Desde que fue introducido en 1998, el iMac ha pasado por varios diseños diferentes. Empezó como un CRT transparente antes de transicionar, brevemente, hacia un diseño tipo lámpara de 2002. Luego fue progresando hacia el aspecto tipo marco de fotos con barbilla que hemos tenido desde 2004.

Este último ha evolucionado de plástico blanco a aluminio y ha ido adelgazando con los años, pero no ha cambiado mucho desde 2007. Hasta ahora, claro.

Los nuevos iMacs de 24” traen color de nuevo al iMac por primera vez desde 2002. Hay siete colores disponibles: azul, verde, rosa, plata, amarillo, naranja y púrpura. En cada caso, el color de la parte de atrás del panel es más oscuro que en la parte frontal.

Así, en el caso del púrpura, encontramos un púrpura oscuro en la parte trasera y un tono lavanda en la parte frontal. Ese color lo vemos también en los lados del iMac, así como en el ratón y el teclado, e incluso en el cable de alimentación.

No hay duda que la decisión de comprar uno de estos iMacs nuevos será una cuestión de gustos: o bien te gusta el nuevo diseño o lo odiarás. Tengo que admitir que estoy un poco dudosa por mucho que quiera que me gusten los nuevos iMacs, pero creo que Apple ha cometido grandes errores con este diseño.

Los colores son demasiado bonitos

No es que Apple no haya hecho iMacs de colores en el pasado, así que tenemos que suponer que la compañía sabe si hay mercado para los ordenadores muy coloridos.

No obstante, en vez de tener un color para todo el mundo, la gama de colores para la que ha apostado Apple parece, odio decirlo, un poco femenino (creo que puedo decirlo siendo mujer). Un compañero se quejó de que el color trasero fuera reemplazado por una versión más suave delante, y se quejó de que Apple no hubiera utilizado el mismo tono rojo en la parte frontal del Mac rosa.

Diseño iMac 24

Otros han dicho que no ven la hora de poder comprar uno de los iMacs coloridos. Sin duda, habrá gente a quien le gusten esas opciones de color, pero me pregunto si habrá muchos más que no comprarán un iMac de 24” porque Apple ha limitado mucho el mercado de estos nuevos iMacs con estos tonos pastel.

¿O se ha dado cuenta la compañía que, ahora que en el último año la gente se ha visto obligada a trabajar desde casa, quieren un ordenador que vaya de acuerdo con su decoración? Quizás sea el mejor momento para una bonita pieza de tecnología que se camufle y no grite a los cuatro vientos que es un ordenador, como ocurría con el iMac original.

Diseño iMac 24

Para esos a quienes no les gusten las opciones de color, siempre tendrán el acabado en plata. Quizás veamos una gama de colores más oscuros cuando se lancen los iMacs con pantalla más grande.

El borde blanco es demasiado vistoso

O bien pensarás que el marco blanco a lo largo de los bordes le dan un bonito contraste a la “barbilla” en la parte de abajo de la pantalla de los iMacs, o te gustaría que el nuevo iMac hubiera tenido un marco negro. Tenemos que admitir que nos encontramos entre los segundos.

Parece una decisión un poco rara que Apple haya optado por unos bordes blancos después de hablar de cómo la pantalla Retina 4,5K es ideal para ver películas y editar fotos.

Diseño iMac 24

En este contexto, es interesante apuntar que el iPad Air y el iPad Pro solo vienen con bordes negros, mientras que el iPad y el iPad mini sí que tienen la opción de bordes blancos. No sabemos qué lógica ha seguido Apple.

Es probable que el borde negro fuera necesario cuando Apple introdujo el diseño todo pantalla del iPad Pro y Air. Pero también podría ser que Apple reconociera que un borde negro iba mejor en un dispositivo que puede que uses para visualizar fotos y ver películas.

¿Es posible que Apple crea que el tipo de persona que utilizará el iMac de 24” trabajará en apps con fondos blancos como hojas de cálculo o procesadores de texto? Esta teoría quedaría demostrada si, cuando Apple actualice el iMac más grande, lo hace con bordes negros. Pensamos que los bordes negros van mejor para profesionales creativos. Realmente esperamos ver bordes negros en el sucesor del iMac de 27”.

Si el nuevo diseño del iMac no te gusta, puedes encontrar un descuento para los iMacs de 21,5” descatalogados en nuestra selección de mejores ofertas de Mac. Alternativamente, el iMac de 27” quizás te vaya mejor. El diseño antiguo, que puedes ver en esta imagen, tenía bordes negros y una “barbilla” plata con un logo de Apple negro, hablando del cual...

Diseño iMac 24

El logo ausente

No presente en la parte frontal del iMac de 24” es el logo de Apple que solía estar en el centro de la llamada “barbilla” en la parte inferior de la pantalla. Aunque el diseño sigue siendo reconocible como un iMac, es posible que la ausencia del logo de Apple haga que la gente deje de reconocer que es un iMac (y los usuarios del Mac suelen querer que la gente sepa que son usuarios de Mac).

Hay, como mínimo, un logo de Apple escondido en la parte trasera de la pantalla. Parece que Apple piense que la gente va a ver tu iMac desde detrás, pero eso es solo así en las recepciones de las oficinas y, ciertamente, no muchas están abiertas ahora.

No es más ergonómico

Hace mucho que le pedía a Apple que rediseñara el iMac. Una de mis principales quejas del diseño era que su pantalla no era demasiado ergonómica.

Solía tener mi iMac en la oficina colocado sobre varios libros para elevarlo al nivel de los ojos, y no creo que eso fuera algo poco habitual. Por mala suerte, no parece que Apple haya hecho mucho para solucionar este problema con el nuevo iMac.

No es realmente de 24”

Lo que Apple ha solucionado con el rediseño del nuevo iMac es tener una pantalla más grande en una carcasa de tamaño similar. Al reducir los biseles, la compañía ha podido meter una pantalla algo más grande.

Apple asegura que la nueva pantalla es de 24”. El tamaño de una pantalla siempre se mide diagonalmente en pulgadas. Me decepcionó mucho saber que la llamada pantalla de 24” no es de 24”. La compañía admite en las notas a pie de página que es de 23,5” medida diagonalmente.

Diseño iMac 24

Podríamos pasarlo por alto si no fuera porque el iMac anterior era de 21,5” en diagonal y Apple no le llamó el iMac de 22”. No entiendo por qué Apple miente ahora y me siento engañada por Apple.

Estos son puntos totalmente subjetivos. Espero que el diseño del nuevo iMac termine gustándome y que el iMac vaya bien en ventas y demuestre que Apple sabe lo que hace en cuanto a diseño ahora que Jony Ive se ha ido.

Artículo original publicado en Macworld UK.