Si tienes una firma personalizada, o un logotipo que identifique a tu marca o empresa, seguramente necesitarás aplicarlos reiteradamente en un variado espectro de documentos: archivos de texto de Word o Pages, imágenes bitmap de Photoshop, o en composiciones creadas en Illustrator o InDesign.

1- Define tu propio pincel

En Photoshop puedes crear puntas de pincel complejas partiendo de cualquier imagen, y almacenarla en la biblioteca de la aplicación para volver a utilizarla cuando lo desees.

Digitaliza tu firma

Dibuja tu firma sobre una hoja blanca, utilizando un rotulador de color negro. Haz lo posible para que el trazo sea bien compacto. A continuación digitaliza la firma con un escáner (en el mejor de los casos), o bien con una cámara digital de alta resolución. Utilizando un escáner, escoge el modo de color Escala de Grises, y una resolución mínima de 300 ppp. En el caso de la cámara digital, selecciona la resolución más alta que ofrece el dispositivo. Guarda la imagen en formato TIF sin compresión, o bien escoge LZW sin pérdida de calidad.

- Ajusta la nitidez

Cuando abras la firma escaneada en Photoshop, debes tratar de pulirla tanto como puedas, hasta obtener un contraste perfecto entre el blanco y el negro. Para ello, utiliza las herramientas que manejes con mayor solvencia. El modo más rápido es ajustar la imagen mediante el comando Brillo / Contraste del menú Imagen > Ajustes. Otra posibilidad es utilizar la herramienta Niveles, o inclusive la más avanzada Curvas. Si el resultado aún no te convence, selecciona todo el lienzo mediante Comando + A, cópialo utilizando Comando + C, y pégalo en el mismo documento con el atajo Comando + V. Por último, cambia el modo de fusión de la nueva capa a Multiplicar, e inmediatamente verás que el color negro del trazo se torna mucho más homogéneo.

- Define un nuevo pincel

Cuando la firma luzca bien nítida, utiliza la herramienta Recortar para que el tamaño del lienzo se ajuste a sus dimensiones. Pulsa el atajo Comando + A para seleccionar toda el área del documento (un camino de hormigas te lo mostrará). A continuación abre el menú Edición y ejecuta Definir valor de pincel. Un pequeño cuadro de diálogo te mostrará la miniatura del nuevo pincel, y tú debes escribir un nombre que lo identifique. Por último, pulsa el botón OK. (Pincel 3) Ahora selecciona la herramienta Pincel y dirígete al menú Pincel en la Barra de Opciones. Cuando lo abras, encontrarás tu firma en el último lugar. Con un simple clic de pincel, podrás estamparla en cualquier imagen de Photoshop. Escogiendo diferentes colores, e inclusive diferentes niveles de opacidad, conseguirás integrar tu firma de manera consistente con cualquier documento de mapa de bits. Recuerda guardar la biblioteca de pinceles con un nombre personalizado, en formato ABR, abriendo el menú asociado a la paleta Pincel. Así podrás cargarlos en cualquier ordenador que tenga instalado Photoshop.

2- Crea una forma personalizada

Puedes almacenar tu firma o logotipo como una Forma Personalizada de Photoshop. Este tipo de formas son independientes de la resolución, así que no importan las dimensiones del documento: el logotipo como forma personalizada nunca se pixelará ni perderá calidad.

- Selección por adyacencia de color

Comienza abriendo la imagen del logotipo en Photoshop, y selecciona exclusivamente su contenido mediante la herramienta Varita Mágica (en el caso de las imágenes más simples), o bien utilizando el comando Selección > Gama de Colores. Independientemente del método que utilices, en este primer paso debes seleccionar las áreas sólidas del logotipo, observando que un camino de hormigas parpadeante delimita su contenido.

- Convierte el logo en un trazado

El paso siguiente consiste en convertir las áreas seleccionadas en un trazado, antes de crear la forma personalizada. Dirígete al menú Ventana y ejecuta Trazados, para abrir la paleta correspondiente. Pulsa un pequeño triángulo invertido en el extremo superior derecho de la paleta, para desplegar el menú. Desde allí, ejecuta Hacer trazado de trabajo. En la pequeña ventana que se abre, escribe el valor 1,0 píxeles en el campo Tolerancia, y a continuación pulsa el botón OK. Observa que el camino de hormigas ahora se ha transformado en una línea continua. Puedes ver la miniatura de la paleta Trazados para comprobarlo.

- Define la forma personalizada

Ahora abre el menú Edición, y ejecuta el comando Definir forma personalizada. En el cuadro de diálogo que se abre, escribe un nombre para la nueva forma personalizada. Escoge algo descriptivo, que puedas recordar con facilidad. La miniatura de la imagen aparecerá a la izquierda dentro del mismo cuadro de diálogo, y finalmente pulsa OK para añadir la forma a la biblioteca.

Ya has terminado; dirígete a la Caja de Herramientas y escoge la herramienta Forma personalizada (atajo de teclado U). A continuación despliega el menú Forma, desde la Barra de Opciones de Photoshop: encontrarás tu nueva forma en el último lugar. Haz clic sobre ella, y traza la nueva forma sobre un documento en blanco. Si cambias el color frontal, al trazar nuevamente la forma personalizada tomará su color. Al hacer clic y arrastrar sobre el lienzo, puedes otorgar a la forma las dimensiones que desees.

3- Vectoriza tu firma automáticamente

La herramienta Calco Interactivo que ofrece Adobe Illustrator, permite vectorizar el dibujo de una firma casi en forma automática. A partir de allí, los posibles usos y modificaciones de la firma son prácticamente infinitos

- Importa la imagen bitmap a Illustrator

En primer lugar debes contar con la imagen bitmap de tu firma o logotipo con la mayor nitidez posible, y en una resolución aproximada de 300 ppp. Procura evitar el formato JPEG para almacenarla.

Crea un documento en blanco de Adobe Illustrator. A continuación abre el menú Archivo y ejecuta Colocar. Navega por tu disco duro y selecciona el archivo original de tu firma. Presta atención a los comandos Enlazar y Plantilla, que deben estar desactivados; finalmente pulsa el botón Colocar. Inmediatamente tu firma o logotipo aparecerá dentro del documento de Illustrator. Ajusta sus dimensiones para que encaje dentro de la hoja A4, utilizando para ello los nodos que rodean la imagen.

- Aplica el Calco Interactivo

La herramienta Calco Interactivo que incluye Adobe Illustrator permite vectorizar rápidamente imágenes bitmap. Una vez que la imagen de mapa de bits es transformada en una imagen vectorial, puede modificarse muy fácilmente. Una vez que hayas colocado tu firma o logotipo dentro del documento de Illustrator, selecciona el objeto y dirígete a la Barra de Propiedades y pulsa el botón Calco Interactivo. Illustrator vectorizará la imagen en un objeto de calco, utilizando los valores que supone más conveniente para tu imagen. Si el resultado no te satisface, pulsa Comando + Z para deshacer la acción; a continuación, despliega el menú de Calco Interactivo, y escoge entre las diferentes opciones de calco. Cuando hayas alcanzado la mayor perfección posible, pulsa el botón Expandir, que convierte definitivamente el objeto de calco en un trazado. Cuando lo hayas hecho, podrás observar todos los nodos y puntos de ancla que delimitan el grafismo de tu firma. Con la herramienta Selección Directa (la flecha blanca), ya puedes seleccionar partes aisladas del traza