En 2020, se cumplirán 22 años de la llegada del iMac. A lo largo de los años, el ordenador de Apple ha tenido varios diseños hasta llegar al de aluminio actual, que ya se está quedando un poco desfasado.

Apple introdujo este diseño en 2007 y desde entonces ha padecido pequeños cambios, como el paso a un único cuerpo en 2009, la estructura más fina de 2012 o la introducción de la pantalla Retina en 2014.

En nuestra opinión, el diseño actual del iMac tiene algunos inconvenientes: no es ergonómico, los biseles son demasiado gruesos y el diseño lleva demasiado tiempo siendo el mismo. Esto podría cambiar en 2020 con la llegada del nuevo iMac.

Fecha de estreno: ¿cuándo se lanzará el nuevo iMac 2020?

Es posible que el diseño del iMac no vaya a cambiar nunca o que incluso termine por desaparecer con el cada vez mayor dominio de los portátiles. Por ahora, pensamos que esto no va a ser así, ya que está trabajando en el Mac Pro y un monitor.

Además, no hace mucho que empezó a comercializar el iMac Pro, seguramente siendo conscientes de que los iMacs son los ordenadores que más atraen a los profesionales creativos. Es por esto que todavía le auguramos futuro.

Lo que también creemos es que los cambios en el diseño de los ordenadores de sobremesa de Apple van a llegar primero al iMac Pro que al iMac y que el monitor de Apple va a dar muchas pistas sobre este nuevo aspecto.

Todo apunta a que Apple va a dar algunas pinceladas sobre cómo va a ser este monitor en la próxima WWDC de este junio. Por otro lado, es más que probable que el nuevo iMac no llegué hasta junio de 2020.

Diseño: ¿qué aspecto tendrá el nuevo iMac 2020?

Como hemos dicho anteriormente, el diseño del iMac no ha cambiado demasiado en la última década. De hecho, ningún otro producto de Apple ha durado tanto con el mismo diseño. Es por esto que todo apunta a que en 2020 el iMac tendrá un nuevo aspecto.

Biseles más pequeños y pantalla más grande

Lo más probable es que el nuevo iMac tenga biseles más pequeños en favor de una pantalla más grande. Esto sería posible con la tecnología actual, que permite reducir los marcos al mismo tiempo que dar más superficie a los paneles.

En la actualidad, el iMac está disponible en pantallas de 21,5 pulgadas o 27 pulgadas. Si se redujeran los biseles, seguramente tendríamos un iMac pequeño de 24 pulgadas y el grande de 30 pulgadas. Y todo ello sin que el dispositivo fuera mucho más grande.

Además, tener un iMac con una pantalla más grande también nos acercaría a la posibilidad de tener un iMac 6K más pronto que tarde. Uno de los rumores que corren es el lanzamiento de una pantalla 6K de 31 pulgadas junto al nuevo Mac Pro.

Una gama de colores más amplia

El iMac Pro está disponible solo en gris espacial, un color que Apple parece haber reservado solo para su ordenador más premium. ¿Qué posibilidades hay de que el nuevo iMac también se fabrique en gris espacial?

El iMac original se hizo famoso por estar disponible en colores afrutados, pero en los últimos años Apple ha apostado por comercializarlo primero solo en blanco y luego solo en plata. En cambio, los MacBooks ya están disponibles en gris espacial, plata y oro.

Mejor ergonomía

¿Qué podría hacer Apple para que el iMac fuera más ergonómico? Los de Cupertino podrían apostar por un diseño tipo lámpara como el que se muestra en la foto en el que se volvería a un pie con bisagras ajustable.

Si el nuevo iMac tuviera un pie más largo, quizás eso significaría también más flexibilidad para ajustar el iMac a la posición más conveniente. Podría resultar en un diseño algo extraño y poco atractivo, aunque hay que confiar en el talento de Jony Ive.

Barbilla más pequeña

Volviendo a la pantalla, el panel del iMac no solo está rodeado de biseles, sino también de una barbilla en la parte inferior. En ella se almacenan todos los componentes del ordenador, lo que hace entendible que tenga un tamaño de unos 6 cm.

Sin embargo, pensamos que sí que sería posible pasar alguno de los componentes a otra parte, lo que permitiría pues reducir las dimensiones de la barbilla y, por lo tanto, disponer de más espacio para la pantalla.

Especificaciones: ¿qué prestaciones tendrá el nuevo iMac 2020?

Mejoras en la pantalla

Uno de los grandes cambios que podría traer el iMac 2020 sería una pantalla más grande, lo que significaría también más píxeles. En la actualidad, el iMac de 27” tiene una pantalla Retina 5K de 5120 x 2880, mientras que el iMac de 21,5” tiene una pantalla Retina 4K de 4096 x 2304.

Una pantalla más grande en el iMac podría terminar resultando en una pantalla con suficientes píxeles como para que fuera 6K. También podría ser un panel HDR, que permitiría ver el contenido de Apple TV+ a una mayor calidad.

Otra novedad en cuanto a la pantalla podría ser que fuera ultrawide con aspecto de 21:9. Este tipo de paneles se han puesto de moda en los últimos dos años, aunque pensamos que lo veremos antes en el monitor que Apple está preparando.

Cámara FaceTime y tecnología Face ID

Cuando Apple actualizó el MacBook Air en 2018, añadió la compatibilidad con la tecnología Touch ID, una prestación que también tenemos en el MacBook Pro. Lo cierto es que el Touch ID resulta muy útil en los portátiles.

Sin embargo, esta función no es tan fácilmente trasladable al iMac. Vemos más factible que los ordenadores de sobremesa de Apple terminen adoptando la tecnología Face ID con una nueva webcam con TrueDepth.

Por otro lado, esperamos que Apple mejore la cámara FaceTime del iMac. El iMac Pro tiene una cámara superior con grabación de vídeo de 1080p, mientras que la del modelo menos premium graba solo a 720p.

Especificaciones mejoradas

Sobra decir que el nuevo iMac va a traer mejores especificaciones. Esperamos que Apple decida apostar por un procesador más potente, mejores tarjetas gráficas y otros cambios similares que lo convertirían en un ordenador superior.

De hecho, esto es lo que ha ido haciendo Apple a lo largo de los años. Con el iMac Pro de 2017, Apple tuvo que hacer ciertos cambios internos para poder introducir un nuevo sistema de refrigeramiento. Quizás sea hora de verlo también en el iMac estándar.

Almacenamiento

En nuestra opinión, ya viene siendo hora de que el iMac se pase a memoria flash. Es cierto que vender los iMacs con discos duros hace que puedan alcanzarse grandes capacidades a un precio bajo, pero no merece la pena si vas a terminar con un ordenador más lento.

Si realmente quieres ese almacenamiento extra, tu mejor apuesta será comprar un iMac con Fusion Drive. Este combina un gran disco duro con una SSD pequeña, lo que significa que puedes beneficiarte de altas velocidades y tener algo de espacio extra.

Pero lo cierto es que lo más probable es que no necesites tanto almacenamiento, sobre todo si lo terminas almacenando todo en tu cuenta de iCloud o utilizas una unidad SSD externa para guardar tus fotos, música y vídeos.

Procesadores

Los iMacs de 21,5” de 2019 tienen procesadores Intel de octava generación de seis núcleos, mientras que los modelos de 27” incluyen procesadores de octava y novena generación de hasta ocho núcleos.

Estos procesadores forman parte todos de la gama Coffee Lake de Intel. Lo más probable es que los iMacs de 2020 incorporen chips de nuevas series de Intel como Cannon Lake o Ice Lake, aunque otra posibilidad sería Comet Lake.

También se rumorea que Apple podría utilizar procesadores fabricados por la propia compañía a partir de 2020 tras varias frustraciones con su relación con Intel. De hecho, los de Cupertino ya utilizan sus propios chips en los iMacs Pro y mini y en el MacBook Air y Pro.

Tarjeta gráfica

Cabe esperar que Apple va a mejorar las tarjetas gráficas que utiliza en sus iMacs. Nos gustaría ver que los de Cupertino siguen utilizando tarjetas discretas. En la actualidad, las GPUs utilizadas son la Radeon Pro y la Radeon Pro Vega.

No siempre se han utilizado tarjetas gráficas discretas en los iMacs. De hecho, en 2015 todos los iMacs de 21 pulgadas, incluidos los más premium de 4K, utilizaban la Intel Iris Pro Graphics 6200, pero por suerte Apple decidió pasarse a Radeon Pro en 2017.

Memoria RAM

Algunos modelos de iMac de 2019 presentaron mejoras en el área de la memoria RAm, pasando de 2400 MHz a 2666 MHz en todos los iMacs de 27 pulgadas y en los de 21 pulgadas más caros. Esto mejoró su rendimiento y velocidad.

Además, los nuevos iMacs de 27” de gama media y gama alta ofrecen hasta 64 GB de RAM. Aunque el iMac Pro puede comprarse con hasta 128 GB de RAM, no pensamos que esta vaya a ser una opción con los iMacs de 2020.

Lo que sí que nos gustaría ver pronto es la posibilidad de cambiar la RAM de los modelos iMac de 21,5 pulgadas más fácilmente. Es relativamente fácil hacerlo en los iMacs de 27 pulgadas desde la parte trasera de la pantalla, pero los otros no tienen esa opción.

Puertos

También en la parte trasera, esperamos que Apple decida conservar los puertos USB A que encontramos en la actualidad, así como los dos puertos Thunderbolt 3/USB C y el puerto Ethernet. No estamos seguras de que vaya a conservar la ranura para tarjetas SD.