En la mayoría de los proyectos de iDVD, todo lo que necesitas hacer para pasar tu trabajo definitivamente al “plástico” del DVD es pulsar el botón Grabar. Pero si tienes un ordenador lento o un proyecto complejo, o simplemente parece que tienes algún que otro problema sobre la fiabilidad de la grabación, entonces puede que resulte más conveniente que utilices un camino alternativo. En iDVD 5, componente del paquete iLife de Apple, puedes crear una imagen de disco a partir de tu proyecto de DVD, de modo que puedas utilizarlo para detectar errores o bien para acceder a opciones avanzadas de grabación.

Si has descargado software desde Internet, entonces probablemente ya estés familiarizado con el concepto de las imágenes de disco. Una imagen de disco no es ni un disco ni una imagen, se trata de un archivo en tu disco duro. Los bits y bytes de este archivo están organizados del mismo modo en el que se organizan sobre un disco. Si haces doble clic sobre un archivo de imagen de disco, el Finder del Mac leerá la imagen de disco y creará un icono en tu Escritorio tal y como si hubieses insertado un disco.

Cuando crees una imagen de disco en iDVD 5 el programa realizará los mismos pasos que cuando pulsas sobre el botón Grabar con una excepción: una vez que iDVD termine de preparar los medios del DVD no activará la grabadora DVD; en vez de ello, se limitará a guardar los datos en un archivo del disco duro: una imagen de disco.

Crear una imagen de disco puede resultar un buen modo de aumentar el éxito en la grabación de proyectos DVD. Al separar los procesos de codificación y grabación en dos fases independientes te proporciona más flexibilidad y, con frecuencia, también más fiabilidad.

Crear una imagen de disco

Para convertir tu proyecto en una imagen de disco, selecciona la opción Guardar como Imagen de Disco en el menú Archivo (Comando-Mayúsculas-R). Introduce un nombre para la imagen de disco y pulsa sobre el botón Guardar. iDVD comprimirá el vídeo, codificará los menús y, a continuación, guardará los datos resultantes en el archivo de imagen de disco. El nombre del archivo finalizará con la extensión .img.

Prueba la imagen de disco

Si tu DVD tiene muchos menús, transiciones y contenido, entonces deberías probarlo antes de que lo grabes a disco. Para probar el DVD utiliza el programa Reproductor DVD del Mac OS X. Haz doble clic sobre el archivo de imagen de disco para crear un icono en el Escritorio. Si haces doble clic sobre este icono para examinar sus contenidos observarás dos carpetas: AUDIO_TS y VIDEO_TS (si has añadido contenido DVD-ROM al DVD, entonces también verás una tercera carpeta). Estos nombres tan extraños son los requeridos por el estándar DVD, así como los nombres aún más extraños de los archivos que residen en el interior de la carpeta VIDEO_TS. Por lo general la carpeta AUDIO_TS siempre está vacía, pero no intentes crear un DVD que carezca de esta carpeta, ya que entonces es probable que el DVD no se reproduzca en algunos aparatos. Por cierto, si sientes curiosidad por saber el significado de estas dos letras mágicas, TS significa Transport Stream.

Ejecuta el Reproductor DVD y selecciona la opción Abrir carpeta VIDEO_TS en el menú Archivo. Navega hasta tu imagen de disco, selecciona la carpeta VIDEO_TS y haz clic en el botón Seleccionar. A continuación, pulsa la barra espaciadora y comenzará la reproducción del DVD.

Grabar una imagen de disco

Si encuentras un problema cuando pruebes tu imagen de disco (un error tipográfico por ejemplo, o bien que falte algún elemento del contenido), no habrás gastado un DVD virgen; bastará con que elimines la imagen de disco, realices las modificaciones en iDVD y vuelvas a crear y probar una nueva imagen de disco. ¿Y qué ocurre si no encuentras ningún error y estás listo para grabarlo? No te limites al botón Grabar de iDVD; usa la imagen de disco.

Utilidad de discos. En primer lugar, ejecuta la Utilidad de discos del OS X (la encontrarás en la carpeta Utilidades, dentro de la carpeta Aplicaciones). A continuación, pulsa sobre el botón Grabar situado en la parte superior izquierda de la ventana Utilidad de discos. En el cuadro de diálogo resultante, ubica y selecciona el archivo correspondiente a la imagen de disco. Utilidad de discos mostrará a continuación un nuevo cuadro de diálogo. Antes de que pulses el botón Grabar, selecciona la pequeña flecha que apunta hacia abajo para desplegar el cuadro de diálogo de modo que puedas acceder a las opciones adicionales de grabación.

Obtendrás grabaciones más fiables, y aumentarás la probabilidad de que tus DVD se puedan reproducir en otros equipos, si ajustas la velocidad de grabación a la más baja posible (consulta la imagen ¿Cuál es el problema?).

¿Necesitas la grabación lo antes posible? Entonces desactiva la casilla Verificar los datos grabados. Como contrapartida, ten en cuenta que así no tendrás la total garantía de que los datos se hayan grabado correctamente hasta que reproduzcas el disco en otro dispositivo.

Otras opciones de grabación. si tienes el programa Toast 6 Titanium de Roxio (99,99 EUR; www.roxio.com.es) podrás arrastrar las carpetas AUDIO_TS y VIDEO_TS de tu imagen de disco sobre Toast y grabar el disco con dicho programa. La tarea puede ser incluso más sencilla en el caso de que hayas instalado el menú Toast It: haz Control-clic sobre el icono de la imagen de disco y selecciona la opción Toast It. Utiliza el comando Preferencias de Toast para instalar el plug-in encargado de añadir el menú contextual Toast it.

También puedes utilizar Toast para refinar el contenido añadido de cualquier DVD-ROM; por ejemplo, eliminando las versiones en bruto de las fotografías que hubieses incluido en un pase de diapositivas. Toast también proporciona la opción de seleccionar la velocidad de grabación. Para proyectos críticos en los que necesites la máxima compatibilidad, graba tus proyectos a una velocidad 1X.

Cómo seleccionar el medio adecuado

-----------------------------------------------------

Existen varios tipos de soportes DVD grabables: DVD-R, DVD-RW, DVD+R y DVD+RW. Las anteriores versiones de iDVD sólo podían utilizar el formato DVD-R, pero la versión 5 de iDVD es mucho más versátil. Puede grabar cualquiera de los formatos mencionados anteriormente, asumiendo que tengas una grabadora DVD que los soporte, claro. La mayoría de las actuales unidades SuperDrive pueden grabar en todos formatos, mientras que las SuperDrives más antiguas sólo pueden grabar los formatos DVD-R y DVD-RW.

Existe una importante diferencia entre los discos R y los discos RW: un disco R (ya sea -R o +R) sólo puede grabar datos una vez, mientras que los discos RW (ya sean -RW o +RW) pueden borrarse para volver a grabar sobre ellos hasta un máximo de 1.000 veces. Si introduces un disco RW que ya contenga datos iDVD te ofrecerá la opción de borrarlos por ti.

Los discos RW son una buena opción para realizar pruebas, aunque también son con los que encontrarás más problemas de incompatibilidad al reproducirlos en reproductores DVD de salón. Adicionalmente, los discos RW son más sensibles a los posibles daños y tienen una vida inferior en comparación con los discos que sólo permiten una grabación.

Si estás interesa