Igual que las impresoras de chorro de tinta desbancaron a las matriciales, parece que los monitores de cristal líquido van por el camino de jubilar a los tradicionales tubos de rayos catódicos. En este aspecto el nuevo monitor SyncMaster 171MP es un paso más. Se trata de un monitor de 17 pulgadas, aunque al igual que otros monitores cristal líquido las diecisiete pulgadas son reales y la superficie útil equivale a la que proporciona un monitor de rayos catódicos de 19 pulgadas, con diversas entradas de señal, tanto de vídeo como de audio, ya que incluye dos altavoces de calidad aceptable.

Según se extrae de la caja, este nuevo monitor recuerda fuertemente a la apariencia metálica del reproductor QuickTime. Incluso la colocación de los diversos botones en la parte inferior acentúa el parecido. Su reducido grosor, no tan fino como la pantalla de cristal líquido de un iBook pero más estrecho que otros monitores de cristal líquido, permite colocarlo fácilmente encima de la mesa más revuelta, necesitando únicamente un pequeño espacio para la pata giratoria, pata que además permite bascular el monitor entre diferentes posiciones para hacer más cómoda la visualización de la pantalla.

Samsung anuncia este monitor como una solución multimedia, ya que no sólo admite la entrada estándar de ordenador con conector de quince patillas, también dispone de entradas analógicas S-Video y los habituales conectores RCA para vídeo compuesto y audio, disponiendo de una entrada de jack coaxial también para audio, ya que en los extremos inferiores del monitor tiene instalados dos altavoces y en un lateral dispone también de una salida de auriculares. Todos estos conectores se encuentran situados verticalmente en la parte trasera del monitor, algo incómodo para enchufar los diversos conectores pero que evita que sobresalgan por la parte posterior, reduciendo así la profundidad necesaria para colocar el 171MP.

También se incluye un mando a distancia del que se saca todo el partido si se instala el sintonizador opcional de televisión (instalación que puede hacerse posteriormente y por el mismo usuario).

Puesta en marcha

La conexión al ordenador no planteó ningún problema y se pudieron emplear todas las resoluciones hasta el máximo soportado de 1.280 x 1.024 píxeles. La calidad es buena y el ángulo de visión (160 grados) se puede considerar muy bueno para los estándares de las pantallas de cristal líquido.

En la parte delantera se incluyen los controles de volumen para los altavoces y los de cambio de canal si se tiene el instalado el sintonizador de televisión. En la parte izquierda se encuentra el grupo que permite elegir la entrada de vídeo y de audio. Además de poder seleccionar la señal del ordenador o alguna de las señales de vídeo analógicas o la de antena si tiene el sintonizador instalado. También es posible utilizar la función Picture in Picture para mostrar como imagen principal la procedente del ordenador y en un rectángulo de posición ajustable la señal analógica que se seleccione.

Esta opción de PiP o bien la conmutación rápida a pantalla completa entre la imagen del ordenador y la imagen analógica la encontrarán de gran utilidad para la edición de vídeo, ya que para poder ver el resultado de la edición de la película la pantalla del ordenador no suele proporcionar una velocidad suficientemente aceptable y es necesario conectar un monitor adicional a la salida de vídeo de la cámara. En cambio con cualquiera de los dos sistemas comentados se puede utilizar la misma pantalla para todas las funciones.

Conclusión

El monitor dispone de un completo sistema de control basado en menús aunque para el ajuste inicial de márgenes y posición de la imagen también dispone de un botón de auto ajuste que configura estos parámetros sin necesidad de realizar operaciones manuales.

Sin embargo la utilización del SyncMaster 171MP para edición de imágenes fotográficas y el diseño carece de un elemento importante, como son los perfiles ColorSync necesarios para que los ajustes de color en pantalla sean reales y coincidan exactamente con el dispositivo de salida final, ya sea una filmadora, una impresora de sublimación o cualquier otro.

Sin estos perfiles el monitor no puede emplearse realmente para estas tareas, lo que se puede considerar su principal defecto, ya que en el resto de los aspectos se trata de un dispositivo que cualquier tecnoadicto deseará tener, aunque su elevado precio lo coloque fuera del alcance de la mayoría.

Especificaciones

-----------------------

Resolución 1.280 x 1.024 píxeles

Colores 24 bits

Tecnología LCD TFT

Tamaño de punto 0,26 mm

Frecuencia horizontal 30 –81 kHz

Frecuencia vertical 56-85 Hz

Contraste 400:1

Luminancia 240 candelas

Zoom Digital 64x

Angulo de visión 160°/160°

Entradas de vídeo Ordenador, vídeo compuesto,

S-Video, Tv opcional

Entradas de audio RCA estéreo, minijack estéreo

Altavoz 5 watios por canal

SyncMaster 171MP

--------------------------

Calificación:****/7

Lo mejor:Entradas de vídeo. Función PiP. Tamaño.

Lo peor:Ausencia de perfil ColorSync. Precio.

Fabricante:Samsung.

Distribuidor:Red de distribución Samsung. Tel.: 91 767 00 94. Web: www.samsung.es.

Precio:1.917,23 EUR (IVA incluido).