Si bien en este número de Macworld encontrarás una buena cantidad de soluciones dirigidas a solventar tus problemas de almacenamiento en red (para pequeños grupos de trabajo) y también de acceso desde cualquier punto geográfico gracias a los servicios de copias de seguridad en Internet, en otras ocasiones lo que necesitamos es una solución de almacenamiento que se conecte directamente a cualquiera de los puertos de nuestros Mac, proporcionando capacidad suficiente a un mayor rendimiento de acceso (grabación y lectura de nuestros archivos), ya sea simplificando las tareas de gestión con las copias de seguridad o bien añadiendo un extra de seguridad adicional que evite el que otras personas puedan recuperar la información que para nosotros es de caracter más sensible.

Disponible en capacidades de 1 TB y 2 TB, la primera peculiaridad que este disco duro externo añade sobre el conocido diseño de la serie de discos duros My Book de WD es una etiqueta en el lomo donde podremos ver en todo momento la capacidad de almacenamiento disponible sobre el total, además de una etiqueta de texto que podemos modificar utilizando el software suministrado y que nos permitirá identificarlo en el caso de que decidamos utilizar varias de estas unidades. Esta información permanecerá visible incluso cuando hayamos apagado y desconectado el disco duro de nuestro Mac y también del adaptador de alimentación externo suministrado.

La segunda sorpresa es que según conectes el disco ya sea utilizando cualquiera de los dos puertos FireWire 800 o el puerto USB 2.0 incluido, no sólo se montará el volumen correspondiente ofreciéndote una capacidad de almacenamiento libre de 930 GB (para el modelo de 1 TB), sino que en el escritorio también aparecerá una segunda unidad sobre la que encontrarás todo el software de instalación para tu Mac OS X (10.5 o superior) y la utilidad para desbloquear la unidad cuando estés utilizando la característica de protección con encriptación de datos y la conectes en otro ordenador.

Copia de seguridad y encriptación. Precisamente estas son las principales facultades de esta unidad en comparación con otras opciones de mercado que, a igualdad de capacidad de almacenamiento, incluso pueden resultar más caras. La configuración en ambos casos se realiza mediante el software WD SmartWare al que podemos acceder desde el menú que queda instalado en la barra de menús del Finder (este elemento aparecerá automáticamente cada vez que conectemos la unidad al Mac).

Las opciones dirigidas a la creación de copias de seguridad en el software son poco granulares, y de hecho sólo podremos seleccionar cualquiera de los grupos prestablecidos, como Imágenes, Música, Películas, Correo, Documentos u Otros; lo que significa que no te servirá para recuperar una instalación completa tal y como sí es posible mediante la tecnología Time Machine de Apple. Ahora bien, sí sólo te interesa la unidad para simplificar el archivado de alguno de los tipos de documentos propuestos, entonces dichas opciones serán más que suficientes para la tarea.

Es una lástima que WD haya decidido mover algunas de las opciones de configuración de la copia de seguridad a un apartado completamente distinto, como por ejemplo el número de versiones de copia de seguridad que se desea mantener, o la que permite retrasar el inicio de la copia de seguridad automática hasta que el ordenador esté inactivo.

En cuanto a su capacidad para encriptar los datos esta se establece mediante la asignación de una contraseña que posteriormente debe introducirse cada vez que deseemos montar el volumen de nuevo sobre el escritorio del Mac. Puede decirse que su funcionamiento es similar a la característica FileVault del propio OS X con la salvedad de de que en este caso contamos con una encriptación más fuerte de 256 bits en comparación con los 128 bits utilizados por la característica de seguridad de Apple.

Conclusiones

La velocidad dependerá en todo momento de si utilizamos el puerto USB 2.0 o bien cualquiera de las dos conexiones FireWire 800 (o bien FireWire 400 mediante el adaptador suministrado), aunque en todas estas variantes es lo suficientemente elevada como para que podamos utilizarlo sin mayor problema incluso en operaciones de edición HD. Sobre dicho rendimiento también nos ha llamado favorablemente la atención su funcionamiento notablemente silencioso incluso cuando se está utilizando con un escaso o nulo ruido ambiente.

WD My Book Studio

---------------------------

Calificación: ****/8,5

Lo mejor: Rendimiento. Capacidad de encriptar la información. Software y configuración. Todo incluido con el disco.

Lo peor: Opciones de copia de seguridad poco flexibles.

Fabricante: Western Digital.

Distribuidor: Western Digital. Web: www.wdc.com.

Precio: 189 EUR.