Apple fue una de las principales impulsoras en la incorporación en sus equipos de los puertos USB. Al principio este hecho supuso una verdadera tragedia entre los usuarios Mac, acostumbrados como estábamos a nuestros puertos propietarios para la conexión de dispositivos. Ahora ya no nos asusta tanto la existencia de este puerto, cada vez hay más periferia disponible y la simplicidad y la comodidad de manejo es realmente importante.

El único aspecto que se continúa criticando en la actual implantación del USB es su baja velocidad de transmisión de datos, asunto que Apple está paliando en algunos de sus modelos mediante la inclusión de dos buses independientes (esto es, continuamos con 12 Mb por segundo, aunque independientes para cada conector: 24 Mb en total). Aún así, hace que este puerto resulte poco práctico para la conexión de ciertos dispositivos.

Como todo en esta industria, los fabricantes miembros del USB fórum están dispuestos a mejorar las prestaciones de este popular bus de conexión, y nos auguran una mejora mínima de hasta 40 veces más velocidad sobre la actual, y lo que es más importante, manteniendo la compatibilidad con el tipo de conectores y cables empleados en la actualidad (recogido en la versión 1.1 de la especificación USB).

En las actuales investigaciones, encabezadas por fabricantes de gran peso como Compaq, Hewlett-Packard, Lucent, Microsoft, NEC, Philips e Intel (que es quien lleva la batuta), se quiere dirigir el futuro del USB desde los 12 Mb actuales hasta los 480 Mb, sin que entre en conflicto con otra de las conexiones que irrumpieron en los equipos Apple: FireWire (IEEE 1394), capaz de ofrecer por el momento hasta 400 Mb por segundo. Bajo estas circunstancias, parece que el “pequeño” desea superar al más “profesionalizado”, y sobre todo aceptado, sistema de conexión para dispositivos externos de informática y también de electrónica. Pero, parece ser que esa no es la intención del fórum USB; lo que se pretende es que el USB, con la mejora de velocidad comentada, pase a ofrecer mayores prestaciones y abrir nuevas vías de negocio para que fabricantes y editores de software puedan desarrollar nuevos productos que trabajen a través de este puerto. Por ejemplo, podríamos decir que las impresoras actuales que nos ofrecen conexión a través de USB están algo “justitas” de velocidad o deben orientarse excesivamente al mercado doméstico. Si en un futuro se permite una transferencia de 40 MB por segundo, es muy probable que las impresoras que pueda conectar a través de este puerto le ofrezcan muchas más prestaciones.

El FireWire, según el punto de vista del USB Fórum, está más orientado al mercado de audio/vídeo… y, aunque pueda parecer que esa es la idea de su concepción original, no olvidemos que muchos de los productos que podemos encontrar actualmente con conexión FireWire no son precisamente sólo de audio o vídeo. El almacenamiento es uno de los mercados en los que la conexión FireWire ha conseguido implantarse con firmeza debido a sus mayores prestaciones de transferencia de datos (Fujitsu lo apoya, desde luego). Adicionalmente, el pasado 12 de Julio Umax anunció su intención de sacar productos que utilizasen el bus de conexión FireWire, además de los fabricantes de impresoras que también mostraron un especial interés en acelerar la producción de modelos con conexión a FireWire (entre ellos, Epson).

Por tanto, el USB parece que no sólo está destinado a ofrecer mejores prestaciones mediante la nueva especificación, sino que es muy probable que, en un futuro más o menos próximo, también pretenda quitar algo de protagonismo a la conexión FireWire. Por ejemplo ¿comenzaremos a ver cámaras de video digital que, si bien no tan profesionales, sí permitan la conexión al equipo a través de este puerto?

FireWire no se deja coger

Pero si USB evoluciona, FireWire no se queda cojo y, así, James Sneider (presidente de la 1394 Trade Association) ha predicho que en primavera del 2000 tendremos en producción nuevos chips capaces de soportar una velocidad de 800 Mb por segundo con FireWire, y que el USB fórum aún tardará algún tiempo en lograr los objetivos planteados en la especificación 2.0.

A Sneider no le falta razón en su optimismo sobre el FireWire con respecto a la “conexión competidora”, ya que en la actualidad es bastante notable la diferencia de aplicación que tienen los productos orientados a uno y otro sistema. Desde el punto de vista de un usuario de equipos Mac es así, desde luego. La integración entre equipos de electrónica y el Mac que permite el puerto FireWire actual, en comparación con el también actual USB, es bastante favorable al primero; aunque por el momento se centre en cámaras de vídeo digitales a un precio que resulta accesible sólo a unos pocos usuarios.

Quizá cuando llegue el nuevo FireWire a 800 Mb, los fabricantes de cámaras de vídeo ya ofrezcan sus productos a un precio más razonable que permita al Mac representar con mayor fuerza la revolución del vídeo doméstico; del mismo modo que abanderó la revolución multimedia y de la preimpresión.

Si desea más información sobre FireWire puede conectarse a www.1394ta.org y USB a www.usb.org. respectivamente.