¿Te preguntas cuál es el mejor Mac para editar vídeos? Muchos usuarios opinan que, por regla general, los Mac son equipos pensados para creativos, diseñadores e ilustradores de la fotografía y el vídeo. Sin embargo, ¿son todos los Mac igual de válidos para editar? 

En los últimos años, Apple había recibido ciertas críticas por descuidar en parte a estos usuarios tan exigentes, algo que ha cambiado con la sorprendente actualización de modelos que ha llevado a cabo en 2019 y comienzos de 2020.

Hemos examinado todas las nuevas configuraciones de equipos Mac, tanto de sobremesa como portátiles, para acercarte cuáles son las configuraciones más indicadas para cada caso. 

De esta forma, los últimos MacBook Pro son máquinas que pueden competir de tú a tú con cualquier modelo de formato de escritorio. Lo mismo sucede con los iMac Pro, diseñados estos sí para profesionales que los utilizan como herramientas de trabajo.

Los Mac que mencionamos evidentemente tienen un precio elevado, pero hay opciones menos costosas que también pueden ser adecuadas para la edición de vídeo. Es el caso del nuevo Mac mini con más núcleos de CPU y el doble de capacidad.

A continuación, analizamos detenidamente la gama de ordenadores Mac que se encuentran a la venta, las opciones de personalización a tener en cuenta, los accesorios, el software y los servicios disponibles. 

La edición de vídeo siempre ha sido uno de los grandes desafíos para cualquier equipo informático, y la edición de vídeo profesional requiere de un sistema de gama alta. Los menos jóvenes recordarán el uso de complejas mesas de mezclas donde ahora hay un único Mac.

También debes tener en cuenta el hecho de la infinidad de opciones de configuración que ofrece Apple a la hora de adquirir un nuevo ordenador. En ocasiones conviene invertir un poco más en una unidad SSD de mayor capacidad, o más cantidad de RAM. 

Damos por hecho que todos los Mac pueden editar videoclips de vídeo, pero existe una clara diferencia entre poder editar un video rápido para plataformas como YouTube o Vimeo, y los que crean proyectos profesionales o cortometrajes.

Muchos de los proyectos o incluso películas de renombre son grabadas con un Mac con programas como Final Cut Pro o software de Avid. La edición digital demanda mucha potencia de procesador y gráficos, además de espacio de almacenamiento.

Esto se agrava además con la edición en formatos 4K para los que es necesario contar con mejores prestaciones. Veámos qué equipos Mac son los más apropiados para llevar a cabo edición de vídeo sin que te haga perder tiempo en las postproducción. 

¿Qué Mac es mejor para la edición de vídeo?

Si el presupuesto no es un problema para tu bolsillo, el mejor Mac para editar vídeo a nivel profesional (sin contar con la gama Pro) es el iMac Pro de 27 pulgadas con pantalla Retina 5K y procesadores Intel Xeon, cuyo precio parte de los 5.499 € el modelo más básico.

Ahora bien, puede que por trabajo necesites un equipo más centrado en la movilidad, de manera que puedas aprovechar tus desplazamientos para ser productivo y mostrar a tus clientes tus trabajos en vivo. Entonces, el MacBook Pro puede ser la solución más adecuada para ti, ahora que acaba de ser renovada.

Los hay que no pueden gastarse una auténtica fortuna y buscan poder editar vídeos con una cierta calidad. Con la última actualización de configuración llevada a cabo por Apple sobre el Mac mini, es otra de las posibilidades a considerar, aunque viene sin pantalla.

Mejor iMac para edición de vídeo

Centrándonos en lo que ofrece el iMac de 27 pulgadas con pantalla Retina, y sin pertenecer a la familia de iMac Pro, el modelo más básico viene con procesadores Intel Core i5 de cuatro núcleos y octava generación, además de gráfica Radeon Pro 570 dedicada.

De serie incluye 8 GB de RAM, ampliables hasta los 32 GB. Lo mismo ocurre con la unidad de almacenamiento Fusion Drive de 1 TB, que puedes ampliar hasta los 2 TB de la gama alta.

Incrementar su configuración de RAM a 16 GB, así como optar por 2 TB de Fusion Drive o una unidad SSD pueden ser razones suficientes para tener un equipo solvente en edición de vídeo si lo vas a utilizar para afrontar los vídeos caseros o familiares. 

Entre las configuraciones que puedes encontrar personalizadas, destaca la del procesador Intel Core i5 de seis núcleos con Turbo Boost a 4,6 GHz, los 32 GB de memoria RAM, y el SSD de 1 TB para prescindir totalmente de disco duro con parte mecánicas.

Mejor iMac Pro para edición de vídeo

Pero sin duda alguna, el mejor sistema para editar vídeo con un Mac si te quieres olvidar de tiempos de espera, es el iMac Pro. Son equipos que vienen con 8 núcleos de CPU y pueden llegar a alcanzar hasta los 18 si escalas la configuración del sistema.

La memoria RAM comienza en los 32 GB y permite alcanzar hasta los 128 GB. El almacenamiento, por su parte, es de 1 TB a 4TB, con opciones de gráfica avanzada Radeon Pro Vega 56 que puede modificarse por la Vega 64 con 16 GB de memoria gráfica.

La suma de todos estos componentes permiten alcanzar un rendimiento elevado. De hecho, cuando probamos el modelo de 10 núcleos con 128 GB de memoria RAM, logramos superar todas las pruebas de evaluación comparativa con una cifra de 37.000 en el segmento multinúcleo de Geekbench 4.

Para hacernos una idea, el iMac de con Core i7 de 2017 solo alcanzó en la misma prueba los 17.500 puntos. El precio de un iMac Pro parte de los 5.499 € y además de los núcleos de procesador comentados, sus procesadores pertenecen a la familia Intel Xeon. 

Mac mini para la edición de vídeo

Si tus necesidades de edición pasan por llevar a cabo proyectos personales sin grandes pretensiones, el Mac mini se posiciona como la solución más apropiada a cambio del precio que debes desembolsar.

Es evidente que no tienes gran espacio de almacenamiento, capacidad de procesamiento, y debes adquirir una pantalla por separado, pero con las funciones del sistema operativo y las aplicaciones, podrás desempeñar la tarea de edición de vídeo.

El Mac mini comienza en un rango de precios de 929 € con procesadores de Intel Core de octava generación, cuatro núcleos a 3,6 GHz con SSD de 128 GB y 8 GB de memoria RAM, ampliables hasta los 64 GB. Volvemos a incidir en apostar por al menos 16 GB de RAM.

Puedes aumentar las especificaciones del equipo incluyendo una CPU de seis núcleos, 64 GB de memoria RAM y un SSD de 2 TB lo que eleva su precio hasta los 4.849 €. Este ya es un precio para el que habría que plantearse la adquisición de un iMac con pantalla integrada.

Apple ofrece la posibilidad de adquirir junto al equipo la versión completa de Final Cut Pro X a un precio adicional de 329,99 €, o bien el Logic Pro X con un suplemento de 229,99 €, lo que viene a corroborar que Apple considera este equipo como apto para la edición de vídeo.

Aunque solo dispone del potencial ofrecido por los gráficos integrados de Intel, ya que no dispone de gráfica dedicada, es una buena elección para los editores amateurs o menos exigentes que buscan un sistema económico para el hogar que sea capaz de realizarlos.

MacBook Pro para la edición de vídeo

La actualización de configuraciones de los MacBook Pro se ha producido recientemente, por lo que te aseguras tener entre manos equipos con lo último en procesadores Intel Core. Puedes optar por los de pantalla de 13,3 pulgadas, o bien, los de 15 pulgadas con gráficas dedicadas más avanzadas.

Se trata pues de una elección sólida para todos aquellos que también demandan movilidad. En líneas generales, hemos tenido tendencia a recomendar los modelos de 15 pulgadas frente a los de 13 pulgadas, pero ahora que han desaparecido del catalogo, toman el mando de relevo los de 16 pulgadas cuyo precio parte de los 2.699 €. 

Todos los nuevos modelos cuentan ya con barra de navegación Touch Bar, además de Touch ID y del nuevo teclado Magic Keyboard con el que se deja atrás los diversos problemas que han presentado en los últimos años los portátiles de Apple.

Las opciones con Core i9 de novena generación y ocho núcleos de CPU están llamados a ser las nuevas estaciones de trabajo móviles enfocadas en la edición de vídeo y audio, con gráficos Radeon Pro 5550M, 64 GB de RAM y hasta 8 TB de almacenamiento SSD. 

Mac Pro para la edición de vídeo

Como sabrás, el Mac Pro mostrado por Apple por primera vez durante la celebración de la WWDC de 2019, y cuya disponibilidad se hizo esperar hasta el pasado mes de octubre, promete cambiar las reglas en lo que se refiere a rendimiento de sistemas Apple. 

Estamos seguros de que ésta debe ser tu elección de equipo Mac para abordar tus proyectos de edición de vídeo a nivel profesional o de estudio de grabación. Puedes adquirirlo tanto en formato torre, como en rack. 

Bien es verdad que se trata de una configuración de ordenador carísima, pero ya hay muchos profesionales interesados, ya que el dispositivo funciona con procesadores Xeon de hasta 28 núcleos, ocho ranuras PCIe de ampliación y la posibilidad de añadir diversas tarjetas gráficas. 

La máquina está pensada para usuarios que necesiten un rendimiento avanzado, de ahí la potencia monstruosa de su CPU, los ya mencionados procesadores (con PCI Express de 64 bits) y un ancho de banda descomunal. 

El monitor va aparte. Al precio de partida inicial de 6499 € se le une el del monitor de Apple bautizado como Pro Display XDR, una pantalla Retina 6K de 32 pulgadas, con 10 bits de gama cromática, brillo de hasta 1,600 nits, contraste 1.000.000:1 y un ángulo de visión super amplio.

Apple ha afirmado que juntos, el nuevo Mac Pro y el Pro Display XDR son las herramientas más potentes que la empresa ha puesto en manos de los clientes profesionales que buscan una tecnología avanzada, no solo de vídeo edición.

Conclusión

Así pues, a la pregunta de qué Mac debería comprarme para editar vídeo, la respuesta depende de si eres un editor de vídeo profesional que tiene fechas de entrega, o bien un aficionado o entusiasta que edita vídeos en sus ratos libres.

Si te pagan por cantidad de vídeos renderizados por hora, entonces elige un equipo iMac Pro con procesadores avanzados. La mayor velocidad al desarrollar los proyectos te permitirá amortizar el equipo en un corto espacio de tiempo. 

Damos por hecho que la opción de Mac Pro, por precio, va más bien dirigida a empresas y estudios profesionales que requieren el máximo potencial. Sumando el valor de la inversión completa, es una solución que hay que pensarse muy mucho. 

Ahora que Apple ha renovado sus MacBook Pro con la nueva gama de procesadores y tamaño de pantalla de 16 pulgadas, es un buen momento para adquirir una configuración de este tipo, si eres de los que lleva el equipo a todas partes para mostrar los proyectos.

Si solo estás buscando un equipo Mac para renderizar vídeos caseros, entonces deberías optar por el iMac de 27 pulgadas con pantalla Retina 5K. Ofrece la mejor combinación de velocidad, almacenamiento y relación calidad y precio.

Si tus pretensiones no son muy avanzadas, otra buena alternativa sería adquirir una configuración avanzada de Mac Mini para luego añadirle un monitor que también podría ser el nuevo Pro Display XDR.

Sin embargo, ten en cuenta que el Mac mini no podrás ampliarlo con más gráficas, como sí sucede con el Mac Pro y sus 8 ranuras PCI Express. 

Software y accesorios para la edición de vídeo

Parece probable que junto al sistema hardware, quieras adquirir el software de edición avanzada que te permita editar los vídeos. Final Cut Pro suele ser suficiente para la gran mayoría de usuarios, pero hay otras alternativas.

Avid Media Composer 6.5 y Adobe Premiere Pro son algunos de ellos, el segundo como parte del programa de suscripción de Creative Cloud de Adobe. 

Entre los profesionales, el Avid Media Composer sigue siendo el programa líder de la industria para la edición. Por su parte, Premiere Pro tiene muchas ventajas sobre Final Cut Pro con diferentes formatos de renderizado.

Desde hace relativamente poco tiempo, Adobe ha puesto en el mercado el software Premiere Pro Clip, el cual permite editar vídeos en dispositivos con pantalla pequeña, tanto para iOS como para Android, pensando en las tablet y smartphone.

También puedes echar un vistazo a este artículo donde te ofrecemos las mejores apps de edición de foto para iPad. Tenemos el reportaje equivalente para editar fotos desde el propio iPhone.