La gente (a menudo, los usuarios de Android) hace referencia la estructura del jardín vallado de iOS como uno de sus principales inconvenientes. Eso hace que la App Store sea más limitada en cuanto a las apps y los juegos disponibles.

No obstante, esta estructura también permite que los iPhones y los iPads sean más seguros y no dejen entrar virus y malware con facilidad. Así, para responder a la pregunta, no, no necesitas instalar un antivirus en tu móvil o tablet de Apple.

¿Por qué no hay aplicaciones de antivirus en la App Store?

Apple creó iOS, el software que funciona tanto en iPhones como en iPads (en este caso, en forma de iPadOS), para que fuera lo más seguro posible. Y precisamente porque todas las apps se revisan antes de hacerlas disponibles en la App Store, es prácticamente imposible que se cuele un virus.

Esta es la razón por la que no encontrarás ningún antivirus que puedas instalar. Apple asegura que no son necesarios. Quizás encuentres algunas aplicaciones de compañías de antivirus, pero no son antivirus en sí, sino navegadores privados, gestores de contraseñas...

La única compañía que estuvo a punto de conseguirlo fue McAfee, que desarrolló un antivirus de forma interna en 2008, pero nunca fue lanzado. Es probable que McAfee se diera cuenta que, debido a que la arquitectura de iOS impide que puedan entrar virus, su antivirus fuera inútil.

Virus en iPhone o iPad

Y McAfee tendría razón: los iPhones y los iPads son prácticamente los dispositivos más seguros en cuanto a malware. Ningún sistema lo es al 100 %, pero la forma en la que iOS está diseñado significa que ninguna app dudosa pasará el proceso de revisión y, por lo tanto, no tendrá acceso al sistema para dañarlo.

Eso es así porque Apple diseño iOS para que cada aplicación se ejecute en su propio espacio, también conocido como sandbox o entorno aislado. La app puede hacer lo que quiera (dentro de unos límites) mientras esté en esa sandbox.

También puede comunicarse con apps vecinas, pero nunca podrá salir de ese entorno aislado ni interferir con otras aplicaciones. Esta restricción deja los virus, que normalmente se propagan e infectan un dispositivo por completo, no tengan dónde ir.

¿Qué debo hacer para que mi iPhone o iPad esté a salvo?

Si te estás preguntando si debes hacer algo para que tu iPhone o iPad esté a salvo, la respuesta es que sí, y es tan fácil como mantenerlo actualizado. Cualquier vulnerabilidad podrá ser solucionada con actualizaciones.

Es por esto que no deberías ignorar esos recordatorios que recibes en tu dispositivo siempre que una nueva versión de iOS (o iPadOS) está disponible. Para saber cómo actualizar tu smartphone o tablet, consulta estos artículos:

Todas las aplicaciones te piden permiso para acceder funciones como la cámara, tus contactos o tus fotos. Así, solo accede a que sea así que estás seguro que se trata de una app fiable. Y asegúrate de comprobar qué te pide la app si es una larga lista.

También deberías seguir los consejos habituales: no abrir enlaces de correos a no ser que conozcas el remitente, no dar datos bancarios o contraseñas y utilizar un servicio de mensajería encriptada como WhatsApp o iMessage.

Apple también ha creado una alerta de página web fraudulenta en Safari para iOS, así que verás un aviso cuando visites una página sospechosa.

Por último, no hagas jailbreak en tu iPhone o iPad. Eso te daría acceso a archivos y ajustes no disponibles habitualmente, pero también incluye apps potencialmente dañinas instaladas desde fuentes poco reputadas.

Así, por muy tentador que sea instalar aplicaciones que no están disponibles en la App Store, los riesgos son muchos más que los beneficios.