Programas como iMovie, FinalCut, AfterEffects o GarageBand hacen que la capacidad de almacenamiento de nuestros discos duros mengüen tremendamente en cada nuevo proyecto, puesto que los escasos MB de los documentos de texto, de InDesign o incluso de los documentos de Photoshop poco tienen que ver con los GB requeridos por los proyectos de vídeo que, en muchos casos, llegan a contar con una duración de más de una hora.

En este primer contacto analizamos una solución del fabricante Western Digital que, con unas características similares a los discos duros analizados en el artículo que publicado en el número de Mayo de 2004, añade sobre estos un mejor rendimiento tanto al utilizar las conexiones USB 2.0 como al emplear la conexión FireWire. Otra característica diferenciadora con respecto a otros discos duros externos es que en la propia carcasa del disco se ha integrado un lector múltiple de tarjetas de memoria 8-1 con el que es posible copiar los datos de la mayoría de los actuales tipos de tarjetas de memoria, aunque no de una forma óptima desde nuestro punto de vista. Adicionalmente, guarda con el disco duro externo Maxtor OneTouch (cuyo primer contacto publicamos en el número de enero de 2004) una interesante similitud, y es que al igual que aquel disco duro, Western Digital suministra la versión 5.0 de la utilidad Retrospect Express de Dantz Development (actualmente la última versión monousuario es la 6.0; www.dantz.com). mediante la que se pueden realizar copias de seguridad directas o automatizadas sobre el disco duro. También, al igual que en el disco duro de Maxtor, esta unidad de Western Digital incorpora en la parte frontal de la carcasa un par de botones que se pueden programar para ejecutar automáticamente el tipo de backup que deseemos. Por ejemplo, se puede indicar que cuando se pulse uno de ellos se copie automáticamente los contenidos de la tarjeta de memoria insertada a una carpeta del disco duro, y que cuando se pulse el segundo botón se ejecute un perfil para la creación de una copia de seguridad definido previamente en el asistente de Retrospect. La principal limitación para que esto funcione con las tarjetas de memoria es que todas estas deberían tener el mismo nombre, además de que la copia desde la tarjeta hacia el disco duro no se realiza de forma autónoma sino que se realiza a través del ordenador al que esté conectado el disco duro.

El lector de tarjetas 8-1 incorporado habría resultado más interesante si el propio disco duro se encargase de proporcionar la copia automática de los contenidos de las tarjetas al disco duro mediante la pulsación de un botón, así como si permitiese el uso simultáneo de más de dos tipos de tarjetas. Tal y como está implementado actualmente funciona como si se tratase de un lector de tarjetas convencional, montando el volumen de cada una de las tarjetas en el escritorio del Mac (o bien realizando la copia mediante Retrospect tal y como hemos comentado anteriormente).

Los 230 GB de capacidad formateada resultan sobradamente suficientes como para trabajar con varias horas de vídeo con calidad D1 o DV, y también incorpora la suficiente cantidad de interfaces de conexión como para que no resulte un problema continuar utilizando con nuestro Mac otros dispositivos externos USB o FireWire.

En la parte posterior del disco están situados el conector de alimentación al que se debe enchufar el adaptador externo, así como una conexión USB tipo A, otra conexión USB adicional tipo B y otras dos conexiones FireWire 400. En la parte frontal la carcasa del disco duro incorpora una conexión USB 2.0 adicional tipo B. Junto con el disco duro el fabricante incluye un cable USB A-B y un cable FireWire.

Precisamente algo que nos hubiese gustado ver en este disco duro es algún tipo de puente interno que permitiese al dispositivo beneficiarse de la velocidad proporcionada por el puerto USB 2.0 para que no fuese necesario consumir más puertos en el Mac anfitrión. Por ejemplo, si el Mac dispone de puertos USB 2.0 y se utiliza esta interfaz de alta velocidad para conectar el disco duro externo, hubiese sido una buena idea que pudiésemos emplear cualquiera de los puertos FireWire del disco duro para conectar nuestra cámara DV o escáner y que el Mac pudiese trabajar con dichos dispositivos sin problemas. La realidad es que si intentamos volcar una composición de vídeo editada en iMovie (y con los materiales guardados en el disco duro de Maxtor) e intentamos exportarla a la cámara la grabación será imposible.

Conclusión

El funcionamiento durante nuestras pruebas fue muy bueno, con una velocidad de escritura y lectura sostenida suficientemente rápidas como para digitalizar o transferir vídeo sobre el disco duro con iMovie sin pérdidas de fotogramas utilizando tanto la conexión USB 2.0 como la conexión FireWire. Además también destacamos el funcionamiento realmente silencioso del disco.

Sólo nos gustaría ver mejorada la funcionalidad del lector de tarjetas para que fuese independiente del software Retrospect, característica que además no nos parece determinante como para decantar la decisión de compra hacia este disco duro sobre el resto de opciones disponibles en el mercado y de características similares.

Western Digital MediaCenter

----------------------------------------

Calificación: ****/8,0

Lo mejor: Velocidad con ambos tipos de puertos. Capacidad. Funcionamiento silencioso. Software de backup.

Lo peor: No copia los contenidos de las tarjetas de memoria al disco duro de modo autónomo. En la unidad evaluada no reconoció las tarjetas SD. Sólo admite 2 tipos de tarjetas simultáneamente.

Fabricante: Western Digital.

Distribuidor: Ingram Micro. Tel.: 93 474 90 90. Tech Data. Tel.: 902 501 510.

Precio: 352 EUR, IVA incluido.