La aplicación de los estándares PDF/X permite beneficiarse de un robusto subconjunto de las características del Formato de Documento Portable (PDF). Han sido concebidos para un intercambio “a ciegas”, fiable y de uso generalizado para las industrias de las artes gráficas. Sus puntos fuertes frente a otros formatos se centran en que se trata de un formato multiplataforma, que comprime su información y reduce su espacio, se facilita un flujo más acelerado en los sistemas de producción, permite las pruebas en pantalla y las comprobaciones, así como chequeos de seguridad y validación, cuestiones que son muy importantes para la automatización de procesos.

Las claves que mejor definen el intercambio basado en PDF/X no sólo se resumen en que el archivo se imprima bien en diferentes lugares y empresas con herramientas diversas sino también en la mejora en la exactitud de los resultados entre distintas pruebas, pruebas e imprentas, y distintas imprentas; en reducir los errores en la obtención de pruebas y en el proceso de preimpresión; así como en disminuir la complejidad y los costes de instruir al personal y a los clientes.

Desde el punto de vista técnico, una de las cuestiones importantes consiste en saber que PDF/X es un subconjunto de características del PDF y que no se puede hacer nada diferente de lo que se puede hacer con PDF. PDF/X es como si fuera un control de censura del PDF para las artes gráficas, con objeto de lograr en los documentos el intercambio o portabilidad fiable. Porque hay que tener en cuenta que con el PDF se pueden hacer gran cantidad de cosas que no son apropiadas para artes gráficas (como incorporar vídeo) y que pueden causar muchos problemas al filmar o reproducir con sistemas de reproducción de alto nivel (consulta el cuadro “Las ventajas de PDF/X”).

Elegir el formato PDF/X adecuado

Antes de enviar la información en cualquiera de las versiones PDF/X (consulta el cuadro “Los diferentes sabores PDF/X”) es necesario conocer la experiencia de la imprenta o fotomecánica. La primera recomendación es cerciorarse de que la empresa de preimpresión utiliza el formato PDF/X en su flujo de trabajo. Si aceptan archivos PDF en sentido genérico, entonces sí se puede enviar trabajos en PDF/X. Para el envío de trabajos y anuncios en Europa se está utilizando tanto PDF/X-1a o PDF/X-3.

Para imprentas digitales, y para circunstancias de intercambio “a ciegas” lo mejor es enviar los documentos como PDF/X-3 porque no existe una condición de salida/impresión tipificada.

Tampoco debe olvidarse que pronto aparecerá la norma para PDF/X-2, especialmente indicada para los trabajos de integración de diversas partes y más complicados en cuanto a impresión, donde emisor y receptor pueden realizar un trabajo “de equipo” al procesar la información simultáneamente por diferentes personas y en diferentes compañías, gracias a la variedad “abierta” que permite esa especificación PDF/X.

Personalizar un PDF/X

Los estándares PDF/X están orientados a que su aplicación sea la más amplia posible en el mundo de las artes gráficas. El PDF/X es la norma que regula el intercambio de archivos. Y lo que no es posible es crear un único estándar que contemple todas las limitaciones para un uso muy concreto de los archivos PDF, como puede ser la resolución mínima de una imagen, el tamaño mínimo de texto a usar, la distancia de desplazamiento de la sangre, etc. Por ejemplo, los valores de resolución para generar una revista de alta calidad son muy diferentes de los necesarios para la confección de un periódico. Para ello sería recomendable que las diferentes asociaciones del espectro de las artes gráficas añadan especificaciones adicionales a los tipos de PDF/X destinados a sectores y productos concretos. A esta personalización algunos le dan el nombre de “PDF/X Plus”, pero no deja de ser regulación enfocada a un producto concreto que cualquier usuario puede hacer según sus intereses con programas que soporten el estándar PDF/X, como Acrobat Distiller 6 o Adobe InDesign CS. En definitiva, lo que se puede “tocar” en un PDF/X son el tipo de cosas con las que los profesionales de las artes gráficas están muy familiarizados (resolución de las imágenes, tamaño de los cuerpos, tamaño de la sangre, selección de una condición de salida estandarizada). El Grupo Ghent que trabaja en estas especificaciones PDF, e integrado por importantes asociaciones y empresas relacionadas con las artes gráficas, ha publicado múltiples especificaciones, todas ellas basadas en PDF/X-1a y destinadas a la entrega digital de anuncios a periódicos y revistas en el ámbito de la impresión comercial (www.ghentpdfworkgroup.org).

Conclusión

Según la Fundación Técnica para las Artes Gráficas (GATF), el formato preferido para enviar documentos a imprimir son los basados en PDF y esta tendencia es cada vez mayor y se consolidará como la única alternativa eficiente. Por tanto, confeccionar documentos PDF/X puede ser una autodisciplina muy valiosa por parte del creador de documentos que ayudará a establecer un sistema de trabajo eficiente antes del envío. Si se está en la parte de recepción de archivos, aunque se puede tener en cuenta lo que opinan los clientes, es bueno ir encaminando a los clientes a la creación de PDF/X e incluso dedicar tiempo a su instrucción. Pero antes hay que estar seguro de se podrá trabajar adecuadamente con este tipo de formato.

Las ventajas del PDF/X

--------------------------------

- Incluye mecanismos de compresión mucho mejores (zip, jpeg, etc), que reducen mucho el tamaño final de los archivos.

- Incorpora sistemas de marcado de las áreas de corte (TrimBox) y sangre (BleedBox). Eso permite, al menos en teoría, la colocación de los archivos al ensamblarlos o al imponer las planchas.

- Admite colores directos.

- Se puede utilizar un programa lector de archivos gratuito y muy extendido.

- Un método para identificar para qué condiciones de impresión se ha preparado el archivo (ISO Coated, Euroscale, SWOP, o cualquier otro perfil de impresión…).

- Dispone de una marca para indicar si el archivo tiene reventados o no.

- Permite hacer pequeñas correcciones en el último minuto si fuera necesario (pero sin que sea tan fácil hacer cambios como para que se hagan por accidente). Herramientas en general más baratas y de más fácil adquisición.

Verificación de documentos PDF

---------------------------------------------

Aunque la verificación del archivo de acuerdo a la especificación del PDF/X elimina muchos problemas comunes de preparación de los materiales, esto no significa que los elimine todos. Un ejemplo de esta situación podrá ser la libertad que la especificación PDF/X deja para poner el valor de resolución de las imágenes. Un archivo que contenga imágenes a 72 ppp, o que tenga la tinta plana será perfectamente pasable en el proceso de verificación para la creación del PDF/X, pero para una impresión en cuatricromía, será un archivo defectuoso y erróneo.

Como consecuencia de esto se hace necesario, aparte del proceso de verificación con la norma PDF/X elegida, dos fases más después de la creación del mismo, hablamos del chequeo y la validación de los archivos ant