Parafraseando al presidente de ficción Jed Bartlet (El ala oeste de la Casa Blanca), los periodistas que cubren Apple son el Charlie Brown del hardware barato. Una y otra vez, Apple amenaza con lanzar un smartphone realmente económico y, una y otra vez, se echa para atrás en el último momento. ¡Ay, Dios mío!

En las últimas semanas, algunos expertos del mundo de los rumores estaban convencidos de que la tercera generación del iPhone SE, que fue anunciado este martes en el evento de primavera Peek performance, sería el smartphone verdaderamente centrado en el presupuesto que el iPhone 5c y las dos versiones anteriores del iPhone SE habían prometido.

Antes de su llegada, penaba que el SE 3 podría ser un gran éxito si Apple mantuviera el precio por debajo de los 500 €. Un rumor de finales de mes aseguraba que la compañía podría venderlo incluso por debajo de los 400 € y mantener el SE 2 por menos de 300 €. Sin duda, unas cifras aterradoras si eres un fabricante de Android de gama de entrada.

Pero aquí estamos, ante un nuevo iPhone SE que en realidad cuesta un poco más que su predecesor en su lanzamiento, con un precio que inicia en 529 € gracias a la incorporación del 5G.

No es que el SE sea caro. De hecho, comparado con el iPhone 13 Pro Max, el SE parece realmente asequible. Pero dado su anticuado diseño, debería y podría haber sido considerablemente más barato, y así abrir nuevos mercados y nuevas oportunidades.

¿Ha dejado el iPhone SE de tener una buena relación calidad-precio?

Apple siempre ha dejado clara qué quiere conseguir con el SE. Es la manera de conseguir el último chip de móvil de Apple al menor precio posible. Solo hay que sacrificar otros aspectos.

Apple ha estado a la altura con el último SE, ofreciendo un móvil de gama media con el asombrosamente potente A15 Bionic que ya vimos en la serie de iPhones 13, mucho más caros.

Pero el A15 está un poco desubicado, pues está obligado a vivir en un chasis que debutó con el iPhone 8 en 2017 y que fue, en gran medida, una copia del iPhone 6 de 2014. Como dice mi colega Dom Preston, el diseño del SE "daba vergüenza hace dos años", y es "simplemente escandaloso" incluirlo ahora.

Es un diseño atractivo, pero incluso Jon Hamm estaría excediéndose después de ocho años.

Y esto no es solo una cuestión estética. El "nuevo" SE tiene una pantalla pequeña para los estándares actuales (4,7 pulgadas), y esta ofrece el mismo brillo y nitidez (relativamente flojos) que la generación anterior.

La cámara puede ofrecer nuevas funciones gracias a la influencia del A15, pero el hardware real no ha cambiado. (Y no hay modo nocturno, además.) Y sigue teniendo un botón de Inicio, lo que será una buena noticia para algunos, pero indudablemente anticuado.

Es realmente sorprendente que Apple haya conseguido alargar el uso del diseño del SE tanto como lo ha hecho porque podríamos describirlo en una frase: es el iPhone SE de segunda generación, más el A15 Bionic y el 5G.

Son novedades bienvenidas, pero la mayoría de la gente que compra el SE seguramente preferiría prescindir de esos lujos a cambio de tener un precio de 399 dólares o 299 dólares.

El camino económico no recorrido

Llevamos tiempo diciéndolo, pero ¿cuándo decidió Apple que solo vendería a los ricos? La empresa solía querer llevar la tecnología más avanzada al mayor número posible de usuarios, y ahora lanza Macs de 2.329 € que ni siquiera vienen con pantalla o teclado.

El enfoque premium de Apple tiene su lógica, ya que la percepción de exclusividad, de un estilo de vida enrarecido, forma parte del atractivo, y los usuarios premium son blancos lucrativos para la posterior venta de aplicaciones y servicios de suscripción.

Pero no tenía por qué ser así. Apple podría haber sido (y aún podría ser, si así lo desea Tim Cook) la empresa que realmente democratizara la tecnología. O, al menos, la empresa que vendiera a ricos y pobres al mismo tiempo.

Y también tiene sentido desde el punto de vista comercial. Hay millones de clientes potenciales ahí fuera que se alejan de la marca Apple por los altos precios de la compañía. ¿Por qué Apple ha cedido este mercado a Android? ¿No le gusta el dinero?

Es todo muy decepcionante. Pero hay motivos para la esperanza. Dicen que la próxima versión del iPhone SE será el primer smartphone de la compañía realmente centrado en el mercado económico, con un precio al alcance del consumidor medio.

Artículo original publicado en Macworld US.