Desde hace años, los usuarios de Mac creen erróneamente que sus equipos informáticos están a salvo de virus y contenido malicioso y que, por ello, no es necesario instalar un antivirus.

Si bien es cierto que los sistemas operativos de Apple son más seguros que los creados por Windows, cada vez más se hace indispensable tanto para unos como para otros proteger sus ordenadores con programas capaces de detectar y eliminar malware.

¿Cómo nació la leyenda?

Uno de los principales motivos que explican el hecho de que los ordenadores Windows se hayan visto históricamente más afectados por los virus informáticos es simplemente porque han contado siempre con un mayor número de usuarios.

Es fácil comprender por qué durante todo este tiempo los hackers han focalizado sus esfuerzos en intentar atacar el sistema más utilizado de los dos.

Además, el macOS está basado en el sistema operativo Unix, que cuenta con varios mecanismos de protección. Estos se suman a las propias medidas de seguridad informática creadas por Apple, en las que profundizaremos más adelante.

Sin embargo, en los últimos años, la compañía de la manzana ha experimentado un incremento en su popularidad, al mismo tiempo que también ha ido aumentando la lista de software dañino que afecta sus productos.

Así lo afirma un reciente informe de Malwarbytes, según el cual en 2017 el malware en Mac creció un 230 por ciento y además consiguió introducirse en el sistema a través del App Store.

En la misma línea se sitúa un estudio de Avast, que afirma haber bloqueado más de 250 millones de amenazas en sus clientes Mac en el último año.

¿Cómo protege Apple tu Mac?

Como hemos anunciado anteriormente, los Mac cuentan con varios sistemas de seguridad que protegen los dispositivos en una primera instancia. A continuación, repasamos los cuatro más destacados.

1. Xprotect. Todos los ordenadores Apple vienen con esta herramienta de escáner automática, que analiza todos los ficheros antes de abrirlos para detectar un potencial ataque y bloquea aquellos procedentes de un desarrollador no aprobado por Apple.

Al intentar abrir un archivo infectado, aparece siempre una alerta avisándote de este posible peligro e incluso especificando el tipo de malware. En ese caso, el usuario debe eliminar el archivo de inmediato.

2. Gatekeeper. Lo mismo ocurre cuando intentas instalar un programa desconocido. Para autorizar solo el uso de software desarrollado y/o identificado por Apple, puedes cambiar las preferencias en el panel ‘Seguridad y Privacidad’.

Haz clic en ‘General’ y allí selecciona ‘App Store’, para permitir solo la instalación de programas publicados por Apple, o ‘App Store y desarrolladores identificados’, para permitir además la ejecución de software autorizado no procedente de la tienda de apps oficial.

3. Sandbox. Esta aplicación te mantendrá a salvo de aquellos programas que, aun habiendo sido aprobados por Apple, llevan a cabo funciones que no les corresponden. Así, no podrán acceder a información de tu Mac con la que pudiesen hacer un uso perjudicial.

4. Safari. Consultar Internet con el navegador de Apple también te protegerá de ciertas páginas fraudulentas, gracias a la tecnología anti-phishing que lleva incorporado. Además de impedir el acceso, Safari te avisará del posible contenido dañino con una alerta.

Por otro lado, como explicaremos más adelante, deberás tener instalada la última versión de complementos como Adobe Flash Player o Java, ya que, por seguridad, no funcionarán si no están actualizados.

¿Cómo identifica Apple una amenaza contra su seguridad?

Siendo la compañía tecnológica más importante del mundo, no es de extrañar que Apple cuente además con un equipo propio encargado de identificar cualquier amenaza contra la seguridad de su sistema.

En cambio, quizás sea algo más sorprendente que hayan sido los últimos en incorporar un programa de incentivos para compensar aquellos usuarios o expertos que les ayuden a descubrir fallos de vulnerabilidad.

El programa entró en vigor en agosto de 2016, tres años después que Windows, y cuenta con compensaciones que oscilan entre los 25.000 y los 200.000 dólares. Cabe destacar, sin embargo, que estos mismos fallos siguen estando mejor pagados en el mundo hacker.

¿Por qué y cómo actualizar el Mac?

Otra de las recomendaciones que hace Apple a los usuarios para proteger sus dispositivos es tener siempre instalada la última versión de su sistema operativo, por la sencilla razón que muchos de los fallos son corregidos a través de las actualizaciones.

A continuación, detallamos paso a paso cómo hacer que tu Mac busque y actualice automáticamente el sistema siempre que esté disponible una nueva versión. Ten en cuenta que en las imágenes hemos utilizado Mac OS X y para la descripción, macOS.

1. Selecciona el menú Apple pinchando sobre el icono de la manzana que encontrarás en la esquina superior izquierda de tu pantalla y abre el panel ‘Preferencias del Sistema’.

2. Haz clic sobre ‘Actualización de Software’ para abrir la configuración del sistema y de la tienda oficial de aplicaciones.

3. Clica la casilla junto a la opción de ‘Buscar actualizaciones automáticamente’ para permitir que Mac busque y te notifique las actualizaciones automáticamente.

4. Adicionalmente, clica la casilla junto a la opción de ‘Instalar actualizaciones de macOS’ para permitir que el Mac además instale las actualizaciones automáticamente.

Si el usuario prefiere hacer el mismo proceso manualmente, deberá asegurarse que las casillas anteriores no están seleccionadas y seguir las siguientes instrucciones para estar al corriente de las últimas actualizaciones disponibles.

1. Selecciona el menú Apple pinchando sobre el icono de la manzana que encontrarás en la esquina superior izquierda de tu pantalla y clica ‘Acerca de este Mac’.

2. Haz clic sobre ‘Actualización de software’ para acceder a la lista de actualizaciones disponibles en el App Store (en nuestro caso, ninguna). Este menú puede consultarse también a través de la barra de herramientas de la aplicación de la tienda de apps.

En ambos casos, hay que tener en cuenta que el ordenador deberá de reiniciarse después de una actualización. El tiempo de instalación y reinicio dependerá de cada actualización.

¿Por qué instalar un antivirus?

Apple hace un muy buen trabajo para proteger a sus usuarios del contenido malware. Sin embargo, desde Macworld te recomendamos instalar un antivirus porque a menudo la compañía de Cupertino no responde tan rápidamente como desearíamos.

Existe en el mercado un gran número de antivirus gratuitos que se adaptan a las necesidades de cada usuario. Si requieres de una protección continuada, puedes adquirir Sophos Home para Mac, que te alertará inmediatamente ante una amenaza.

Alternativamente, programas como NortonAvast y Bitdefender también te ayudarán a detectar posibles infecciones cuando analices manualmente un archivo.

Puedes consultar nuestra guía de antivirus de este año para conocer cuál de ellos es el ideal para ti y evitar caer así en la trampa de hacerte con un programa malicioso camuflado en antivirus.

Fue el caso, por ejemplo, de Mac Defender, que en 2011 se hizo pasar por antivirus y acabó convirtiéndose en la primera gran amenaza malware para Mac. En cambio, erróneamente se le ha puesto la misma etiqueta a la aplicación MacKeeper.

Otras formas de proteger tu Mac

Si pese a todo sigues sintiéndote desprotegido, existen otras medidas de seguridad para tu dispositivo Mac.

1Evita las redes de wifi públicas. Algunos hackers utilizan las redes públicas para acceder a información tan privada como las contraseñas de otros usuarios. Además, otros lo hacen creando sus propios hotspots y haciéndose pasar por un hotel o bar cercano.

2. Actualiza Java y Flash. Varios fallos en el sistema de Apple tienen como origen versiones no actualizadas de Java o Flash y es por esto que tu Mac los bloquea siempre automáticamente. Es recomendable pues tener siempre instalada la última versión.

3. No caigas en la trampa del phishing. Una de las vías de acceso de los cibercriminales son los denominados correo phishing. Protégete contra el phishing con programas gratuitos como BlockBlock o XFence y no instales nada que provenga de ellos ni des tu contraseña.

4. Encripta tu disco duro. El programa FileVault protege los datos de tu disco duro interno, además de ofrecerte la posibilidad de encriptar también tus discos extraíbles y externos. Activa este servicio en el panel de ‘Seguridad y privacidad’ de las preferencias de tu Mac.

5. No apoyes la piratería. Como hemos comentado con anterioridad, tu Mac es vulnerable a los programas no procedentes directamente del App Store y, por esa regla de tres, a todos aquellos descargados de manera ilegal.