Si estás esperando que Apple presente por fin un iPhone con un puerto USB-C, tenemos malas noticias: no va a llegar este año. Pero la intriga continúa sobre el futuro que le espera al único puerto del iPhone en los próximos meses.

Empecemos por el iPhone 14. Según iDropNews, Apple está "trabajando en velocidades [USB] 3.0 para el conector del iPhone 14 Pro". El puerto Lightning actual es USB 2.0, que tiene una tasa de transferencia mucho más lenta de 480 Mbps.

El USB 3.0 ofrece una tasa de transferencia de alrededor de 5 Gbps, o unas 10 veces más rápido que el puerto Lightning actual. LeaksApplePro informa de que la función será probablemente exclusiva del iPhone 14 Pro y del iPhone 14 Pro Max.

En realidad, Apple utilizó un puerto Lightning más rápido en el iPad Pro original de 12,9" antes de cambiar a USB-C en 2018. Requería un adaptador especial para desbloquear las velocidades más rápidas, que estaban limitadas al iPad Pro de 12,9" (1ª y 2ª generación) y al iPad Pro de 10,5".

Cuando el iPad se pasó a USB-C, subió la velocidad de transferencia a 10 Gbps y la aumentó aún más con el iPad Pro con M1, que soporta velocidades Thunderbolt de 40 Gbps.

Aunque incluir un puerto Lightning más rápido en el iPhone 14 sería otro punto de diferenciación entre el iPhone 14 y el iPhone 14 Pro, las cosas podrían ponerse aún más interesantes con el iPhone 15.

Los miembros del Parlamento Europeo anunciaron la semana pasada su apoyo a "un cargador común para dispositivos electrónicos portátiles" por una abrumadora votación de 43 a 2. La nueva normativa, que se espera que se haga oficial en mayo, exigiría que todos los teléfonos, tablets, auriculares y cascos que admitan la carga por cable tengan un puerto USB-C.

La normativa afectaría a numerosos dispositivos, incluido el estuche de carga de los AirPods, pero ninguno es más grande que el iPhone. Si sale adelante, es posible que Apple se vea obligada a pasarse a USB-C con el iPhone 15 o a eliminar el puerto por completo y depender totalmente de MagSafe y la carga inalámbrica.

Aunque las normas solo se aplicarían a los teléfonos vendidos en la Unión Europea, es muy poco probable que Apple venda iPhones con puertos USB-C en el extranjero y Lightning en los Estados Unidos.

Sea como sea, el cambio sería importante por razones obvias. El iPhone ha tenido un puerto Lightning durante los últimos 10 años, desde el iPhone 5 en septiembre de 2012, por lo que pasar al USB-C sería un cambio monumental que afectaría a innumerables accesorios y cables.

Y si Apple eliminara el puerto por completo, plantearía dudas sobre la velocidad de carga y CarPlay, entre otras características.

Así que no pierdas de vista el aburrido puerto de carga del iPhone. Las cosas están a punto de ponerse muy emocionantes.

Artículo original publicado en Macworld.com.