Uno de los aspectos más importantes de la fotografía digital es el archivado y almacenamiento de los resultados. Como respuesta a esa necesidad, hace ya años que empezaron a surgir en el mercado aplicaciones específicas para esa tarea. Con el paso de las distintas versiones de estos programas se han ido añadiendo herramientas de edición enfocadas al profesional de la fotografía rozando en algunos casos las herramientas de retoque, además de incorporar mejoras en el campo de la catalogación de imágenes. En este artículo revisamos a fondo las posibilidades que puedes encontrar en las principales herramientas del mercado: Adobe Lightroom, Apple Aperture y Microsoft Expression Media.

A estas alturas no, merece la pena dedicar mucho tiempo a comentar el proceso de instalación de una aplicación (aunque en su día era algo muy a tener en cuenta), sin embargo en el caso de estos programas la instalación suele ir acompañada de la importación de fotografías de un catálogo anterior, por lo que el proceso es más importante de lo que en principio pudiera parecer.

Lo primero que cabe destacar es que la única de las tres aplicaciones analizadas que se encuentra disponible en español es Expression Media y aunque el vocabulario utilizado por este tipo de programas es normalmente muy familiar para el usuario al que van dirigidos, no estaría de más que los desarrolladores ofrecieran versiones localizadas.

Cuando un usuario decide adquirir un programa de catalogación de imágenes profesional, normalmente es porque ya tiene imágenes que catalogar. Bien porque ya ha utilizado aplicaciones orientadas a aficionados (iPhoto) o bien porque tiene una colección de fotografías guardadas simplemente en discos duros, CD o DVD. De cualquier forma una vez instalada la aplicación lo primero que nos pregunta en los tres casos es si queremos importar alguna librería ya creada. En caso de contestar afirmativamente empieza un proceso de importación tras el cual nos abre la aplicación con la librería nueva en primer plano conservando en los tres casos toda la información añadida que contuvieran los originales (datos EXIF, palabras clave, etc). Pero es aquí donde empiezan a apreciarse las diferencias entre las tres aplicaciones, o por lo menos entre Aperture y Ligthroom y claramente en otro sector Expression Media. No sería justo decir que ésta última es menos profesional sino que está más orientada a otro tipo de fotógrafos.

Mientras las dos primeras están claramente orientadas al fotógrafo, la tercera tiene algunas capacidades de importación que son extremadamente útiles para el trabajo diario de un estudio en el que se trabaje con elementos multimedia de lo más variado. Permite desde la catalogación de tipografías hasta archivos de audio, secuencias de vídeo o archivos en formatos gráficos vectoriales. Es realmente sorprendente el amplio abanico de formatos que Expression Media es capaz de catalogar. Incorpora para este trabajo la posibilidad de, una vez catalogado todo el material, crear una previsualización gráfica de cada archivo para poder ver todo el material como si de un álbum de fotos se tratase.

Aperture y Lightroom no nacieron con esa filosofía y por ello están mucho más especializados en la importación y el tratamiento de fotografías en sus diferentes formatos y desde sus múltiples soportes. Cualquiera de las tres aplicaciones es capaz de importar imágenes tanto desde un disco duro, CD o DVD como directamente desde una cámara o lector de tarjetas tanto en formato JPG como en negativo digital (RAW) de la mayoría de fabricantes.

Cabe destacar también la posibilidad que tienen las tres aplicaciones de catalogar la información bien incorporándola a su propia librería o bien de forma referenciada conservando el original en el disco en el que se encuentre.

En el caso de Aperture, existe además la posibilidad de navegar por la librería de iPhoto sin necesidad de importarla ni siquiera de forma referenciada.

Comparando imágenes

Una de las situaciones más frecuentes con las que se encuentran los profesionales de la fotografía es la de tener que elegir entre diversas imágenes cuál de ellas es la más conveniente. Para ello Expression Media utiliza el antiguo concepto de la mesa de luz con un máximo de seis fotografías por mesa.

Dentro de esa mesa es posible ampliar y reducir todas las imágenes a un mismo tiempo así como desplazarlas para poder comparar distintas partes de ellas. Lightroom ofrece para esta misma tarea dos herramientas complementarias. Por un lado, para empezar a seleccionar entre un gran número de fotos se utiliza el modo de vista de revisión en el que es posible analizar mediante previsualizaciones todas aquellas imágenes que sean necesarias. A partir de ahí, el modo de vista comparada establece una imagen como “buena” y muestra a su lado la “candidata”. De esta forma es muy sencillo ir seleccionando una por una cual de todas es la que mejor definición, la que mejor expresión tiene o sencillamente la que más conviene entregar al cliente.

Aperture no se complica nada en este aspecto y si es necesario comparar dos imágenes, basta con seleccionarlas en el navegador y teniendo el modo de vista de navegador más visualizador aparecen todas las seleccionadas en la pantalla. En caso de necesitar comparar el detalle, de la misma forma que se hace para apreciarlo en una sola foto, pulsando la tecla “Z” nos muestra sólo dos fotos a resolución 1:1.

Catalogación

Dejando a un lado toda la información que la propia cámara incrusta en cada foto, las tres aplicaciones permiten asignar tanto palabras clave como puntuaciones y tanto en Lightroom como en Expression Media también es posible asignar etiquetas de colores. La utilización de estructuras jerárquicas de palabras clave, disponible también en todas ellas facilita mucho la asignación de éstas de forma automatizada.

Una característica que tienen en común Aperture y Lightroom es la posibilidad de utilizar pilas de fotografías “Stacks” de gran utilidad para agilizar la visualización de todas las imágenes.

Búsquedas y filtrados

Una vez importadas las fotos, la forma de visualizarlas es similar si bien cada una tiene sus propias características. La forma de trabajar con Lightroom es idéntica a como lo hace iTunes.

Mediante el uso de colecciones a las que se arrastran las fotografías y también con la posibilidad de crear colecciones inteligentes que se autorellenarán de forma automática especificando para ello cualquiera de los criterios que tengamos en el material.

La referencia al modo de trabajar de iTunes no es casual ya que Lightroom incorpora un filtrado de imágenes para la localización de aquellas que se necesite que funciona igual que el navegador de la aplicación de música de Apple. Igual que si navegásemos por los géneros, autores o álbumes lo haremos utilizando la apertura, velocidad de obturación, la óptica utilizada o incluso la situación aportada por el GPS si nuestra cámara lo soporta.

Los álbumes inteligentes también están disponibles en Aperture y aunque parezca imposible permiten utilizar más variables aún de las que ofrece Lightroom. En Aperture es posible utilizar todos los datos EXIF o IPTC para la creación de álbumes. La forma en que Expresion Media nos muestr