La última versión de las utilidades Norton mantiene la interfaz de acceso a cada uno de los módulos de los que consta (reparación, recuperar borrado, acelerar disco, etc.). Lo que es más importante de esta versión, no obstante, es que tiene como principal reto recuperar la confianza de los usuarios Mac tras el funcionamiento errático en algunas opciones de las anteriores versiones.

Al igual que sucede con la última versión del Norton Antivirus (comentado el mes pasado en esta misma sección), una de las principales novedades es la capacidad de actualización automática, así como el enlace directo con el antivirus en caso de que esté instalado. Del mismo modo que sucedía en el caso de NAV 6, esta característica no funcionará si su conexión a Internet se realiza a través de un Proxy, en cuyo caso necesitará acceder directamente por ftp para actualizar los componentes de las utilidades. Por lo que respecta a los requerimientos mínimos, la cantidad de memoria necesaria para su funcionamiento es bastante menor que la precisada por la aplicación antivirus de la misma compañía. Como indicativo, en la redacción de Macworld se ejecutó las Norton 5.0 con 2,6 MB asignados a la aplicación, ocupando un total de 12 MB en disco duro.

Lo que hay de nuevo. A lo que ya podía encontrar en las anteriores versiones de producto se han añadido una serie de características muy interesantes. La primera de ellas, reparación directa del disco (Live Disk Repair) le permite corregir incluso los problemas detectados en el disco duro de arranque. De este modo se evita la necesidad de tener que reiniciar el equipo desde el CD de las Norton o emplear otro volumen como dispositivo de arranque. Otra de las mejoras integradas en esta versión es la de “Deshacer”, mediante la cual el dispositivo sobre el que se hayan efectuado reparaciones volverá a recuperar el estado anterior a los cambios realizados por las Norton.

Estas son, junto con la actualización automática, las principales novedades. El resto de las herramientas, si bien no se pueden considerar como novedades, también han sido mejoradas en su funcionamiento. Por ejemplo, el módulo Speed Disk también optimiza ahora la estructura de directorios, no sólo los archivos contenidos en un disco duro o cualquier otro dispositivo de almacenamiento.

El módulo FileSaver (complemento del módulo de reparación y de recuperación de archivos) permite al usuario definir cuándo y bajo qué parámetros realizará su trabajo de exploración de estado del Sistema, así como de los archivos que hayan sido borrados.

CD de arranque. En función de cuál sea el modelo de su equipo puede que, ante una situación de emergencia, no pueda arrancar directamente desde el CD de las Utilidades Norton. De hecho, en algunos casos concretos (antiguos G3) podrá arrancar desde el CD de las Norton pero no reconocerá el disco duro interno y, lo que puede resultar más grave, le preguntará si desea formatearlo.

También se pueden advertir problemas de compatibilidad en el caso de que tenga instalados en su disco duro algunos archivos de preferencias (reportes, sobre todo) correspondientes a la versión anterior del producto. En tal caso, deberá renombrar dichos archivos con la nueva nomenclatura de la versión 5.0 o bien borrarlos.

Si dispone de un segundo disco duro o cualquier otro dispositivo externo, instale un sistema de arranque en él junto con la última versión de las Norton Utilities, de forma que pueda arrancar desde este en caso necesario.

Si bien la nueva interfaz de usuario del módulo Disk Doctor es mucho más intuitiva e informativa sobre las operaciones que se están realizando sobre el volumen o volúmenes seleccionados, la ventana encargada de mostrar los archivos con problemas adolece de unos cuantos fallos. En las pruebas realizadas en redacción ocurrió con bastante frecuencia el que se presentara la lista sin dibujar ningún botón de selección (para confirmar la reparación o cerrar dicha ventana). En estos casos, la única solución que se pudo tomar fue la de forzar la salida de la aplicación, lo cual no es muy ortodoxo.

Por otra parte, si busca el Editor de discos en el menú de herramientas comprobará que está ausente y que el instalador no lo ha copiado a su disco duro. Pero si busca entre las carpetas del CD de instalación comprobará que hay dos versiones de esta herramienta. El motivo de que no se instale y, por tanto, permanezca invisible para el usuario radica en que Symantec ha decidido que el uso de este módulo es para resolver problemas extremos y se debe utilizar sólo si está en contacto telefónico con el soporte de Symantec. Si usted necesita el editor de discos, podrá copiarlo en su disco duro para trabajar con él. La principal diferencia entre ambas versiones está en el diseño de la interfaz de usuario (mucho más cómoda en el caso del Norton Disk Editor+); además de que éste último es el más adecuado para editar los contenidos de un volumen HFS+.

Conclusión

Las nuevas Utilidades Norton han solucionado los problemas presentes en la anterior versión e, incluso, aporta mejoras significativas. No obstante, tampoco está libre de fallos lo que es bastante delicado si se tiene en cuenta el tipo de trabajo al que está orientada este conjunto de herramientas. Para finalizar, indicar que tanto las instrucciones como el software están en inglés.

CALIFICACIÓN: ****/7,5 LO MEJOR: Actualización por Internet, reparación sobre el disco de arranque. Ahora también optimiza los directorios. LO PEOR: Fallos graves en la interfaz de usuario. FABRICANTE: Symantec. DISTRIBUIDOR: Computer 2000. Tel.: 93 297 00 00. Web: www.computer2000.es. GTI. Tel.: 91 660 08 30. Web: www.gtimcis.gti.es/dealers. Ingram Micro. Tel.: 93 474 90 90. Web: www.ingrammicro.es. PRECIO: 21.000 PTA + IVA (126,32 EUR).