Timbuktu Pro es una de las aplicaciones que entraría en la categoría de “clásicas” por la cantidad de tiempo que lleva entre los usuarios de Macintosh, salvo que en este caso no se trata de una aplicación orientada al diseño sino a la conexión y control de equipos remotos como si realmente estuviésemos utilizando el teclado y ratón para trabajar con un ordenador que en realidad puede estar a pocos metros o varios kilómetros de distancia.

En esta nueva versión compatible con Mac OS X se mantiene la misma filosofía de uso que en las anteriores versiones del producto. Y se añaden unas cuantas características que sacan partido a la arquitectura de Mac OS X, desde la forma en la que se distribuye el paquete (como archivo automontable) hasta la posibilidad de trabajar con el Dock o ejecutar aplicaciones Classic en el equipo remoto o salir de las aplicaciones que se estén ejecutando con la característica Forzar Salida.

Por lo que respecta a los privilegios de archivos y carpetas, Timbuktu respeta los permisos correspondientes a la cuenta de usuario con la que se haya entrado en Mac OS X. Adicionalmente, el refresco de la ventana en la que se ve la imagen de la pantalla remota también ha sufrido una importante mejora y ahora es mucho más rápida que en las anteriores versiones. Eso sí, lo que se ha caído por el camino es el soporte de AppleTalk desde Mac OS X; lo que significa que si ejecuta Timbuktu desde Mac OS X en su equipo sólo podrá conectarse con otros ordenadores que también estén ejecutando este programa en OS X.

Con Timbuktu es posible conectarse a un equipo remoto de la LAN (red local), a través de una conexión de RDSI, ADSL o con una conexión de módem, aunque en este último modo el rendimiento cae notablemente, aunque el grado de flexibilidad que proporciona puede compensar notablemente los retardos. Por ejemplo, si está de viaje y necesita algo de su ordenador, compartir archivos con sus compañeros de trabajo o conectarse al equipo de casa para copiar archivos o ejecutar una aplicación que olvidó instalar en su equipo, Timbuktu Pro le permite hacer todo esto y mucho más.

Aunque hay servicios Web que le permiten hacer bastantes de estas tareas por un precio menor (iTools es una de ellas), ninguna permite conectarse a un equipo remoto y manejarlo como si estuviera allí mismo con una configuración para la cuenta de acceso, que contemple varias medidas de seguridad. Para cada cuenta de acceso se pueden indicar los siguientes privilegios: permitir controlar el equipo, copiar, mover o borrar archivos, enviar mensajes, chatear, hablar, etc. Además de crear cuentas para invitados, también se puede crear una agenda en la que guardar las direcciones IP o direcciones de correo electrónico de los equipos a los que nos podemos conectar.

Ventana de control. Cuando se establece una conexión con el equipo remoto, se abre automáticamente en el escritorio una ventana que muestra la imagen del otro ordenador. En el margen izquierdo están disponibles varios iconos con los que se pueden controlan las principales funciones: conmutar entre controlar el ordenador remoto o ver sólo la pantalla, copiar datos del portapapeles o hacia el portapapeles, guardar una captura de imagen, grabar una película QuickTime, etc.

Mensajes, chats y ar-chi-vos. También se puede habilitar en cualquier momento un servicio para enviar mensajes con archivos adjuntos al equipo remoto. A diferencia de la ventana de chat (otro de los servicios disponibles), el equipo remoto mantiene un registro de los mensajes recibidos y se puede operar con ellos de forma similar a un cliente de correo electrónico.

Conclusión

Timbuktu Pro 6 continúa representando una opción excelente para conectarse y controlar equipos remotos desde Mac OS X con una velocidad más que aceptable. Su aplicación puede ser ideal para que los administradores de múltiples Macintosh puedan solucionar problemas concretos a varios kilómetros de distancia o bien mostrar a un usuario la forma en la que puede hacer una operación determinada.

Sólo queda esperar a que en las próximas versiones se revisen algunos pequeños fallos, como el desajuste de la imagen al modificar la resolución del equipo remoto o al ejecutar una aplicación Classic, o la característica que debería reiniciar automáticamente el Macintosh cada vez que un invitado finaliza la sesión.

Timbuktu Pro 6

----------------------

Calificación: ****/8,5

Lo mejor: Sencillez de configuración y manejo. Envío de archivos y ejecución de aplicaciones remotas.

Lo peor: Fallos de ejecución al salir del estado de reposo. No reinicia después de finalizar una sesión. Desajustes al cambiar la resolución en el equipo remoto.

Fabricante: Netopia. www.netopia.com.

Distribuidor: Dalt Computer. E. Prat de la Riba, 15. Premia de Mar, 08330 Barcelona. Tel.: 93 751 71 61. Fax: 93 752 07 08. Web: www.daltcomputer.es.

Precio: 276,17 EUR + IVA (2 licencias).