Apple es buena en muchas cosas, pero quizás su cualidad corporativa más infravalorada es la voluntad de cargarse sus pequeños dispositivos.

Desde la unidad óptica hasta el FireWire y el puerto de auriculares, y recientemente el iMac Pro y el HomePod, pocas empresas son más inteligentes a la hora de reconocer el momento exacto en que un producto querido o una característica popular está a punto de superar su utilidad, ni tan poco sentidas a la hora de suspenderlo cuando esto sucede.

Apple necesita utilizar este superpoder ahora y poner fin al proyecto del iPhone mini antes de que las cosas se le vayan de las manos.

El caso del iPhone mini

El iPhone 12 mini tuvo mucho sentido en su momento. Parecía haber un hueco en el mercado: las personas con manos pequeñas, bolsillos pequeños y presupuestos reducidos parecían estar desatendidas, mientras los fabricantes de Android se apresuraban a ofrecer las pantallas más grandes posibles y Apple seguía su ejemplo.

Miraras donde miraras, una minoría de usuarios te decía lo mucho que echaban de menos el iPhone SE de 2016 y los otros teléfonos de 4 pulgadas que le precedieron, y lo mucho que esperaban que Apple lanzara otro teléfono del mismo tamaño.

Así que Apple hizo lo que cualquier populista que se precie haría, y dio a la gente lo que quería. Y el lanzamiento de finales de 2020 incluyó un número sin precedentes de cuatro nuevos modelos de iPhone, con un nuevo y diminuto tamaño de pantalla de 5,4 pulgadas ofrecido por el iPhone 12 mini. (Puede que una pantalla de 5,4 pulgadas no suene especialmente diminuta comparada con la del antiguo SE, pero cuando está contenida dentro de un diseño con muescas para toda la pantalla, resulta en un chasis realmente manejable en el bolsillo que tiene aproximadamente el mismo tamaño que el SE de 4,8 pulgadas).

Ahora hay que sentarse y esperar a que llegue el dinero. Pero, por desgracia, había un par de problemas con este plan.

Nadie sabe lo que quiere

El primer problema fue la sobreestimación del interés en un iPhone pequeño. El problema con las minorías que se hacen oír es que se centran en su voz y no en el hecho de que, en muchos casos, son una minoría muy pequeña, lo que da la impresión de ser numerosa por la fuerza de la persistencia.

Otro es que, cuando la gente decía que quería otro iPhone pequeño, lo que realmente quería era otro iPhone pequeño y barato. Ese mercado nunca pagaría más de 700 euros por el 12 mini, sino que se decantaría por el iPhone SE (2020).

Y Apple se encontró con que había hecho un teléfono que costaba demasiado para interesar a una mitad de sus clientes, y que hacía demasiados sacrificios en la duración de la batería y el tamaño de la pantalla para satisfacer a la otra.

Pero el mayor problema es que la mayoría de la gente no sabe lo que quiere hasta que se lo enseñas. Puede que crean que lo saben. Pero cuando el dinero está en juego se descubre lo que realmente le importa a una persona.

Puede sonar como algo muy condescendiente para decir sobre tus clientes, pero es el enfoque sobre el que Steve Jobs construyó la empresa. Es famosa su frase: "Es muy difícil diseñar productos mediante grupos de discusión. Muchas veces, la gente no sabe lo que quiere hasta que se lo enseñas".

Los placeres de un jardín amurallado

Apple construyó su éxito sobre un modelo de prescriptivismo condescendiente: no, no, no, solía decir, tú quieres eso, quieres esto. Por favor, no personalices demasiado la experiencia del usuario, la estropearás. Lo estás sosteniendo mal.

Esa filosofía suena terrible pero es increíblemente exitosa porque ¿sabes qué? El equipo de ingenieros y diseñadores de primera clase de Apple sabe realmente cómo diseñar un teléfono y su interfaz mejor que yo.

Hoy en día, Apple está más abierta a la idea de ceder el control. Nos permite cambiar de sus propias aplicaciones preinstaladas de iOS a alternativas de terceros, e incluso establecer esas alternativas como predeterminadas. Ha relajado un poco su control sobre la App Store. Y ahora fabrica el tipo de teléfonos que los usuarios dicen que quieren.

Esta locura debe terminar.

Sabremos si Apple ha hecho caso a mi llamada en septiembre, cuando el iPhone 13 haga su debut. Mientras tanto, puedes hacerte con una ganga en un modelo actual con nuestro resumen de las mejores ofertas de iPhone. Tal vez incluso el iPhone 12 mini. Pero lo dudo.

Artículo original publicado en inglés en nuestra web hermana Macworld UK.