Este monitor de ViewSonic destaca por ofrecer una muy buena calidad de imagen cuando se trata de vídeo en un formato panorámico, para lo cual incorpora un panel de 1,9 megapíxeles con una resolución nativa de 1.600 x 1.200 píxeles y una excelente relación 400:1 de contraste que, unido al tiempo de respuesta de 16 ms para el refresco de los píxeles, supone una opción bastante recomendable para trabajar con vídeo (por ejemplo con HDTV 720p en su resolución nativa.

Además de lo anterior también hay que destacar la incorporación en la parte posterior del panel de la conexión analógica D-Sub y digital DVI, un hub USB 2.0 con cuatro tomas de entrada para dispositivos (por ejemplo teclado y ratón o el calibrador de color) y un puerto de bajada hacia el ordenador. El fabricante incluye con el monitor todos los cables de conexión necesarios, a excepción de los cables USB. Además de esto también se incluye en la parte posterior la toma de alimentación y el interruptor general de encendido; y para mantener recogidos los cables incorpora una serie de guias a lo largo del brazo de la peana.

Precisamente la peana es un elemento que nos ha gustado especialmente. Por una parte mantiene al monitor en su posición con la suficiente firmeza incluso al ajustar la posición vertical o el giro de la pantalla, operaciones que también están muy bien resueltas ya que no es necesario aplicar demasiada fuerza. Lo único criticable a ViewSonic en este sentido es que mientras que los usuarios de Windows pueden aprovecharse de la característica de pivotaje del monitor gracias al software suministrado, y mediante la que se pueden utilizar resoluciones que permiten ver las páginas de InDesign, por ejemplo, en posición completamente vertical en vez del estándar apaisado. Los usuarios de Mac estamos olvidados por ViewSonic hasta tal punto que el único software suministrado para nuestra plataforma sólo se ejecuta en el entorno clásico del Mac OS.

Si se utiliza la conexión analógica el monitor es capaz de ajustar automáticamente la resolución óptima además de regular con bastante precisión la geometría (posición vertical y horizontal de la imagen), brillo y contraste con una temperatura de color ajustada a 6.500K. Mediante la botonera, bastante precisa, situada en la parte frontal del equipo se puede ajustar el brillo y contraste de la imagen, mientras que para ajustar aspectos como la temperatura de color o la posición de la imagen ya es necesario acceder a las opciones de menú. De ellas la más necesaria es la que permite modificar la temperatura de color entre 9300, 6500, 5400 o 5000K, o bien ajustar manualmente cada uno de los valores para los canales RVA y almacenarlos en un ajuste personalizado del usuario. En este sentido, mientras que para editar vídeo o para utilizar el monitor en tareas donde el color no sea una cuestión crítica, las opciones de ajuste incluidas de serie resultan suficientes, cuando se trata de llevar a cabo un calibración de color más precisa para trabajar con color de referencia es necesario utilizar un dispositivo de calibración por hardware para obtener, por lo menos, unos resultados de color consistentes con el resto de los monitores que puedas utilizar.

Tampoco nos parecieron muy buenos los resultados que obtuvimos en la reproducción de los textos, pues no aparecen tan bien definidos como en otros modelos de características y precio similar.

Conclusión

Si vas a trabajar principalmente con vídeo este ViewSonic te ofrecerá una buena calidad y resolución, especialmente si vas a utilizar la conexión digital DVI-D incorporada. Para el resto de los usos, especialmente en el manejo de color, te también te recomendamos que utilices la conexión digital aunque en este caso no evitarás el que se vea el texto poco nítido y aun así necesitarás utilizar un dispositivo de calibración para tener algo más de fiabilidad en la representación del color.

También debes tener en cuenta que si la tarjeta gráfica de tu equipo tiene menos de 32 MB no podrás utilizar la máxima resolución soportada por el monitor al mismo tiempo que reproduzcas vídeo a su tamaño estándar (por ejemplo con el reproductor de DVD del Mac OS X) sino que sólo podrás utilizar una resolución máxima de 1280 x 1024 y en ese caso se acentúan los problemas de nitidez con el texto puesto que no se estará empleando la resolución nativa del monitor.

Por último, el precio del producto también nos parece algo excesivo teniendo en cuenta las prestaciones generales del equipo en comparación con otras ofertas de características similares que se pueden encontrar por parte de otros fabricantes (Apple incluido, aunque con alguna pulgada menos).

Principales características

-------------------------------------

Diagonal 20,1”

Resolución 1.600 x 1.200

Contraste 400:1

Brillo 250 cd/m2

Tiempo de respuesta 16 ms

Entradas de vídeo RGB D-Sub y DVI-D (cables suministrados)

Frecuencia horizontal 30-95 kHz

Frecuenciia vertical 50-85 Hz (75 Hz a 1.600 x 1.200)

USB 4 x 480 Mbps

Tamaño (ancho, alto, prof.) 44,8 x 34,6 x 7,1 cm

Peso 5,2 Kg.

Garantía 3 años

ViewSonic VP 201S

---------------------------

Calificación: ***/6,5

Lo mejor: Tomas DVI-D y D-Sub. Buen tiempo de refresco. Resolución. Ajuste de altura y giro. Ángulos de visión.

Lo peor: No se suministra el software Pivot para Mac. Reproducción de textos y fiabilidad en la reproducción de color.

Fabricante: ViewSonic.

Distribuidor: ViewSonic. Tel.: 916 305 339 www.viewsoniceurope.com/es.

Precio: 1.244 EUR + IVA.