Comprar un Mac siempre es algo especial. Llega el preciado ordenador a nuestro domicilio o empresa, desempaquetamos y manos a la obra. Sin embargo, en algunas ocasiones se puede encontrar con problemas inesperados. ¿Qué hacer si algo no va bien?

A continuación le explicamos brevemente cómo funciona el servicio técnico en España y además (vea el cuadro en la página siguiente) le brindamos algunos consejos a tener en cuenta como cliente, al realizar la compra de su próximo Mac o al visitar un servicio técnico.

El panorama actual del servicio técnico en España es el siguiente: la empresa SyncStar (Madrid) se encarga de las sustituciones más o menos inmediatas de máquinas que sufran problemas en los primeros quince días tras su adquisición (son los denominados DOA; Death on Arrival en el argot interno de Apple).

Por otro lado, Tecnimac (Madrid) y Arima (Barcelona), son los servicios centralizados técnicos oficiales que llevan a cabo las operaciones de reparación para los distribuidores de Apple que no son Centros de Servicio Autorizado. Estos Centros, puede localizarlos desde la web de Apple con un sistema de búsquedas muy cómodo. Forman la red de Centros de Servicios Técnicos Autorizados. Si la cosa se pone muy fea y no se encuentra solución, su equipo puede acabar ni mas ni menos que en Holanda.

¿Qué ocurre cuando deja su Mac en ventanilla?

Según afirma Apple España, una vez que el cliente deposita su producto en un Servicio Técnico Autorizado Apple, el producto será sometido a un meticuloso examen por parte de personal acreditado (exigen por parte de Apple que se tengan como mínimo dos técnicos certificados) para trabajar sobre sus productos. Una vez localizada la causa del problema, procederá a sustituir el módulo defectuoso por uno funcional, comprobar el correcto funcionamiento del equipo y entregarlo al usuario.

En el caso de que se tratase de un producto para el que el Centro de Servicio no dispusiera de autorización para su reparación (portátiles, monitores LCD, etc.), éste procedería a gestionar con Apple el envío del producto a un centro de servicio centralizado (Servicio Directo), donde se efectuaría la reparación. Alternativamente, en el caso de productos con posibilidad de Servicio Directo, el propio cliente puede gestionar directamente con el Centro de Soporte de Apple la recogida y entrega de su producto reparado en su domicilio, afirman desde Apple España.

Si el producto se encontrase en periodo de garantía, no habría cargos asociados por piezas ni mano de obra, ni portes en el caso de Servicio Directo, matizan desde Apple España. Si el periodo de garantía hubiera finalizado, el Centro de Servicio procederá a cargar los importes correspondientes de acuerdo con sus tarifas. En el caso de Servicio Directo, gestionado directamente por el usuario a través de Apple, las tarifas son fijas, de acuerdo con una tabla establecida previamente.

Sepa qué hacer para que no le den “gato por liebre”

-------------------------------------------------------------------------

La OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) y Macworld han elaborado una lista con diez claves y derechos que todo cliente no debe perder de vista. Se trata de algunos pequeños consejos que le pueden ahorrar alguna sorpresa desagradable cuando compre o repare productos de Apple.

1- El consumidor tiene derecho a presupuesto previo por escrito de la reparación que tendrá una duración de 30 días, a piezas de repuesto nuevas salvo que el usuario de su conforme a piezas viejas; a factura detallada y a la garantía de su reparación.

2- Un ordenador tiene una garantía legal mínima de 6 meses, aunque el fabricante por política comercial pueda ofrecer una garantía superior. La directiva comunitaria sobre garantía de bienes tendría que haberse aplicado hace más de año y medio, con esta norma los ordenadores disfrutarán de una garantía de 2 años.

3- Todas las piezas de repuesto deben ser nuevas, excepto si el usuario da su consentimiento expreso por escrito para que se utilicen usadas. El usuario debe recibir las piezas que hayan sido extraídas de su aparato. En este punto, el apartado “d” del segundo punto de Apple Care Protection Plan, reserva a Apple el derecho de usar piezas restauradas y además de quedarse con las que sustituya en el equipo cubierto. Preste atención a las cláusulas del contrato.

4- Ningún plan comercial puede entrar en conflicto con la legislación del país, en el caso de que ocurriera, se aplicaría la normativa vigente y la empresa fabricante sería sancionada.

5- Existen límites con relación al plazo con el que debe servirse las piezas de repuesto al cliente: 15 días para aparatos nacionales y 1 mes para aparatos de importación. Si el retraso en la reparación del ordenador causa algún daño al usuario, éste podrá demandar al Servicio Técnico para que le indemnice, eso sí, debe de acreditar el daño.

6- El Servicio Técnico tiene un plazo de 5 días hábiles para emitir el presupuesto. Si el usuario no acepta este presupuesto, el servicio tiene derecho a cobrarlo.

7- La reparación goza de una garantía de 3 meses y la factura debe tener los siguientes datos: Número de orden; nombre, domicilio y número de identificación fiscal del servicio; nombre y domicilio del usuario; marca y modelo del aparato reparado; fecha y firma de la persona responsable del servicio.

8- Si el servicio técnico ha causado algún daño el usuario deberá de pedir la hoja de reclamaciones, será la Administración la que valore el daño e incoe expediente sancionador. Para obtener una indemnización lo más adecuado es que alguna organización u OMIC entable una mediación con la empresa. También es posible solicitar una junta arbitral de consumo, si estas dos acciones fallaran siempre queda la vía judicial. Es importante recordar que si la indemnización solicitada no excede de 900 EUR, se trataría de un juicio verbal en el que no es preceptivo abogado ni procurador, con lo que no existirías costas.

9- Existen tablas de referencia para establecer las tarifas de los servicios técnicos que trabajan con ordenadores personales. Por ello deben estar expuestas y selladas por la autoridad competente.

10- Son varias las normativas a aplicar, Código Civil, la Ley 26/1984, de 19 de julio general para la defensa de los consumidores y Usuarios y el Real Decreto 58/1988, de 29 de Enero sobre protección de los derechos del consumidor en el servicio de reparación de aparatos de uso doméstico.