TTimbuktu es una de las herramientas de la antigua Farallon que más años lleva conviviendo con los equipos de Apple, en la actualidad desarrollada por la división de Netopia . Su misión no es otra que la de permitir la conexión y la gestión remota de un equipo desde cualquier otro ( en red o a través de acceso telefónico ) de tal forma que podamos manejar el ordenador remoto como si estuviésemos sentados delante de él .

Este producto ha evolucionado notablemente desde las primeras versiones, y en este banco de pruebas podrá encontrar las funciones ofrecidas por la última versión de esta herramienta, que se merecería el calificativo de “producto recomendado” si no fuese porque tanto el software como la documentación están en inglés .

Instalación y requerimientos . Para poder utilizar este producto es preciso que tenga un Power Macintosh con un mínimo de 16 MB de memoria RAM disponibles para la aplicación; a los que deberán sumarse otros 12 MB de espacio libre en el disco duro . En cuanto a la versión mínima del sistema operativo, el fabricante de Timbuktu indica el Mac OS 8 . 1, si bien es muy recomendable trabajar con el Mac OS 8 . 6 .

Adicionalmente, dado que este producto se puede utilizar tanto en equipos conectados en una intranet como para el acceso remoto mediante conexión vía módem, en este segundo caso es recomendable que se utilice un módem que le ofrezca una velocidad mínima de 33,6 kbps . Si utiliza un módem de una velocidad menor, verá cómo alguna de las funciones ofrecidas por Timbuktu reducen drásticamente su utilidad . Por ejemplo, este sería el caso a la hora de utilizar la función Intercom ( voz sobre IP ) .

Lo que no recoge el fabricante en el apartado de los requisitos mínimos es la velocidad del procesador o de la tarjeta gráfica para disfrutar de esta aplicación al máximo de sus posibilidades . Como referencia, un Power Macintosh 9600 a 300 MHz ( y con tan sólo 3 MB asignados a la aplicación Timbuktu ) ofreció un comportamiento excelente, al igual que desde un iMac, pero más renqueante en un “obsoleto” Power Macintosh 8100 .

En cuanto a la aplicación instalada propiamente dicha, Timbuktu Pro está compuesto de una aplicación central y una serie de extensiones, así como guiones de AppleScript de gran utilidad para realizar ciertos automatismos de tareas a través de la aplicación, tales como el envío automático de archivos a otros usuarios de Timbuktu identificados en una red .

Al igual que otras aplicaciones ( por ejemplo, Office de Microsoft ) , Timbuktu Pro 5 también incorpora su propio menú de acceso rápido en la barra de menús del Finder; haciendo mucho más sencilla la conmutación de los diferentes estados una vez que se ha establecido la conexión con el ordenador remoto .

Novedades . ¿ Cuáles son las principales novedades con respecto a anteriores versiones ? En principio, en las conexiones mediante módem se puede llegar a obtener un incremento superior al 200 por ciento en comparación con la anterior versión . En caso de establecer la conexión a través de una red local, también apreciará esta mejoría ( mayor en el caso de que tenga instalado el Mac OS 8 . 6 en su equipo ) .

En cuanto a funciones, Internet Locator ofrece a los usuarios de Timbuktu la posibilidad de hallar las direcciones IP y de correo electrónico en un sistema de asignación dinámica de direcciones IP . Una segunda función, IP Browser, genera una lista de todos los usuarios presentes en una red TCP/IP . Mediante el uso de ambas funciones resultará más fácil conectar con otros equipos que tengan instalado Timbuktu sin necesidad de saber su dirección IP o nombre de usuario en la red .

Si realiza la conexión vía módem, encontrará muy útil la posibilidad de conmutar entre voz y datos ( control remoto ) en la misma conexión . Adicionalmente, la voz sobre IP también encuentra un pequeño apartado a través de la función Intercom, permitiendo a dos usuarios de Timbuktu mantener una conversación o incluso llegar a montar su propio “hilo musical” pues permite seleccionar como entrada de sonido cualquiera de los canales incorporados habitualmente en el Mac, incluyendo la unidad de CD-ROM .

No obstante, en las pruebas realizadas en redacción se encontró que el comportamiento de esta característica depende en gran medida del ajuste realizado en el volumen ( ajustado por encima de la mitad, no se percibía el sonido en el equipo remoto ) .

Otra cuestión de tremenda importancia, asociada a la función que ofrece Timbuktu Pro para mover archivos entre los equipos conectados, es la que posibilita continuar con la descarga de un archivo desde el punto exacto en el que se encontraba al producirse una interrupción o desconexión involuntaria . Para finalizar, cabe significar otra función más que le permitirá mantener sincronizadas una serie de carpetas o archivos entre el equipo local y el remoto .

Conclusión

Simplemente la “magia” de realizar un control absoluto de un equipo remoto, característica pilar de esta aplicación desde sus orígenes, es motivo suficiente que justifica su compra por parte de administradores o centros de formación, por citar tan sólo dos ejemplos . Las funciones que se han ido incorporando en sucesivas versiones hasta llegar a esta última han contribuido a que Timbuktu amplíe su campo de acción, ofreciendo incluso capacidades de correo electrónico, posibilidad de compartir un módem, y otras funciones de carácter colaborativo .

CALIFICACIÓN: ****/8,8 LO MEJOR: Estabilidad . Gestión remota total . Funciones IP . Característica de sincronización de archivos . Capacidad de envío y recepción de mensajes entre usuarios de Timbuktu en una misma red . LO PEOR: Software e instrucciones en inglés . FABRICANTE: Netopia . DISTRIBUIDOR: Dalt Computer . E . Prat de la Riba, 15 . Premia de Mar, 08330 Barcelona . Tel . : 93 751 71 61 . Fax: 93 752 07 08 . www . daltcomputer . es . PRECIO: 46 . 600 PTA + IVA ( 280,32 EUR ) aproximado ( Twin Pack ) .