La oferta de impresoras color orientada a usuarios particulares o a pequeños grupos de trabajo es realmente amplia, aunque se reduce considerablemente cuando se trata de buscar una opción que ofrezca flexibilidad de conexión, calidad de impresión en todo tipo de soportes, velocidad, la mayor sencillez posible de manejo y mantenimiento, y todo ello a un precio que se ajuste a nuestras necesidades. El modelo evaluado en este primer contacto muy bien puede ajustarse a todas estas premisas.

La 8200DP incorpora de serie 128 MB de RAM, soporte de PostScript Nivel 3, impresión a dos caras, 1.200 ppp, 136 fuentes incorporadas, certificación de color Pantone, interfaces de conexión Ethernet, USB y Paralelo, una bandeja de alimentación automática con una capacidad máxima para 200 hojas o transparencias de tamaño máximo A4 y con un grosor máximo de 195 gr., ampliable hasta 500 hojas con la instalación de un segundo cajón opcional y un régimen de servicio de 65.000 páginas/mes. Adicionalmente, su tamaño y peso la hacen bastante manejable, y en cuanto a su configuración y puesta en marcha se reduce a la carga de papel, instalación de las cuatro barras de color de tinta sólida en los depósitos independientes (un proceso sencillo y limpio) y la conexión del cable de red y de alimentación. En definitiva, no es necesario emplear más de cinco minutos para que imprima el primer trabajo.

En cuanto al software suministrado, con la caja del producto se reciben dos CD con los instaladores para Mac OS 8.x y Windows, así como diversas herramientas de administración de la impresora de utilidad sólo para los usuarios del entorno Windows, aunque desde el Mac también se pueden hacer las mismas funciones accediendo desde un navegador al servidor de la impresora, desde el que se pueden establecer diferentes aspectos de su funcionamiento, obtener un informe detallado sobre todos los trabajos impresos, establecer pautas de seguridad, consultar el estado de los consumibles, conectarse a la web del fabricante para acceder al área de soporte o incluso realizar un pedido electrónico de cualquiera de los consumibles utilizados.

Por otra parte, no existe ningún problema para configurar la impresora desde el Centro de impresión del Mac OS X, ya sea a través de USB o como impresora AppleTalk o LPR.

La pantalla LCD monocroma y el sistema de menús de la Phaser 8200 son de los mejores que hemos podido ver: una jerarquía de menús con una estructura muy clara, acceso intuitivo e información detallada a cada paso que permite saber en todo momento cómo realizar una configuración, cuáles son las causas de un problema o, de una forma completamente visual, cuáles son los pasos que hay que seguir y a qué partes de la impresora hay que acceder para solucionar un problema determinado, ya se trate de un atasco de papel (con un sistema de recuperación bastante simple), la necesidad de retirar las hojas de la bandeja de salida porque se haya alcanzado el tope, etc.

También incorpora un sistema inteligente mediante el que la impresora genera un perfil basándose en las pautas de uso y con el que se reduce el tiempo utilizado en el calentamiento del motor de impresión.

Calidad y velocidad. La Phaser 8200DP es una impresora muy rápida independientemente de la complejidad del documento enviado Una vez ha recibido los datos desde el Mac, su procesador a 300 MHz no tarda más de 30 segundos en procesar e imprimir la primera página; y si se tiene en cuenta el tiempo invertido en todo el proceso, desde que se pulsa el botón de imprimir hasta que sale la página impresa, en la impresión de un documento fotográfico A4 a una resolución de 1.200 ppp invierte 71 segundos, y poco más de dos minutos para imprimir cuatro páginas a doble cara correspondientes a un documento de InDesign bastante elaborado.

Desgraciadamente no puede decirse que la calidad esté a la misma altura; y aunque puede calificarse como muy buena en la impresión de trabajos de diseño, no representa la mejor opción en el caso de que necesite obtener un color exacto o aproximado de lo que tiene en la pantalla. Adicionalmente, en las zonas con color y con sombras son bastante visibles los puntos de trama (incluyendo las fotografías y gráficos). Por lo demás, los negros y los colores primarios son absolutamente sólidos, la nitidez del texto excelente, y permite reforzar el contraste del texto mediante una opción del controlador; en la impresión a doble cara no se desajusta ni un milímetro y el aspecto general de los documentos es excelente (con papel y película especial de Xerox), con colores vivos y un ligero toque de “relieve”.

Phaser 8200DP

---------------------

Calificación: ****/8,0

Lo mejor: Sencillez de uso. Velocidad. Opciones de conexión.

Lo peor: Trama visible. Correspondencia de color.

Fabricante: Xerox.

Distribuidor: Xerox. Tel.: 91 406 91 25. www.xerox.com/officeprinting.

Precio: 3.090 EUR + IVA. Consumibles: Cinco colores para cián, magenta y amarillo: 209 EUR + IVA; 10 colores negro, 217 EUR + IVA. Kit de mantenimiento, 236 EUR + IVA.