Si tiene intenciones medianamente serias con respecto al diseño gráfico en plataforma Macintosh, es muy probable que tenga una pequeña lista de aplicaciones que desea aprender a manejar y técnicas que le gustaría conocer. Si dentro de esa lista no ha incluido aprender a manejar un programa de diseño vectorial, aunque sea mínimamente, debe tener en cuenta que se está perdiendo una parte importantísima del diseño gráfico.

En el diseño de logotipos, la infografía periodística e incluso en muchas otras disciplinas gráficas, las aplicaciones de dibujo vectorial son la herramienta principal del diseñador, ya que éstas tienen una serie de ventajas que no proporcionan las aplicaciones gráficas basadas en mapas de bits como Photoshop o Painter.

Si en el terreno del retoque fotografico, la autoedición o el diseño web hay poco consenso sobre cuáles son las mejores aplicaciones; en el dibujo vectorial hay una ya histórica polarización de opiniones entre quienes utilizan y prefieren Macromedia FreeHand y quienes prefieren emplear Adobe Illustrator. Este repaso de las técnicas más utilizadas se ha centrado en la versión 8 de Ilustrator; pero esto no debería preocuparle ya que, elija la aplicación que elija, la mayoría de las técnicas (tanto básicas como avanzadas) pueden trasladarse con relativa facilidad de una aplicación a otra.

La primera barrera, trazar con fluidez.

La técnica que más quebraderos de cabeza suele dar a quienes se adentran en el dibujo vectorial es la creación de los trazados mediante las curvas de Bezièr. Normalmente, el manejo de la aplicación resulta muy sencillo hasta que llega este punto y el usuario se encuentra confundido entre las distintas herramientas de trazado: “ pluma, flecha negra, flecha blanca, flecha en uve”… ¿cuál necesito ahora?” Es importante no perder la paciencia y tratar de memorizar la función de cada una de las herramientas y los atajos que permiten cambiar de unas a otras con rapidez (eso si no se encuentra con un cambió de versión que le obliga a reaprender todos los atajos). Una vez se sienta cómodo con los trazados puede empezar a experimentar con el resto de las técnicas, como aplicar fusiones para crear transiciones suaves, emplear la malla de degradado para dar tridimensionalidad a los objetos o utilizar las plumas artísticas.

Los primeros pasos

-----------------------------

Puede parecer poco relevante; pero es muy importante que tome la costumbre de situar su dedo pulgar sobre la tecla de Comando, el dedo índice cerca de la tecla Opción y el dedo meñique sobre la tecla de Mayúscula móvil. Esto le permitira acceder rápidamente a todas las combinaciones de teclas modificadoras de Illustrator y no hacer un solo viaje de más con el ratón hasta la paleta de herramientas (vea el cuandro “Conocer las herramientas”. Quizá no lo note al principio; pero en unos días se verá dibujando de forma totalmente instintiva y arrepintiéndose del tiempo que ha perdido antes de aprender esta técnica.

El pez Bezìer

------------------

El ejercicio más completo para aprender a trazar con soltura mdiante curvas Bezìer consiste en dibujar el contorno de un pez (aunque también puede probar otra formas) con un trazo continuo sin tener que acudir a la paleta principal para seleccionar las distintas herramientas de trazado. Para llevar a cabo esta tarea con éxito en Illustrator deberá partir de la herramienta de Pluma, para lo que hay que seleccionarla con el ratón la paleta principal o (aqui comienza lo interesante) pulsar la tecla P para acceder a ella directamente. Tras esto, tome aire, y trate de colocar su mano izquierda en la posición indicada anteriormente… empieza la acción.

(1) Comience haciendo clic y arrastrando el ratón hacia arriba sin pulsar ninguna tecla con la mano izquierda. (2) Suelte el botón del ratón y pulse (y mantenga) la tecla Opción: verá que aparece el puntero “en uve”. Con esta herramienta, haga clic y arrastre el manejador superior hacia la derecha. (3) y (4) Trace los tres siguientes puntos de anclaje como en el primer paso haciendo clic con la pluma y arrastrando hacia la derecha. (5) Vuelva a pulsar la tecla opción para que aparezca el puntero “en uve” y, haciendo clic y arrastrando sobre el manejador de la derecha, independice éste para que el punto de anclaje sea un punto de vértice y no una curva suave. Los pasos siguientes siguen la misma técnica. Tenga en cuenta que si hace clic fuera del trazado dejara de ver los manejadores y que, para que vuelvan a aprecer deberá, pulsar el punto de anclaje deseado con el puntero blanco.

Conocer las herramientas

-------------------------------------

Cambiar rápidamente entre las distintas herramientas de trazado es fácil si se conocen los atajos adecuados.

Partiendo de la herramienta de pluma (A), mantenga pulsada la tecla Comando y aparecera la herramienta de selección (D) o puntero negro. Manteniendo todavía pulsada la tecla de comando, si a la vez pulsa la tecla tabulador verá que el puntero cambia al de selección directa o puntero blanco (B) y, si pulsa de nuevo el tabulador, verá que vuelve a seleccionarse el puntero blanco. Por último, para seleccionar la herramienta de convertir a punto de dirección (C) o puntero “en uve”, tan sólo deberá pulsar la tecla Opción (esta vez sin pulsar a la vez la tecla Comando).

Las fusiones y la malla de degradado

----------------------------------------------------

Dos de las técnicas más interesantes para dar un aspecto de volumen a los objetos con Illustrator son las fusiones de trazados y la malla de degradado. La primera de ellas es una técnica que se viene empleando desde las primeras versiones de la aplicación y consiste en ir fundiendo de manera suave dos trazados cerrados con distintos colores. En el dibujo del teléfono, esta técnica sólo se empleó para crear la sombra. Para ello, se creó un trazado de color gris (1) que se copió (Comando+C) y se pegó inmediatamente debajo con la función Pegar detrás (Comando+B). Este trazado se amplió con la herramienta de escala y se le dio color blanco (2). El último paso consistió en seleccionar ambos trazados y, con la herramienta de fusión, hacer clic en un punto del trazado interior y su correspondiente en el trazado exterior (3).

La segunda herramienta utilizada, la Malla de degradado, es una de las recientes incorporaciones de Illustrator. Partiendo de una forma sencilla de color negro, se fueron incorporando nudos grises con esta herramienta hasta dar con el aspecto deseado (4). Recuerde que si desea eliminar un nudo de la malla, tan sólo debe hacer clic sobre él pulsando opción (con la herramienta de Malla seleccionada). La zona del auricular, la antena y la pantalla del teléfono también son objetos sencillos sobre los que se han creado transiciones de color con la Malla de degradado (5). Para finalizar el dibujo se añadieron la línea negra lateral y otras dos líneas muy cercanas que simulan el efecto de las piezas de la carcasa y de la tapa del teléfono (6).

Recrear fotografías

---------------------------

Si pensaba que el dibujo que ilustra este artículo se ha creado partiendo de la nada y a golpe de ratón, puede estar tranquilo: tiene truco. La técnica aquí empleada es una variación