¿Debo comprar el iMac Pro o el Mac Pro de 2019?

Tanto el iMac Pro como el Mac Pro son los mejores equipos de escritorio de Apple que puedes comprar para desarrollar tu trabajo. Debido a su alto precio (incluso para la configuración estándar de ambos) solo atraerán a los usuarios más avanzados que demandan las especificaciones más extremas. 

Dado que muy pocos podrán permitirse una inversión de este calado, hemos querido enfrentar ambos equipos y opciones de configuración con el fin de aclararte cuál te conviene más en función del tipo de trabajo que vayas a desarrollar. 

Si necesitas lo último en potencia con macOS, el Mac Pro es el modelo que mejor te brindará eso. Por su parte, el iMac Pro extiende el rango del iMac a otro nivel, con la ventaja de que estarás adquiriendo un equipo con su solución de pantalla integrada. 

Análisis completo de iMac Pro vs Mac Pro (2019)

La última configuración del iMac Pro fue renovada a finales de 2017, frente al Mac Pro que se ha mantenido durante un largo período de tiempo que va más allá del año 2013, lo que ha permitido que estos años atrás, el iMac Pro se haya convertido en el mejor Mac para los profesionales creativos. 

 Con el último lanzamiento de Apple anunciado y a la espera de que el Mac Pro salga a la venta este otoño, son muchas las cosas que cambian en el panorama de ordenadores de escritorio de la firma Apple. Así es como quedan las cosas con las nuevas renovaciones.

Averigua qué ordenador de escritorio Apple Pro es el mejor para tí y para tu uso utilizando nuestra guía sobre las diferencias entre el iMac Pro y el Mac Pro.

Esta comparación se basa en todo aquello que sabemos sobre el Mac Pro 2019, que llegará en otoño de 2019, y el actual iMac Pro 2017. Puedes encontrar más información sobre el Mac Pro de 2019 en el artículo que publicamos nada más conocerse su llegada Review del mac Pro (2019): Primeras impresiones. 

¿Quieres leer más sobre el iMac Pro? Tenemos también una comparativa del iMac Pro frente al iMac de 27 pulgadas para conocer las principales diferencias entre la gama más vendida y la que utiliza procesadores avanzados para entornos más profesionales. 

Precios

En primer lugar, vamos a echar un vistazo al precio de los dos Mac que estamos analizando para ver de las diferencias de precio de entrada que estamos hablando. Un Mac de este calibre, como parece evidente, no es una pequeña inversión. 

Según ha indicado Apple, el Mac Pro más económico partirá de los 5.999 dólares, lo que probablemente signifique que su precio final sea de 5.999 € aproximadamente. Por su parte, la configuración más cara que Apple tendrá a la venta podría alcanzar la cifra de los 50.000 €. 

Si a esto le añadimos la parte del monitor, parece evidente que la opción de compra del Mac Pro (2019) es mucho más cara que la que presenta el iMac Pro. Como sabrás, puedes optar por adquirir cualquier monitor junto al nuevo Mac Pro. 

Sin embargo, para tener la mejor experiencia como buen profesional, Apple pone a la venta su nuevo monitor Apple Pro Display XDR a un precio recomendado de 5.000 dólares, al que hay que sumarle el soporte de la pantalla con precio estimado de 1.000 dólares. 

Estas cuantiosas cantidades hacen que puedas ver al iMac Pro con otra perspectiva e incluso pueda llegar a resultarte barato para tratarse de un equipo profesional. El iMac Pro más económico tiene un precio de venta de 5.499 €. 

Si incrementas sus especificaciones al máximo y agregas todos los extras (licencia de Final Cut Pro X y Logic Pro X), estamos hablando de 17.692 €, una cifra todavía muy por debajo de la del Mac Pro (2019). 

Sin duda, parecen precios extremadamente  altos cuando se comparan con los precios que Apple solía barajar para sus Mac Pro antes de la actualización de 2013. Hemos revisado nuestra base de datos y hemos comprobado que los Mac Pro por esa fecha tenían un precio inicial de 2.499 dólares para una configuración quad-core. Con 12 núcleos, ascendían hasta los 3.799 dólares. 

Es evidente que el mercado de equipos profesionales ha cambiado considerablemente y se ha diversificado para diferentes industrias. Estas máquinas no van dirigidas al típico fanático de la marca que quiere un sistema potente para su día a día. 

Tampoco para el típico diseñador que busca una configuración con la que editar sus fotos de estudio. El iMac es más que suficiente para poder abordar este tipo de tareas sin tener que desembolsar una gran cantidad de dinero a cambio. 

Por cierto, el Mac Pro de 2013 todavía lo puedes encontrar a la venta aunque no tengas acceso directo desde la gama de productos de Apple. Su precio para el modelo con procesador Intel Xeon E5 de seis núcleos y dos GPU es de 3.455,59 €, mientras que el de ocho núcleos asciende a los 4.655,59 €.

Diseño y construcción

El iMac Pro (arriba) y Mac Pro (abajo) resultan ser muy diferentes. El Mac Pro 2019 recibió el apodo de Cheese Grater Mac, aunque también es así como muchos describieron a la generación del Mac Pro de 2013 por su semejanza al aspecto de una papelera. 

La iMac Pro es una máquina todo en uno, lo que significa que es esencialmente un monitor con toda la tecnología integrada cuidadosamente bajo el mismo chasis, sorprendentemente delgado. Todavía es el único iMac que viene con acabados en Space Grey, e incluso el teclado y el ratón han recibido el tratamiento para presentar el mismo aspecto. 

Por su parte, el nuevo Mac Pro, tiene un nuevo diseño que se parece un poco al diseño de 2012. Es una torre de aluminio con agujeros en la parte delantera. Está muy lejos del diseño cilíndrico del modelo de 2013, hecho de un negro brillante que es muy reflectante, pero que hace honor a la frase de ‘la esencia se guarda en frascos pequeños’.

Tendrás que comprar, eso sí, tu propio ratón, teclado y monitor a parte para el nuevo Mac Pro (2019), que se suma al precio indicado previamente. A su favor cabe destacar que tienes más opciones de diseño, características, y en definitiva, personalización. 

 Características y especificaciones

Si bien, el diseño es un elemento importante en esta gama de equipos, lo que más cuenta con estas opciones profesionales es el potencial con el que cuenta en su interior. 

El iMac Pro cuenta con una ventaja inicial frente al Mac Pro (2019), que no es otra que la pantalla Retina. Es de 27 pulgadas y es descrita por Apple como un modelo Retina con calidad 5K. Esto significa que admite resoluciones de 5.120 x 20880 píxeles con 500 nits de brillo. 

El Mac Pro no tiene pantalla, pero Pro Display XDR es un monitor de 32 pulgadas y calidad 6K con hasta 1.600 nits de brillo. Baraja pues una resolución de 6016 x 3384 píxeles con 20,4 millones de píxeles. 

Más allá de estas diferencias clave, ambas máquinas  cuentan con enormes posibilidades de configuración. Cuando se trata de procesadores, puedes elegir entre los modelos de 8,10,14 y 18 núcleos para el iMac Pro. En el caso del Mac Pro (2019) se traducen en 8, 12, 16, 24 y 28 núcleos de CPU. 

Esto convierte al Mac Pro en el equipo Mac más potente que jamás haya fabricado Apple. Pero como todavía no está a la venta, el iMac Pro es actualmente el Mac más potente hasta que llegue la fecha de su lanzamiento, con unos resultados en las pruebas benchmark de 37.000 en Geekbench 4, una puntuación culminante. 

Aunque otros Mac ahora están comenzando a ponerse al día en ofrecer más núcleos de procesador, sirva como referencia la puntuación alcanzada por el MacBook Pro de 2,4 GHz y 8 núcleos, con el que conseguimos un índice de 31.066 en el modelo de 2019.

Hay un valor predeterminado de 32 GB de RAM en el iMac Pro, que se puede configurar hasta 64 GB o incluso 128 GB, y un SSD de 1 TB que puedes escalar hasta los 2 TB o 4 TB. El Mac Pro llegará con hasta 1,5 TB de memoria RAM y SSD de 4 TB máximo. 

En cuanto a los gráficos, el iMac Pro tiene una GPU Radeon Pro Vega 56 con 8 GB de memoria, y eso es configurable para la Vega 64 con hasta 16 GB de memoria. Las capacidades gráficas del Mac Pro serán sorprendentes, estamos seguros, con una variedad de opciones que incluyen la Radeon Pro 580X en el nivel de entrada y la Radeon Pro Vega II.

Dicha Radeon Pro Vega II ofrece hasta 14 teraflops de potencia de cálculo y 32 GB de memoria con 1 TB/s de ancho de banda, la cual resulta ser la más alta en entornos de GPU, según Apple. Podrás obtener el doble de potencia con la Radeon Pro Vega II Duo.

¿Todavía quieres más? Apple está ofreciendo el módulo de expansión Mac Pro y el Afterburner. Dos módulos adicionales que ofrecerán tarjeta gráfica adicional y líneas PCIe. El MPX se puede enviar con dos GPUs Radeon Pro Vega II Duo. Esas cuatro GPU se combinan para agregar hasta 56 teraflops y 128 GB de memoria de ancho de banda.

¿Qué sucede con los puertos y conectores de cada equipo? Veámos un rápido resumen de lo que ofrece cada uno de ellos como profesional al que querrás conectar diferentes periféricos externos. 

Puertos del iMac Pro

  • Conector de auriculares de 3,5 mm
  • Ranura para tarjeta SDXC
  • 4 x USB 3
  • 4 x Thunderbolt 3 (USB-C)
  • Ethernet

Puertos del Mac Pro

Según afirmaba el propio CEO de Apple, Tim Cook, el nuevo Mac Pro será el equipo Mac más configurable y más expandible que Apple haya fabricado.

  • 12 puertos Thunderbolt 3, con dos ubicados en su frontal
  • 8 ranuras de expansión PCI Express
  • 2 puertos USB-A, y un conector de audio de 3,5 mm.
  • Gran carácter modular

Veredicto

Parece evidente que el Mac Pro será el más potente equipo de los dos aquí comparados, pero esto no es del todo sorprendente si consideramos que Apple pretende que el Mac Pro sea su equipo buque insignia de cara al mundo profesional.

Sin embargo, el iMac Pro podría actualizarse pronto, momento en el cual la comparación entre ambos volvería a ser interesante en función de las configuraciones que escojas. A pesar de todo el poder del Mac Pro, su precio alto hace que la opción del iMac Pro parezca una buena opción para un gran número de usuarios.