Los tribunales norteamericanos que instruían el caso Sony/Connectix han decidido dar marcha atrás deteniendo la demanda, en todos los términos, interpuesta por Sony a Connectix, por una supuesta violación del copyright y por deterioro en la imagen de la marca PlayStation por su software Virtual Game Station, que permite usar los títulos existentes en la actualidad para esta consola sobre ordenadores Apple. Connectix Virtual Game Station se ha vuelto a comercializar a un precio de 49 dólares desde su sitio web: www.connectix.com. y se espera que en un furturo próximo tenga lugar la comercialización de la versión para Europa.

Según ha afirmado Roy McDonald, CEO de Connectix, “los tribunales han reconocido que la “ingeniería a la inversa” es una práctica común, legítima en el desarrollo de nuevos productos. Estamos encantados de haber sido capaces de traer de nuevo el producto a la comunidad Macintosh y de lanzarlo próximamente al mercado Windows. Ahora, los consumidores de ambas plataformas podrán disfrutar de su derecho a elegir si juegan a los títulos disponibles para la PlayStation en sus ordenadores. Lejos de ser perjudicial, esta medida generará beneficios a Sony y desarrolladores de juegos que verán un nuevo sector de mercado para sus productos.