizado el color de este monitor en todo momento.

Los monitores CRT de Sony con tubo Flat Trinitron de pantalla plana siempre han supuesto una buena elección para trabajar con imágenes libres de distorsión (especialmente en las esquinas de la pantalla) y con una excelente calidad en la reproducción de los colores, contraste y brillo. Aunque con los ajustes de fábrica basta con conectarlo y empezar a utilizarlo, desde el menú OSD se puede ajustar absolutamente cualquier aspecto, desde el brillo y contraste hasta los ajustes de la geometría y convergencia de la imagen o el color. En cuanto al habitual conjunto de controles disponibles en el frontal de los monitores, en el CPD-G520 sólo hay cuatro además del botón de encendido: activar/desactivar el menú, un control similar a un pequeño joystick con el que se navega por el menú y se modifican los ajustes, un control para cambiar entre los preajustes Estándar, Profesional y Dinámico, y un pequeño conmutador con el que se selecciona la señal de vídeo desde las dos fuentes disponibles.

El control de Joystick no nos pareció demasiado preciso para cambiar entre las categorías del menú ni tampoco para modificar los valores de cada ajuste, especialmente en la calibración por hardware con el Eye-One.

La peana permite girar un máximo de 90 grados en el eje horizontal y unos 15 grados en el vertical para inclinar ligeramente la pantalla, aunque el considerable peso del monitor impide hacerlo con comodidad.

La resolución máxima disponible dependerá de la tarjeta gráfica del Mac al que se conecte el monitor. Con una nVidia GeForce 4 MX (64 MB de DDRAM) se puede utilizar a 1.920 x 1.440 píxeles a 75 Hz, lo que puede resultar una buena opción para trabajar con aplicaciones de CAD, 3-D o de diseño.

El color y la geometría de la imagen es uniforme en toda la pantalla, así como los niveles de contraste y brillo; y aunque el tamaño de punto no es de los más pequeños, la nitidez también es excelente siempre que se utilice una resolución superior a los 1.024 x 768 píxeles. La resolución de 1.280 x 1.024 es la óptima para utilizar aplicaciones de maquetación o cualquier otra en la que el texto juegue un papel importante, mientras que a 1.600 x 1.200 píxeles se obtienen unos resultados excelentes con aplicaciones de retoque fotográfico y diseño vectorial. En estas últimas, muestra con detalle hasta las transiciones de color más suaves.

Calibración. La calibración por software con ColorSync permite generar un perfil para el monitor en menos de cinco minutos, con unos resultados de la correspondencia de color en pantalla comparables al resultado impreso (pruebas realizadas con Photoshop 6.0 e Illustrator 9). La calibración hardware con el Eye-One (producto opcional) es un proceso bastante más laborioso, sobre todo teniendo en cuenta que para el ajuste de la gama independiente de los canales R, V y A hay que modificar el brillo y contraste por cada canal en el monitor, y además hay que hacer coincidir las marcas de calibración del software Eye-One con las que se mueven dinámicamente cada vez que se cambian los valores en los ajustes del monitor. No obstante, el resultado que se obtiene es una buena recompensa pues los colores visualizados con el perfil calibrado se corresponden casi con total exactitud con los resultados impresos, especialmente con los dibujos vectoriales. En las fotografías también reproduce colores muy naturales, aunque menos saturados o brillantes en comparación a cómo se reproducirán posteriormente en el papel.

Conclusión

Si es exigente con la calidad del monitor le recomendamos el GDM F520, pero si no le importa trabajar con un tamaño de píxel ligeramente superior y prescindir de las conexiones BNC, el CPD-G520 le proporciona una calidad excelente por un precio muy atractivo.

Principales características

-------------------------------------

Tubo Flat Trinitron de 21 pulgadas

Superficie útil 19,8 pulgadas

Apertura de rejilla 0,24 mm.

Frecuencia horizontal 30-130 kHz.

Frecuencia vertical 48-170 Hz

Resolución máxima 2.048 x 1.536

Ajuste temperatura 5.000 — 11.000 K

Entradas 2

Conectores de vídeo D-Sub HD 15

Conectores USB 4

Sony CPD-G520

---------------------

Calificación: ****/8,0

Lo mejor: Calidad de imagen. Puertos USB integrados. Resolución.

Lo peor: Sistema de navegación del menú. El peso impide girarlo con comodidad.

Fabricante: Sony

Distribuidor: Sony España. María Tubau, 4. 28050 Madrid. Tel.: 902 41 51 61. Web: www.sony.es.

Precio: 1.079,1 EUR + IVA; con calibrador Eye-One: 1.567,8 EUR + IVA.