MacSoft ha traído a la plataforma este título desarrollado inicialmente por Nihilistic Software y que sin lugar a dudas hará las delicias de los amantes del rol. Vampire the Masquerade es, sobre todo en la opción multijugador, una perfecta adaptación al ordenador de los juegos clásicos de rol de papel y lápiz (Story Teller incluido).

Así, este programa puede dividirse prácticamente en dos juegos; por una parte la opción multijugador en la que el usuario contará incluso con un editor de personajes y escenarios. El otro “juego” es el que se desarrolla en el modo de jugador simple, donde el usuario será el protagonista de una historia llena de vampiros.

Jugando solo

Una vez instalado del juego (la instalación completa requiere cerca de 1,3 GB de espacio en disco aunque existe una opción mínima y otra intermedia), la primera posibilidad que tiene el usuario es la de jugador simple.

En Vampire the Masquerade el jugador encarnará a Cristof Romuald, un caballero que se recupera de sus heridas en la ciudad de Praga. Ambientado inicialmente en el siglo XII, el jugador se ve involucrado en una lucha contra vampiros y demonios que se complica cuando es convertido en uno de ellos. A partir de aquí, el jugador viajará por el tiempo visitando escenarios como catedrales, bosques y antiguas minas, o las calles, y metros de las contemporáneas ciudades de Londres y Nueva York.

La dinámica del juego es bastante lineal. El jugador tendrá que llevar a cabo un objetivo que pasa por encontrar el lugar adecuado y pelear con los enemigos que se crucen en su camino, obteniendo mayores puntos de habilidad y experiencia (es un juego de rol) y sin olvidar recoger los objetos, pócimas y armas del camino. Una vez realizado esto habrá un nuevo objetivo y así sucesivamente. A medida que el usuario avanza en los distintos niveles el juego mostrará animaciones e historias que irán dando forma a la historia, que según algunos foros especializados promete más de 30 horas de entretenimiento.

En algunos niveles del juego el usuario podrá contar con tres personajes más que acompañarán a Cristof en su aventura y que también podrán ser manejados por el jugador.

Algunos detalles

Si por algo destaca Vampire the Masquerade es por sus asombrosos gráficos. Las texturas de los elementos y las sombras, en especial todo el aspecto de iluminación, son extraordinarios. A este punto se le añade todo el aspecto sonoro, tanto de aspectos ambientales como en lo que a banda sonora se refiere.

Otro elemento muy interesante es el relativo a las armas. Como la historia se desarrolla a lo largo de más de 800 años, tanto los protagonistas como sus enemigos contarán con múltiples armas de todo tipo, desde espadas, mazas, hachas y arcos, hasta pistolas, ametralladoras y lanzallamas, pasando por algún macabro utensilio como motosierras o bates de béisbol.

Crear una historia propia

La opción multijugador es rol tal y como lo conocen los amantes de estos juegos de papel y lápiz. Vampire the Masquerade permite jugar a un total de cuatro usuarios a través de una red local o a través de Internet con el servidor GameRanger.

El jugador o jugadores podrán crear a su propio personaje entre un casi ilimitado número de opciones y combinaciones. Podrán elegir su raza (vampiro, humano, etc) y sus valores de experiencia entre otras cosas. Posteriormente, los usuarios elegirán un escenario para jugar. El juego ofrece varios mapas para comenzar la partida multijugador y dos escenarios para que el Story Teller comience a crear su historia.

Este último aspecto es posiblemente el más original que ofrece el título de MacSoft. Aquí, tal y como sucede en las partidas de rol convencionales, un jugador (Stoty Teller) creará una historia y guiará el resto de jugadores a lo largo de ella. El jugador “Master” podrá editar a los personajes y los escenarios sobre los que se desarrolla la acción.

Para ayudar al Story Teller a crear sus historias, el paquete incluye un manual donde se explica la filosofía del juego de rol original, Vampire the Masquerade, sobre el que se basa este juego. Eso si, el manual al igual que todo el juego está en inglés.

Requisitos

Vampire the Masquerade requiere un equipo con un procesador PowerMac G3 a 300 MHz (aunque se recomienda un equipo a 400 MHz), al menos 128 MB de memoria RAM, sistema operativo Mac OS 8.6 (recomendado Mac OS 9.1) y sistema gráfico de 8 MB de vídeo, 32 MB recomendadas. El juego no funciona de forma nativa sobre Mac OS X, aunque si lo hace en el nuevo sistema sobre Classic.

Las pruebas fueron realizadas sobre un iMac a 450 MHz con 128 MB de memoria RAM y sistema gráfico de 8 MB de vídeo y la experiencia de juego fue aceptable. También se trató de utilizar en Mac OS X sobre Classic y el resultado fue bastante peor.

Conclusión

Vampire es un juego para todos los gustos. Los aficionados al rol de verdad encontrarán en este título por fin una buena adecuación del género de mesa a los videojuegos. Por su parte, Nihilistic Software desarrolló para el público general la opción de jugador Simple con una historia entretenida de acción por niveles que cuenta como principal aliciente la variedad, conjugando elementos como el siglo XII y el XX, las catedrales y el metro, o Viena y Nueva York.

La interfaz de usuario también merece una mención especial, ya que con el ratón prácticamente se puede acceder a todo el control del juego.

Con Vampire the Masquerade se pueden pasar grandes momentos, eso si, teniendo en cuenta que su punto fuerte (y posiblemente la idea inicial de sus creadores) sea la opción multijugador.

Calificación: ****/7,5

Título:Vampire: the Masquerade Redem-ption.

Lo mejor:Un juego de rol de verdad. Editor de escenarios y personajes.

Lo peor:Historia muy lineal, poco abierta a cambios de la opción jugador simple. No es nativo para Mac OS X. MacSoft.

Distribuidor:HiperMac. Tel: 902 120 407. Web: www.hipermac.com.

Precio:50,79 EUR + IVA