Si has llegado hasta este artículo es porque estás pensando en comprar un nuevo ordenador y, seguramente te estés planteando si es mejor comprar un Mac o un MacBook. 

Lo cierto es que Apple cuenta con un abanico de opción tan variado que a veces es difícil elegir. ¿Cuál es el mejor Mac que puedes comprar? Lo cierto es que la respuesta dependerá del uso que lleves idea de darle a ese ordenador. 

Si un ordenador de sobremesa entra dentro de tus opciones, debes saber que un Mac puede llegar a brillar más que un MacBook por muchos motivos. Te contamos a continuación los cinco motivos por los que te recomendamos comprar un Mac en vez de un MacBook.

1. Puertos y capacidad de ampliación

Una de las mayores ventajas de comprar un Mac de sobremesa frente a un MacBook es que los Mac de sobremesa suelen tener más opciones de ampliación. Aunque los MacBook Pros más recientes tienen más puertos de los que han tenido en muchos años -tres puertos Thunderbolt 4 (USB-C), HDMI y una ranura para tarjetas SDXC-, sigue estando muy lejos de lo que se obtiene con el Mac mini (dos puertos USB-A) y el Mac Studio (hasta seis puertos Thunderbolt 4 y dos puertos USB-A), e incluso el iMac de 24 pulgadas tiene dos puertos Thunderbolt 4 (USB-C) y dos puertos USB 3.

Un puerto adicional puede no parecer mucho, pero te permite conectar aún más dispositivos externos -discos duros, teclados y otras cosas que puedas necesitar para tu trabajo diario- sin necesidad de hubs y dongles.

Sin embargo, los días de "jugar" con ordenadores de sobremesa de Mac han llegado a su fin. Incluso si adquieres un Mac mini o un Mac Studio, los Mac Silicon de Apple no permiten actualizaciones internas instalables por el usuario, ya sea de sobremesa o portátil.

La RAM está integrada con el procesador, así que si crees que necesitas más RAM que la configuración estándar, personaliza tu pedido en el punto de compra. Lo mismo ocurre con el SSD para el almacenamiento de archivos, aunque con más puertos puedes añadir fácilmente almacenamiento externo.

MacBook

El único Mac que Apple vende actualmente con componentes fácilmente actualizables por el usuario es el Mac Pro. Este ordenador, sin embargo, está diseñado para profesionales de gama alta, y son máquinas caras.

Además, es uno de los dos modelos de Mac que quedan que todavía utilizan procesadores Intel. Es posible que Apple saque un nuevo Mac Pro este año con su propio Silicon que sea actualizable por el usuario, pero también podría estar tan bloqueado como el Mac Studio.

2. Elige tú mismo/a el monitor

Otra de las grandes ventajas de los Mac de sobremesa es la versatilidad que ofrecen respecto a los monitores compatibles. Sí, es cierto que puedes conectar una pantalla a un MacBook, pero también estás pagando un precio más alto por la pantalla que lleva incorporada, que es más que probable que se cierre cuando se conecte a una pantalla externa.

Si vas a estar aparcado en un escritorio la mayor parte del tiempo o quieres la flexibilidad de una configuración de varias pantallas, un Mac de sobremesa es fácilmente la opción más inteligente.

Solo tienes que asegurarte de lo que necesitas. Los restantes Mac Intel de Apple y el Mac Studio pueden alimentar más de dos pantallas, pero los Mac de silicona de Apple son diferentes: el Mac mini M1 está limitado a un total de dos pantallas (una a través de Thunderbolt y otra usando HDMI).

El iMac de 24 pulgadas puede añadir una segunda pantalla a través de Thunderbolt. Aun así, eso es más que los portátiles M1 de Apple -el MacBook Air y el MacBook Pro de 13 pulgadas-, que solo pueden conectar una pantalla adicional, lo que dificulta una configuración multipantalla adecuada, y tendrás que gastar casi 2000 euros en un MacBook Pro de 14 o 16 pulgadas para poder utilizar hasta cuatro pantallas externas con los puertos Thunderbolt 4 (USB-C) y HDMI...

Así que si quieres la mejor relación calidad-precio para tu configuración multipantalla, elige un Mac de sobremesa y busca una buena pantalla externa.

3. Los Macs ofrecen una mejor velocidad

Una de las principales razones por las que puedes optar por un Mac de sobremesa en lugar de un MacBook es el procesador M1 Ultra de Apple. Se trata del chip más rápido y potente que Apple ha diseñado hasta la fecha, y solo está disponible en el Mac Studio de 4.629 €.

No nos malinterpretes, los MacBook Pros ofrecen un rendimiento increíblemente bueno, especialmente en los modelos más nuevos, pero no ofrecen el M1 Ultra, que convierte a los Mac de sobremesa de Apple en los más potentes de la compañía. Y debido a los requisitos de refrigeración del M1 Ultra, puede que nunca llegue a un portátil.

mac mini

4. Un diseño que se adapta a cualquier lugar

Aunque los MacBooks pueden ser extremadamente portátiles, no siempre encajan directamente en el estilo y el espacio que tienes en tu oficina, otra área en la que los Mac de sobremesa pueden brillar.

Mientras que Apple tiene algunos diseños de aspecto más básico como el del Mac mini o el Mac Studio, el iMac de 24 pulgadas ofrece a los usuarios de Apple múltiples opciones de color para elegir.

Eso significa que puedes elegir un ordenador que se adapte al esquema de colores de tu oficina sin tener que conformarte con el color plateado más minimalista de un MacBook estándar.

Como hay opciones más pequeñas, como el Mac mini y el Mac Studio, puedes encontrar un ordenador potente que se integre perfectamente en el espacio de tu oficina, incluso si no tienes mucho espacio en tu escritorio. Eso te permite maximizar el espacio de tu escritorio sin perder mucho de él para tu ordenador.

Mac

5. La mejor relación calidad-precio

Los MacBooks pueden ser excepcionalmente caros, especialmente si te decantas por los modelos más potentes. Pero no tienes que conformarte con romper el banco para conseguir un gran ordenador Mac.

En su lugar, hay múltiples opciones de precios disponibles para varios de los diferentes Mac de sobremesa que existen. Por ejemplo, el nuevo Mac Studio cuesta lo mismo que algunos de los MacBook Pro más potentes, pero obtienes más potencia, más puertos y más funciones.

Además, el iMac de 24 pulgadas que Apple ha lanzado con los procesadores M1 ofrece precios desde 1499 €, mucho más barato que los nuevos MacBook Pro con pantallas más pequeñas.

O puedes combinar una pantalla 4K de 24 pulgadas con un Mac mini por aún menos. Los Mac no son baratos, pero con la combinación adecuada de sobremesa y pantalla, puedes conseguir un ordenador completo sin necesidad de reventar tu presupuesto comprando un costoso MacBook Pro.

Estos son los mejores monitores disponibles para Mac.