No es extraño que, disponiendo de una utilidad incorporada de salvapantallas empezarán a aparecer módulos adicionales para permitir embellecerla durante la ausencia de su propietario. Uno de estos módulos es Time Ballz, que incluye una de las funciones más habituales de los salvapantallas: mostrar el reloj en pantalla.

En este caso, el interés se centra en la forma en que se muestra esta información. La pantalla se llena de pequeñas bolas azules y grupos de ellas empiezan a girar mostrando total o parcialmente un lado blanco, lado que va formando la imagen de un número y finalmente, después de unos segundos se puede observar en pantalla un atractivo reloj constituido por bolas giratorias. Un elemento que sin duda atraerá las miradas de los compañeros del trabajo o que constituye un agradable cambio una vez que se conoce de memoria las paradisíacas playas o el nombre de su ordenador que se ofrecen con los salvapantallas estándar.

El precio de este producto shareware es realmente bajo, sólo dos dólares, y se puede descargar de www.heresme.com/timeballz.

El mismo autor ofrece otro reloj gratuito en la página www.heresme.com/timeclock. pero este es algo más macabro, ya que en la página de configuración de éste salvapantallas le pide la fecha de nacimiento y el sexo y en función de datos estadísticos (del censo de los Estados Unidos) calcula el tiempo de vida que le queda y se lo muestra en un reloj de cuenta atrás. Si bien no es un método realmente científico de calcular esta información, puede ser divertido y un buen tema de conversación para todas las personas que le pregunten por el significado de esos números.

Un producto más serio y útil es FinderEye de Ron Davis, descargable desde www.radproductions.net. Es una utilidad que añade un nuevo menú contextual al Finder y le proporciona algunas funciones de gran utilidad. La más llamativa es la posibilidad de abrir una carpeta en una ventana nueva, tal como sucedía en Mac OS Classic, en lugar de que el contenido de la nueva carpeta sustituya a la anterior. Para lograrlo basta pulsar sobre la carpeta teniendo apretada la tecla Control y en el menú que aparece seleccionar el submenú FinderEye, dentro del cual está “Open in New Window”. También se encuentra otra opción de menú que permite copiar el “path” o camino del archivo o carpeta seleccionada al portapapeles. Una opción que aquellas personas que trabajan con el Terminal para acceder a las herramientas Unix del sistema encontrarán muy útil, aunque no sea interesante para el resto de usuarios de Macintosh, junto a una tercera opción para bloquear o desbloquear un archivo.

Finalmente hay dos submenús, uno que permite abrir un documento con una aplicación distinta a la que normalmente tiene asociada y otro mediante el cual se puede cambiar el tipo y creador de un documento.

La configuración en ambos casos es muy sencilla, ya que basta con introducir en una carpeta especial (a la que se accede a través del mismo menú) la aplicación o un alias de ésta, con la que quiere abrir documentos o bien un documento tipo (o su alias) a usar como referencia para cambiar el tipo y creador. A partir de ese momento estos elementos aparecerán como opciones de menú y podrá abrir el documento elegido con la mencionada aplicación o bien cambiar su tipo para que coincida con el del documento empleado como referencia.

Se trata de un conjunto muy valioso de utilidades que no sólo ahorran tiempo sino que en el cambio de tipo y creador no existe un método medianamente sencillo de realizar esa operación. En el menú de opciones puede configurar además si dichas opciones aparecen como un submenú del menú contextual o bien directamente como elementos del menú principal (con acceso más rápido a las opciones); y si la opción de copiar el camino de acceso a un archivo devuelve éste en formato Mac OS, en formato Unix o en formato Windows. Los 14,95 dólares que cuesta registrar el producto se pueden considerar bien empleados.

Ordenar los discos

Prácticamente todo el mundo dispone hoy en día de una tostadora de CD, instrumento que se usa en gran parte de los casos para hacer copias de seguridad de los documentos o como almacén de programas, discos, películas, etc.

El problema surge cuando, después de coleccionar varios discos, no se sabe qué se tiene en cada uno de ellos y es necesario andar introduciendo uno detrás de otro en el ordenador hasta descubrir en cuál se guardó la información interesante. Esto se puede evitar utilizando MediaWrapper Lit, un programa para Mac OS X de John Clark que se puede descargar de www.12ftguru.com/MediaWrapper y que tiene como misión crear las etiquetas y hojas de portadas de los soportes extraíbles, Zip, Jaz, CD, magneto ópticos, etc. para tenerlos identificados rápidamente.

El funcionamiento de esta aplicación es muy sencillo. Al arrancar, muestra una ventana con cuatro columnas y una fila de controles en la parte superior. Mediante estos controles el usuario puede seleccionar el tipo de disco para el que hace la etiqueta; si se muestra el título, la fecha, el contenido de subcarpetas y, naturalmente, el disco en cuestión para explorar su contenido e insertarlo en las mencionadas columnas. Pero una vez insertado este texto, el programa da la posibilidad de editarlo y modificarlo. Por ejemplo si se trata de un disco que contiene canciones MP3, probablemente no quiera que en la etiqueta aparezca el nombre del archivo, sino el título real de la canción. Lamentablemente MediaWrapper Lit no incluye una opción para consultar estos nombres en Internet, pero es posible editarlos a mano y poner el texto correcto.

Su precio es de 10 dólares y si realmente tiene un número elevado de discos, el programa compensará su precio pese a carecer de alguna característica como las mencionadas.

La utilidad gratuita iPhoto Toast Export de El Gato también es para grabadoras de CD. La nueva extensión ofrecida por esta empresa y descargable de www.elgato.com/toastexport/index .html permite a los usuarios de iPhoto grabar directamente sus CD desde esta aplicación y sin necesidad de exportar sus fotografías previamente. Una vez añadida esta extensión a iPhoto aparece una nueva etiqueta denominada “Toast” en la que únicamente hay que introducir el título que quiere darse al nuevo CD. Al pulsar el botón Exportar, se arrancará Toast y grabará un disco con todas las fotografías que tenga seleccionadas en ese momento, simplificando enormemente la tarea de hacer copias de seguridad de sus imágenes o simplemente para crear un CD para los amigos y a la familia.

Faxes

Ben Mackin ofrece de forma gratuita la versión 0.9 de su programa Cocoa eFax (www.macadvocacy.com/cocoaefax.htm), un sencillo conjunto de aplicaciones que le permite enviar y recibir documentos. No se trata de un emulador de impresora que permita enviar desde cualquier aplicación directamente. eFax es una aplicación independiente que al abrirse permite escoger un documento de texto o PostScript (también PDF si se ha instalado un módulo opcional del mismo autor) y enviarlo por fax. Por tanto para enviar un